miércoles, 19 de septiembre de 2018

TBR Challenge: ‘THE SONG OF ACHILLES’, by Madeline Miller




The topic of this month is Historical.

Published: 2012
Genre: fantasy (Mythical Greece)
My Rating: 5 stars


This month we have to read a Historical book. I decided to read this book that although it is not strictly historical, because it talks about a myth, it sounds historical enough. In a sense, it could be also considered paranormal, as there are gods that interact with humans with magic tricks and fate and prophecies.

It tells us the story of Achilles and Patroclus from the perspective of the latter. Although it’s been told for more than two thousand years, it’s amazing that can be told again from a fresh point of view.

I loved it, that’s all I want to say. Patroclus meets Achilles when both of them were children. Patroclus is a prince that does not measure up to his father expectations. Therefore, when he has problems, the father exiles his child to the court of another king, Peleus. Achilles, the son of this king Peleus, is magnificent creature, a mortal born to a goddess, so he is handsome, charming, and powerful, and the best warrior since Heracles. For reasons unknown, this attractive prince becomes the closest friend of the exiled Patroclus.

As they grow up together, their feelings change into something more powerful. They have to be together for the rest of their lives, no matter what. What started as a friendship developed to an intense love story.

And, at the same time, the prophecies lurk in the background. So when they go to the Trojan War, you know that Fate is going to arrive and, even though I knew how it ended, I cried and wished things were different for them.

This is quite a lovely and refreshing retelling of the old story. But you don’t have to be afraid if you don’t know anything about those times, because it can be read as the story of two warriors, from their childhood to the war in which both of them would find their destiny.

I love history and literature, for me the Iliad is the beginning of the Western Literature and I have enjoyed it for years. I’ve read the Homeric poems several times in my life. Achilles and its Myrmidons were not strangers for me. And yet, now I discover that Patroclus was, indeed, the best of the Myrmidons.

There’s an interesting change, and it’s the female characters. The women that appear are secondary characters, but each of them has her own personality, you see what their feelings, and thoughts were. I think that only a women writer can make these women so real, in flesh and blood, so to say, instead of mere clichés.

Perhaps someone would say that, if you like this myths, go for the real thing and read Homer, directly. But I’m not one of those. Homer can be fascinating or boring and not always easy. Not everybody has got what it takes to enjoy Literature. So I think this book is a great introduction to that old story. It’s an agile telling, with lots of dialogue and only the necessary descriptions, avoiding the risk of info dump. And the first person narrative introduces you directly in this fantastic world.

I recommend it wholeheartedly.

I cannot wait to read the second and third books published by this author.

lunes, 17 de septiembre de 2018

Crítica: “The kiss quotient”, de Helen Hoang


La novela del año, definitivamente, aunque a mí no me dejara resacosa
Berkley, 6/2018

DATOS GENERALES

Título original: The Kiss Quotient
Fecha de publicación original en inglés: 2016
Subgénero: contemporánea

SINOPSIS (según A la cama con… un libro)

Stella Lane cree que las matemáticas son lo único que une el universo. Utiliza algoritmos para predecir compras, un trabajo que le ha proporcionado más dinero del que sabe gastar y menos experiencia en el apartado de las citas que la media de cualquier treintañera. No le ayuda tener Asperger y que besar le recuerde a un pez piloto limpiando los dientes de un tiburón. Por eso contrata al despampanante gigoló Michael Phan. Mitad sueco, mitad vietnamita, Michael no puede rechazar la oferta de Stella y accede a ayudarla y rellenar todas las casillas de su plan de lecciones amorosas, desde el juego previo hasta más allá de la postura del misionero...
Stella no solo aprende a apreciar los besos de Michael sino a anhelar el resto de sensaciones que le provoca. Pronto su asociación sin sentido empieza a cobrarlo y el patrón que Stella descubre la convence de que el amor es la mejor clase de lógica.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Pues sí. Aunque sea de publicación muy reciente (junio de 2018), yo la tengo ya en mi lista en el puesto doscientos y pico, entre las mil mejores, ya que todo el mundo le da la máxima puntuación: All About Romance, en Smart Bitches Trashy Books, A la cama con... un libro, Dear author, Dirty Girl, Fiction Vixen, Latte night reviews, Smexy Books y We So Nerdy, por citar algunas páginas y blogs que sigo. Fue RT Top Pick! para Romantic Times y tiene ese aspecto «intercultural» que gusta a tanta gente.

