viernes, 25 de julio de 2014

Crítica: "Flores en la tormenta", de Laura Kinsale



La mejor, o una de las mejores, de todos los tiempos. Un clásico absoluto. Hoy me acerco a uno de los mejores puestos del Top 100. Con humildad, con respeto, con adoración. Así es como se deberían escribir las novelas, cualquier novela, de cualquier género. La inmensa mayoría de las novelas románticas pasarán, caerán en el olvido. ¿”Flores en la tormenta”? No, me niego a pensarlo.
Diseño portada DeBOLS!LLO: Joana Santamans


TOP 10

DATOS GENERALES



Título original: Flowers From The Storm
Fecha de publicación original en inglés: 1992
Subgénero: histórica – Reinado de Jorge IV del Reino Unido
Puesto en la lista AAR 2013: 06

Traductora: Ana Eiroa Guillén © 2006

Fotografía de la portada en la edición DeBOLS!LLO: Torre oeste de la casa Cotehele en Cornualles, Inglaterra, 1830. © Historial Picture Archive

SINOPSIS (de la contraportada)

Él era uno de los hombres más brillantes y seductores de la alta sociedad inglesa hasta que la tragedia le condenó a un mundo de silencio y locura; ella, un alma sencilla y generosa que creía en el poder de la redención. Y esta es una de las novelas de amor más hermosas y originales que se hayan escrito.

Desde que fuera publicada en Estados Unidos, Flores en la tormenta se ha convertido en una de las historias románticas más elogiadas por crítica y público. Es uno de esos libros que, por la intensidad y la belleza con que logra transmitir los sentimientos, despierta la admiración de las mejores autoras del género. Pero, aún más importante, es una de esas novelas que las lectoras no se cansan de recomendar y que año tras año votan entre sus preferidas… porque para ellas Flores en la tormenta es, realmente, un título indispensable y una joya dentro del género.

CRÍTICA

“Flores en la tormenta” se ha convertido en una de las novelas románticas favoritas de todos los tiempos. Veamos por qué.

Al altanero Christian Langland, duque de Jervaulx, le gusta vestir bien y vivir mejor. Además, colabora en investigaciones matemáticas con un señor cuáquero, quien por estar ciego precisa la ayuda de su hija Arquimedea “Maddy” Timms. Maddy no conoce en persona a Christian hasta que presenta públicamente, con su padre, descubrimientos que rompen con la geometría euclidiana.

Poco después, el duque sufrió una especie de ictus. Como no era capaz de hablar o coordinar sus dos manos en tareas sencillas, creían que estaba loco. Lo encierran en un manicomio. Allí es donde Maddy se reencuentra con él, no loco sino enloquecido por el trato que le dan. Esta solterona cuáquera jamás se habría relacionado con él de no ser por las matemáticas, primero, y la enfermedad, después. Se describe de manera bastante creíble el estado de Christian y cómo, poco a poco y con ayuda de Maddy, va recuperando el dominio de sí mismo. Con avances y retrocesos. Está muy lograda la difícil traducción al español de sus pensamientos, cómo capta el discurso de quienes lo rodean y cómo habla él. Un aplauso, por favor, a la traductora habitual de Laura Kinsale, Sra. Eiroa Guillén.

Los propios familiares de Christian presionan. Su madre, bienintencionada pero demasiado religiosa, sólo ve en el estado de su hijo un castigo por su vida de depravación. Sus hermanas y cuñados ansían quitarlo de en medio para manejar la fortuna familiar. Su tía, Lady de Marly, quiere un heredero legítimo para que el ducado no revierta a la corona, importándole bastante poco lo que le pueda ocurrir después a Christian. Y éste, con su carácter orgulloso intacto, recobrando su inteligencia y lucidez, pero incapaz de expresarse como antes, sólo tendrá a su lado a su enfermera cuáquera, y a dos amigos leales.

Christian es el ejemplo perfecto de una de las diez reglas básicas sobre héroes de novela romántica:


9. Los héroes nunca son estúpidos.
Pueden estar encerrados en sus propios cuerpos después de un derrame cerebral, incapaces de hablar claramente o incluso comunicarse en absoluto, pero nunca son estúpidos. La estupidez nunca es heroica. Incluso en su forma más retorcida y oculta, tan disfrazada que no puedes decir que está allí, la inteligencia siempre está presente, como el duque de Jervaulx en “Flores en la tormenta” de Kinsale. Es un calavera dilapidador, depravado hasta las cachas, pero un genio de las matemáticas - por lo que incluso cuando no puede hablar, es brillante- y brillantemente enojado. Cuando Maddy Timms, una tranquila mujer cuáquera, se da cuenta de que él, aunque no pueda hablar, todavía puede pensar, es un romance bañado en angustia, pero potente, entre los mejores que se han escrito, sin excepción.