CRÍTICA


Cuando empecé a oír hablar de este libro hace unos meses, leí la sinopsis y me dije que no era para mí. Una visión romantizada de la prostitución no es lo mío, así que este libro no me interesó.
Al final, lo he leído porque todo el mundo la pone por las nubes.
Una vez leído el libro romántico del año, lo confirmo: está muy bien.
La historia va de una chica que en el libro te cuentan que es autista y con dificultades sexuales. Se siente torpe en el sexo y se busca a un hombre prostituido para que le enseñe. Así se conocen Stella y Michael. Solo que esto es Romancelandia, y eso de «sexo solo por probar» acaba siempre con sentimientos amorosos de por medio.
Stella tiene pelas, un trabajo exigente y torpeza social. Michael dedica una noche a la semana a la prostitución porque necesita el dinero de su comisión para pagar facturas médicas de su madre, pero él lo que desearía ser, para lo que tiene talento, es para el diseño de ropa.
Te lo ponen como muy sexy, comparándolo con Daniel Henney. Por si alguien no lo conoce, he aquí imagen:

La novela es una contemporánea con su poquito (no mucho) drama, y bastante sexo (pero bien administrado y con sentido dentro de la historia).
¿Es bueno? Sí.
¿Tanto como dicen? Yo diría que sí, que se merece gustar tanto.
Lo disfruté y me dejó pegada a la página hasta que lo terminé. Cuando tenía que dejar de leer, pensaba en cómo seguiría la historia,… hasta que lo retomaba y me perdía en la existencia de Michael y Stella.
Como primera novela, además, me parece fabulosa.

Y entonces, ¿por qué no le doy cinco estrellas?
Primero, no me dejó resacosa. Al acabar de leerlo ya estaba mirando qué era lo siguiente que iba a leer.
Segundo, el planteamiento en sí me cabreaba. ¿Nadie cae en la idiotez de que todo ese sórdido tráfico de carne sea para pagar facturas médicas? O sea, algo así no sería un argumento creíble en España, Francia, Reino Unido o cualquier otro país civilizado con una sanidad pública medianamente en condiciones.
El problema de fondo no se soluciona prostituyendo a alguien de tu familia, ni con donaciones privadas de millonarios generosos (que seguro que en su cuenta de valores tienen acciones de aseguradoras que se forran gracias a pésimos servicios sanitarios). La solución que a mí me parece evidente –un servicio de sanidad publica y universal– ni se menciona.
Otrosí digo. Tampoco me convenció mucho el supuesto autismo de Stella. Vale, una friki algo maniática, pero no encajaba con mi idea de lo que es una persona con trastorno del espectro autista, no con los que yo he visto en la vida real. Como leí en una crítica, alguien preocupado por gérmenes no folla en el baño.
Por si acaso, la autora te cuenta que cuando decidió que la protagonista de su primera novela iba a ser autista empezó a investigar. Las descripciones del autismo suelen referirse a hombres, siendo un trastorno que –al parecer, según ella y sus lecturas– presenta diferentes características cuando lo padece una mujer. Y que, leyendo, leyendo, se dio cuenta de que ella tenía algunos comportamientos Aspergen. Por fin, casualidades de la vida, le diagnosticaron, a los 34 años.
Muy adecuado para el movimiento #ownvoices, pero a mí me sonó... forzado. Así que hablé del tema con alguien que sabe un poco de estos temas. Se mostró muy escéptico con toda esta historia. Cosas que yo le contaba de la novela y de la historia de la autora, según él, no coinciden con la literatura médica al respecto.
Tampoco es que me lo dijera muy convencido, ya sabéis que esta gente científica nunca te dice nada radical, te hablan de la evidencia hasta la fecha,... de que habría que ver los estudios,... que no cabe descartar de raíz,... etc. No me despejó las dudas. Me he quedado muy interesada en el tema, tengo que mirar a ver si hay evidencia o no de que hay un sesgo de género en este tipo de trastornos, como lo hay en otras enfermedades.
Sigue pareciéndome muy «de película americana» eso de que te diagnostiquen Aspergen justo al tiempo que sacas tu primera novela en la que, mira tú qué casualidad, la prota lo tiene porque tú has decidido (antes de que te diagnostiquen nada) que lo tenga.
Pero principalmente, el tema de fondo (la prostitución) me incomodaba. Durante años no tuve muy claro cuál sería el enfoque feminista más correcto sobre la prostitución; al final, me he decantado por el abolicionismo. ¿Por qué? Porque, en la realidad de la vida, no hay prostitutas (o prostitutos) sino personas prostituidas por otros, que solo por las circunstancias se someten e intenta sacar lo mejor de circunstancias horrendas y ¿lo tengo que decir de nuevo?
Sometimiento no es consentimiento.
Mi visión actual del tema (aquí, mejor explicado, el abolicionismo desde una perspectiva feminista) hizo que la lectura de este libro fuera incómoda en muchos momentos.
La carne humana como mercancía al servicio del cliente. Y como aún creo en la igualdad, lo que no quiero para las mujeres, tampoco lo quiero para los hombres.
Básicamente, yo veía a una víctima (Michael) y a un putero (en este caso, putera, Stella).
Como este es mi blog, venga a cuento o no, cuelgo este estupendo vídeo realizado por la periodista Teresa Lozano y la actriz Zúa Méndez, dirigido a los puteros. El putero no paga por follar, paga por violar.

Puede ser que me haya vuelto demasiado picajosa, lo sé. Es la edad, cuando te acercas al medio siglo, ya no te tomas nada at face value.
Me ha gustado la novela, la he disfrutado y la recomiendo. Pese a que a mí, como os digo, me haya dejado un poco escéptica la romantización de un tráfico deleznable (la prostitución) y de la enfermedad mental (el autismo).
Parece que en la siguiente (The bride test, prevista para finales de enero de 2019) va a repetir esquema, solo que con chico autista.
Sigo buscando una novela «5 estrellas» de 2018.
Valoración personal: notable, 4

Se la recomendaría a: quienes gusten de novelas con protagonistas imperfectos.

Otras críticas de la novela:
En español, he visto la crítica de A la cama con… un libro, que le da lo máximo, 5 Gandys. 
Esta novela tuvo una crítica DIK A- en All About Romance.
En Smart Bitches Trashy Books hay dos críticas, una de A y otra de Squee
5 estrellas le da la Dirty Girl Romance.
Lo mismo, Rowena, para Book Binge.
Y Kaetrin firma la crítica de A- para Dear Author.
Esas son solo algunas de las reseñas estratosféricas que he visto de este libro. Estoy por ver una de alguien que diga que no le ha gustado. Oye, que si alguien la encuentra, que me lo diga, ya por curiosidad. 

sábado, 15 de septiembre de 2018

Crítica: “Tú me enseñaste a amar”, de Claudia Velasco


Mucha miga apretadita en un relato corto
 
Formato kindle
DATOS GENERALES

Título original: Tú me enseñaste a amar
Subgénero: histórica / 1558/59
Fecha de publicación: 06/2014
Editor: Harlequin Ibérica, S. A.
Formato: Versión Kindle
Longitud de impresión: 99

Hijo de un terrateniente rico y poderoso, el irlandés Brian Dumboyne se convirtió en un negociante hábil y muy responsable, que se casó a los dieciocho años con su joven prima y enviudó a los diecinueve. Desde entonces no había vuelto a pensar en el amor.
Isabel Hermoso de Mendoza, duquesa de Estella, dulce e inocente, pero también inteligente y hábil con la daga y el arco necesitaba arco, ayuda. Un favor a un gran amigo pone a Brian en la tesitura de tener que llevarla de vuelta a España desde Inglaterra, donde estaba refugiada. Los dos se embarcarían en un viaje lleno de sorpresas, pero ¿podrían ambos darse una oportunidad y renunciar a todo por un amor extranjero?

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
No. Es de las que El rincón de la novela romántica recomienda entre las históricas españolas.

CRÍTICA

El 20 de junio publicaron un artículo en El rincón de la novela romántica sobre las mejores novelas históricas ambientadas en España.
Leo poca romántica en español y hablo aquí todavía menos, porque la mayor parte de las veces me hacen sentir tan mal que ni ganas tengo de hablar de ellas.
A pesar de todo, sigo con mi intento de encontrar buenas novelas románticas en español. Voy leyendo poco a poco las que escogieron en ese artículo de El rincón de la novela romántica. 
Esta segunda entrega es un relato corto (ciento y poco páginas) pero con mucha peripecia.
Tapa blanda

A pesar de su brevedad, pasan muchas cosas
Isabel, una aristócrata española, está secuestrada en la embajada española en Londres por su tutor, un pérfido cura llamado Rivera que quiere casarla a su conveniencia y manejar sus dineros.
Por esos azares de la vida la rescatará Brian, un mocetón irlandés, comerciante que además lucha muy bien.
La llevará, o ese es el plan, en su barco hasta que pueda contactar con su familia. Isabel confía en que la rescaten de las garras del perverso Rivera.
Las cosas se van complicando pero, obviamente, acabarán juntos y felices.
Esta novelita es un entretenimiento estupendo para una tarde tonta. Se desarrolla en Inglaterra, España, y en la isla de Irlanda. Y yo he calculado que debe ser 1558/59, porque ponen a Felipe II de viudo y con perspectivas de casarse con Isabel I de Inglaterra, por lo tanto antes de la paz de Cateau-Cambrésis.
Está escrito en un estilo competente y el prota es un cielo. Y con eso ya me tiene ganada, porque elude los dos peligros de la romántica en español, lo que me enfurece hasta decir basta (el exceso de adjetivos y los héroes cretinos).
Está bien y la recomiendo, aunque no, no se ha convertido en una autora de la que de repente me entren ganas de leer todo. 
Sigo sin encontrar una autora de romántica en español que me llene.
Valoración personal: amena, 3

Se la recomendaría a: los que quieran algo rápido y con mucha acción.

Otras críticas de la novela:
Críticas y reseñas en El rincón de la novela romántica.
Hablan también de esta novelita en El club de las escritorasEl mundo de Lady MosaicoLectura adictiva y también puedes leer un breve comentario en Wattpad con una metáfora que no acabo de entender del todo. Dice que si otras autoras  son como tila, esta es como el té, que la activa (o algo así).
Lectora de tot por alguna extraña razón piensa que esta es de la Regencia. 




Como reseñar un libro escrito en español es meterse en territorio comanche, me siento obligada a poner esto:

WARNING!

Para autoras en español
Mis críticas son para los lectores, no para los autores. (Para saber más, ver pestaña Sobre mí y mi blog, sección Público.)
No critico a personas, sino libros concretos.
Un libro NO es un hijo.
Es un producto que tú, profesional, pones en el mercado. Aprovecha el feedback gratis que te damos los consumidores para reconocer tus fortalezas y tus puntos débiles. Así podrás mejorar en tu producción futura y ganar potenciales clientes.
Es lo que hacen las empresas, algo por lo que pagan si no lo pueden tener gratis. Eres una empresaria autónoma, mejora la gestión de tu negocio.
No le des importancia a una sola mala crítica. Ahora, si son varias las que te indican el mismo defecto, reflexiona un poco antes de reaccionar como una foca. Igual hay algo que no estás haciendo del todo bien.
Si eres autor conocido, una crítica negativa puede hacer bajar tus ventas un 15% PERO si eres autor no conocido la reseña negativa aumenta las ventas en un 45%, casi tanto como una buena crítica. 
Piénsalo.

Para fans de autoras en español
Aquí explico mi experiencia lectora. Si la tuya ha sido distinta, me alegro por ti. Es más, enriquece mi blog con tu opinión, así mis lectores conocerán otros puntos de vista sobre el mismo tema.
Cada lector es un mundo, y el mismo libro que yo adoro puede que a ti te aburra. Y el que a ti te encanta, a mí me parece un pestiño.
No es algo personal. Ni me estoy metiendo contigo ni pienso mal de ti.

A tod@s
Sí, a mí también me puedes sacar fallos pero yo no le cobro a nadie por leerme.
Otrosí digo: Este es mi espacio de internet. Los comentarios ofensivos e irrespetuosos, los borro. Es mi casa, así que intentaré que no la pisen los trolls.



jueves, 13 de septiembre de 2018

Crítica: “Wanna bet?”, de Talia Hibbert


De amigos a amantes con toque intercultural

DATOS GENERALES

Título original: Wanna bet?
Subgénero: contemporánea

Fecha de publicación original en inglés: abril de 2018
Parte de una serie: Dirty British Romance #2

NO TRADUCIDA AL ESPAÑOL

SINOPSIS (según Good Reads)
Jasmine Allen tiene muchos vicios. Rahul Khan solo uno: ella.
Durante los últimos siete años, Rahul ha sido el más íntimo amigo de Jasmine. Sí, es fuerte, y sexy, y deliciosamente severo, pero no eso no es algo que a ella le preocupe. Desde luego no la tienta su sonrisa pícara ni su auténtica dulzura. No puede permitírselo. Porque todo lo que toca Jas acaba desmoronándose.
Rahul no está de acuerdo. Hace siete años, Jasmine le tocó, y aún sigue en pie, aún en pie, y todavía desesperadamente enamorado. Cuando por un desastre, Jasmine acaba en su habitación de invitados, Rahul se prepara para un mes de dolorosa proximidad, con la mujer a la que, en secreto, quiere.
Pero cuando él se da cuenta de que Jasmine podría, igual, quizá, también desearlo a él,… Entonces hay que apostar.
Ella es salvaje, inquieta. No sabe cómo amor, y no pretende aprender.
Pero ella, también, es suya. Y en este juego de deseo, Rahul juega para ganar.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica?
A día de hoy no está entre las mil mejores, pero sí entre las dos mil mejores novelas románticas, gracias a buenas críticas y a que tiene ese tópico que tanto nos gusta de «amigos a amantes».

CRÍTICA

En mi búsqueda de cositas buenas publicadas este año, doy con esta novela que se publicita como an interracial romance y ambientada en el Reino Unido actual.
Hay varias formas de tratar el tópico «Friends to lovers». Pueden ser auténticos amigos que de repente se empiezan a mirar de otra manera. O estar enamorados desde siempre, y ser tan parados que ninguno se lo diga al otro. O uno colado por el otro pero guarda silencio, mientras el otro está a flores.
Este último es, creo yo, el caso actual. Rahul ha querido y deseado a Jasmine desde que se conocieron en la universidad hace siete años. El perdió la virginidad con ella. Pero Jasmine no es buena en las relaciones amorosas. Y, puestos a elegir entre ser amantes pasajeros o amigos para siempre, Rahul prefiere la segunda opción.
Jasmine trabaja de abogada y vive en un cuchitril. Un siniestro le impide ocupar su habitación, así que se va al piso de su amigo Rahul mientras le arreglan el estropicio.
El convivir en el mismo espacio hará que todo el deseo sexual estalle entre ellos y parezca que, de una vez, Jasmine pueda ser lo que Rahul quiere.
El problema de Jasmine es que su madre la abandonó de pequeña. No se siente merecedora de amor y no lo busca. Llega a ser un poco borde y desagradable. Un puro erizo en su afán de eludir cualquier sentimentalismo.
Rahul es el héroe perfecto con más paciencia que el santo Job. La aguanta, mide sus palabras para no ofenderla, ni inquietarla. Cuando hay sexo el placer de ella es lo primero, lo de en medio y casi hasta lo último también. Y si Jasmine le dice «Piérdete», se aleja sin rechistar.
No sé, a veces me incomodaba, se acercaba mucho al perfecto felpudo. Si fuera al revés, Jasmine un tío y Rahul una tía, estaría subiéndome por las paredes gritándole que se alejara de alguien tan tóxico.
El estilo es de una contemporánea que, sin usar la narración en primera persona, sí que te lo cuenta muy pegado a la perspectiva de los personajes. La novela no va más que sobre su relación, así que es una forma de narrar coherente con el relato.
De vez en cuando usa flashbacks para contar como se conocieron, u otros momentos relevantes de su relación.
Los momentos sexis son explícitos y hay unos cuantos a lo largo de la historia.
Se supone que es una de las novelas más apreciadas en lo que vamos de año. Está bien, es entretenida, aunque no sea el tipo de novela que más me gusta.
Prefiero que haya otras cosas que se desarrollen en el argumento, y no sólo el relato amoroso-sexual. No me gusta mucho cuando me dan tan mascadito lo que los personajes piensan y sienten… Me va más el contraste entre lo que dicen y hacen y lo que el lector intuye.
Creo que es algo que me pasa cada vez más. Puede que el género esté cambiando hacia lo más sentimental y emocional y yo, simplemente, no lo sigo en este nuevo rumbo.
Creo que parte de la fascinación por esta historia puede venir del hecho intercultural, él hijo de padre musulmán y madre hindú, la familia de ella viene de las Indias Occidentales… Es uno de esos romances que etiquetan BWAM, o sea, Black Woman, Asian Man.
No obstante, para mí, aunque agradezco la diversidad, en realidad aquí no creo que el origen de los personajes añada nada (aunque hay otras lectores que sí que abundan en este punto). Para mí, son solo un par de ingleses actuales.
Se puede leer por separado aunque forma parte de una serie. Te advierten –no vaya a ser que alguien se traumatice y demande a la autora–, que en esta novela aparece negligencia parental y abandono, la muerte del padre y dependencia al alcohol. Sí, bueno, aparece, pero no esperéis un dramón, son cosas que se tocan de refilón, aunque sean muy trascendentes para el porqué de los personajes.
Aparte de la insana actitud de Jasmine hacia las relaciones interpersonales, está lo poco saludable de su dieta. Bebe demasiado alcohol y siente cierto gusto por la comida basura que,  cuando aparecía, me subía el colesterol solo con leerlo. 
Te describen su físico estrecho por arriba, casi plana, y ancho por abajo casi como una Venus esteatopigia. Por un lado me alegro de que estemos superando el tópico de heroína sílfide de esas que los héroes les abarcaban la cintura con las manos,… pero por otro lado, mi cabeza racional ya tenía hecho todo el cuadro de «accidente cardiovascular andante» o «diabetes tipo 2 en progreso». O sea, está bien que nos aceptemos como somos, y el modelo de belleza anoréxica también es insano, pero hay que ser realistas: tanta grasa no presagia nada bueno para la salud.
En resumen, una novela contemporánea ambientada en la multicultural sociedad británica de hoy. Entretenida y con sus momentos sexis. Pero nada que la haga inolvidable
Me ha gustado Talia Hibbert, y creo que tengo más libros suyos esperándome en el Kindle, así que le daré más oportunidades en el futuro.
Eso sí, resacosa no me ha dejado. Ergo,… sigo buscando un libro de 2018 que me enamore…

Valoración personal: buena, 3

Se la recomendaría a: quienes gusten de contemporáneas sexis y diversas.

Otras críticas de la novela:

Sólo he visto críticas en inglés, así que si alguien encuentra alguna en español siéntase libre de incluir la referencia abajo, thank you.

Red Hot Books la califica con lo máximo, una A+.
All About Romance, DIK A-
Una A merece para Smart Bitches Trashy Books.
Let’s Fox About It le da 5 estrellas y agradece la representación de una heroína gorda
Y 5 estrellas también obtiene en Elle Q.Sabine.
Finalizo con otra crítica entusiasta, la de Love in Panels! 

martes, 11 de septiembre de 2018

Crítica: “Sombras de sospecha”, de Pamela Clare


Un hombre torturado por su pasado redimido por el amor de una buena mujer (y van…)



DATOS GENERALES
Título original: Naked edge
Subgénero: suspense
Fecha de publicación original en inglés: 2010
Parte de una serie: I-Team #4

Edición en España
Traductora: María-José Losada Rey
Fecha Edición: 03/2012
Publicación: ediciones Pàmies

SINOPSIS (de la Casa del Libro)

Gabe Rossiter es un ranger que dedica su tiempo libre a practicar deportes de riesgo: esquí extremo, escalada… Admirado y deseado por su espectacular físico y sus habilidades como amante considera, sin embargo, que las mujeres no son más que simples objetos de placer a raíz de una triste historia de su pasado; algo que le ha hecho decidir no enamorarse de nadie.
Kate es una hermosa periodista de origen indio muy comprometida con su pueblo. Sus elevados valores morales la llevan a prometerse a sí misma que permanecerá virgen hasta encontrar al hombre que la complemente. Una mañana, cuando está disfrutando de un tranquilo paseo por la montaña, se produce un derrumbamiento que está a punto de costarle la vida. Por suerte, Gabe es testigo de lo ocurrido mientras practica escalada en roca y acude en su rescate.
A partir de ese instante surge entre ellos una intensa pasión, pero también se pondrá en marcha una cadena de acontecimientos que los llevará a descubrir una oscura trama de corrupción, robo de restos arqueológicos y asesinatos que les convertirá en el blanco de un asesino dispuesto a acabar con ellos.
Solo se tendrán el uno al otro para descubrir qué está ocurriendo y salvar tanto su vida como el corazón de Gabe.
¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Sí, entró en mi lista de Las mejores mil novelas románticas, en el puesto 612. Toda la serie I-Team fue elegida en la encuesta NPR como una de las 100 mejores series/novelas de romántica. Ganó el premio de la encuesta anual de All About Romance en la categoría suspense romántico; cuando la tradujeron aquí tuvo dos premios Dama, a la mejor novela romántica del año y a la mejor de suspense. Ha tenido buenas críticas, como 5 estrellas que le dieron en Under the covers, A en The Good, the Bad and the Unread, y A-/B+ en Kaetrin’s Musings para el audiolibro narrado por Kaleo Griffith. Luego, si te va el tópico de romance intercultural, este libro es para ti, porque ella es de cultura navaja y él, perfectamente wasp.

CRÍTICA
Para el TBR Challenge de agosto de 2018 leí este libro en inglés. Parece que solo me acuerdo de Clare para este desafío. ¡Tengo tantos suyos pendientes…!
Hasta ahora, había disfrutado de esta serie. Vale, las tramas de suspense no eran muy rompedoras. El esquema reportera dicharachera-maromo mazáo aunque repetitivo, es siempre de agradecer.
Pero esta vez,… va a ser que no.
La heroína se llama Katherine, pero con esa manía tan estadounidense por los hipocorísticos, la llaman Kat. Igual que a Gabriel lo apodan Gabe.
Kat nació de padre «blanco» y madre navaja, pero como la criaron en una reserva de Arizona, su cultura es navaja. Su abuela le transmitió todas sus creencias, espirituales y morales.
(No, a ver, parad un momento a pensarlo. Que queda muy bien cuando es otra cultura, pero pensad en vuestras abuelas, ¿de verdad querríais pensar lo mismo que ellas y tener su moralidad?)
Por esa educación, a esta virginal veinteañera no le interesan los hombres hasta que llegue Don Perfecto con el cual, obviamente, se casará, y tendrá hijos. Hasta entonces, a palo seco.
((Ya sabéis, el tópico de no he tenido ni un pensamiento erótico en la vida –o, si lo he tenido, no he actuado al respecto– hasta que llega el tipo de la vara –mágica– y me «da» mi primer orgasmo.))
Gabriel Rossiter es todo lo opuesto a Don Perfecto: un ligón y un yonqui de la adrenalina al que le va la escalada sin cuerda, el esquí extremo y todos esos otros deportes arriesgados porque, simplemente, ya nada le importa una mierda.
Salva a Kat varias veces. Ella se siente atraída por él. Pero como Gabe deja claro que no es de los que se casan, y Kat solo quiere el anillo y los niños,… pues nada, que a palo seco seguimos.
La trama de suspense gira en torno a un sitio llamado Mesa Butte, donde los nativos americanos celebran ceremonias. Hay un asesinato consumado y varios frustrados con Kat y Gabe como objetivo.
Lo que más me gustó de este libro fue el paisaje: la nieve, las montañas, la escalada en roca –algo que yo practiqué un poquito hace tantos, tantos años…–, las habilidades necesarias para sobrevivir, y el valor que demuestran en las peores situaciones.
Pero en su conjunto, diría que me interesó solo medianamente. Varias cosas me hicieron desconectar, no pude «entrar en calor» ni con los personajes ni la trama o el estilo tan mojigato. En la crítica de All About Romance, dicen que «Si [Kat] fuera cristiana, podría haber sido un romance inspirador. En lugar de ello, se refiere a la conexión espiritual con la Tierra y la naturaleza alrededor de ella y las tradiciones navajas».
Tienen razón. Hay páginas y páginas dedicadas a la espiritualidad y a las creencias religiosas. Así que sí, creo que podría ser un inspirational romance aunque no lo sé seguro porque yo de eso no leo.
Ese es mi problema: no me interesa la espiritualidad ni la religión, ni la de los nativos americanos, ni la cristiana, la musulmana ni cualquier otra. Así que el libro se me fue haciendo más y más aburrido. Respeto las creencias de todos, claro, pero me resultan algo totalmente ajeno, como si me hablaran en otro idioma que yo no entiendo, o de lo apasionante que es el curlin, me alegro por ti si lo practicas y te hace feliz, pero yo, ni lo entiendo, ni me interesa.
Hace diez años, igual me habría encantado. Pero después de leer romántica durante décadas, mi paciencia respecto a determinados tópicos ya se ha agotado.
Al final, es la historia de una buena virgen reformando a un hombre torturado. Tuvo una mala experiencia con una mujer y entonces desconfía de todas, ya no cree en el amor ni los finales felices, y se dedica al sexo por el sexo y a los deportes de riesgo. No, se parece demasiado a la actitud de como yo lo he pasado mal, ahora le jodo la vida a los demás.
Por su parte, Kat es la virgen virtuosa. Muy femenina, vestida siempre con falda, muy amita de su casa que sabe cocinar, la mujer-mujer, con pechos naturales (las operadas son las otras, «las malas»), tierna, emocional, apegada a sus raíces, etc. etc. Te la crees porque es de otra cultura (como si aquí te pusieran a una señora calé, por ejemplo). No tengo nada en contra de ese tipo de heroína, pero –de nuevo– no me interesa.
Creo que este libro está genial si tú eres virgen, porque te muestra el respeto que mereces, el esfuerzo que tienes que exigir al hombre que quiera estar contigo. Te «empodera» y te da razones para que no rebajes tus exigencias. Que tus deseos y creencias importan. Y eso está genial.
Pero hay tantas cosas que no tragué... Por ejemplo, las escenas sexis están muy bien. Sin embargo me rechinó muchísimo eso tan viejuno de decir que no es sexo si no hay coito. No, toda práctica sexual es sexo, no hace falta que haya coito, son experiencias válidas por sí mismas no son preliminares ni sucedáneos de nada,… qué obsesión «penecéntrica» con el sexo penetrativo.
Y ese rol tan tradicional de Kat, como virgen redentora del hombre descarriado,… No podía dejar de ver en ello el típico control social a través de la represión sexual de la mujer. Cuanto más pequeña es una cultura, y más amenazada, más patriarcal es, más sexista, más fuerza a la mujer a unos límites estrechos, como transmisora de los valores tradicionales.
Luego está esa admiración absurda por «lo natural» o «lo tradicional». ¿De verdad? ¿O sea, tú usas un teléfono o ves una televisión o te mueves en un coche de hace cincuenta años? ¿Por qué crees que dar a luz como se hacía hace medio siglo es mejor?
(((Viva la mortalidad perinatal y vamos a volver a morir en el parto.)))
Es uno de esos pocos libros de romántica que me han hecho pensar, en algún momento, eso que dicen tantos detractores de  romántica: que mete ideas poco realistas (y hasta peligrosas) en las cabezas de las mujeres.
Pero vamos, que es solo mi experiencia, ¿eh?
Valoración personal: allá tú, 2.

Se la recomendaría a: los amantes de la espiritualidad y el aire libre.

Otras críticas de la novela:

Como suele ocurrir cuando un libro no me gusta, recomiendo encarecidamente la lectura de otras críticas, más positivas que la mía.
Las críticas de El rincón de la novela romántica son favorables.
Lo máximo, 5 libros, le dan en Papel Dreams (que pese a su nombre, es blog en español).
Para A la cama con… un libro es merecedora de 3 ½ Gandys
En inglés, como ya he adelantado, la calificaron con una A+ en The Good, the Bad and the Unread y 5 estrellas en el book blog Under the covers.
Por último, en All About Romance, le pusieron una B+.