(“Beyond Heaving Bosoms” de Sarah Wendell y Candy Tan © 2009 by Smart Bitches Trashy Books LLC, ed. Fireside)

Maddy y Christian se enamoran, pero es un sentimiento nacido de la dependencia mutua: no habría surgido si Christian hubiera encontrado alguna otra persona que lo ayudase; tampoco si Maddy no hubiera sentido que hacerlo era una especie de misión divina.

Ella predica con el ejemplo la sencillez en el habla, en el vestir, y en el trato con todas personas. Puede parecer fría y sentenciosa, pero a mí, personalmente, me encantan estos personajes femeninos que intentan vivir de acuerdo a sus convicciones personales, aunque todo se les ponga en contra. Amar a Christian significa no sólo perder la única sociedad que conoce, sino también entrar en una que aborrece.

Con tales protagonistas, no hay que esperar diálogos ingeniosos, ni una gran intriga que te haga devorar las páginas compulsivamente. Los acontecimientos externos no son lo importante, sino las zozobras internas de los personajes, sus intensos sentimientos. El sexo explícito expresa el amor que sienten, pero son escenas muy coherentes con el desarrollo de la historia y con el tipo de personas que son los protagonistas: no encontraréis aquí una mojigata virgen que a los dos días se haya vuelto una fiera sensual.

Además de conseguir el puesto n.º 6 en el Top 100 de 2013, “Flores en la tormenta” fue escogida entre las cien mejores novelas románticas del siglo XX (The Romance Reader, también en el puesto 6). En 1996 y 1998 ganó el premio de los Romance Readers Anonymous al mejor romance de todos los tiempos, y como un All-Time Favourite está igualmente considerado por RT Book Reviews. Ha estado en todos los Top 100 de All About Romance, y en puestos destacados: 15 (1998), 4 (2000), 2 (2004), 5 (2007) y 6 (2010).

Tendrá cosas negativas (no es romántica al uso, la heroína se te puede atragantar, el ritmo resultar lento) pero, para mí, tiene todo aquello de lo que carecen tantas novelas románticas. La historia se narra sin prisas pero sin demoras. Los personajes no son bidimensionales, sino que se resultan personas de los años 1820, y no adolescentes modernos disfrazados de personajes de Austen.

No insulta la inteligencia. Es un desafío intentar entender a Christian, o captar los matices del comportamiento de Maddy en una sociedad tan clasista.

Los conflictos a los que se enfrentan son reales, nada de “estúpidos malentendidos”. Ambientada en torno a 1827-1828, procura reflejar de modo algo más realista de lo habitual, la mentalidad de la gente de aquella época. Los problemas surgen de la propia realidad a la que se enfrentan estas personas. Si vivieran en otro tiempo o lugar, la historia sería otra.

Cuando Jackie C. Horne (Romance Novels for Feminists) aceptó el reto de indicarle a un no lector del género un libro que fuera modelo de novela romántica, le ofreció “Flores en la tormenta” y “A Woman Entangled” de Cecilia Grant (2013). Lo cuenta aquí. El detalle con el que me quedé es que a esta persona le sorprendió que el libro tuviera tan sólida investigación detrás. Y en temas tan diversos como finanzas, el estado de la medicina por entonces, o los demás detalles históricos propios de la época. Hasta preguntó si no lo habría escrito un hombre pretendiendo ser mujer porque, creía, a las mujeres esos temas no les interesan.

Resumiendo: desafiará los prejuicios de quienes lo “saben todo sobre” la novela romántica sin haber leído nunca ninguna. La crítica en All About Romance lo dice: 


“Este es la clase de libro –es el libro – que dar a quien trata sin respeto al género romántico por considerarlo frívolo y nada más que porno suave para mujeres”.


Valoración personal: un clásico imprescindible, 5

Se la recomendaría a: todos los amantes del género novelístico, romántico y no romántico. ¿El problema? Que te la pongan tan por las nubes que luego digas “no era para tanto”. Lo mejor sería leerla sin saber nada por adelantado.

Otras críticas de la novela:

En el blog Novelas Románticas: Críticas, reseñas, opiniones… y en El Rincón de la Novela Romántica, donde junto a la opinión de otras lectoras puede leerse una versión anterior de esta crítica.

Añado dos más que le ponen algún pero al libro y, sin embargo, la recomiendan: Revista Krítica y La Página 17.  

En inglés, destaco dos. Una, la de All About Romance, que empieza así: 


“Si quieres leer un libro que se acerca a la perfección más que cualquier otra novela romántica histórica, entonces coge “Flores en la tormenta”. La historia, el lenguaje, la intensidad emocional: este libro lo tiene todo. Es Laura Kinsale en su mejor forma – o la de cualquier otro, si nos ponemos a ello”.

La otra es de Rakehell

Ficha en la FictionDB.

Otras novelas de la autora en el Desafío AAR:

AAR 86. Laura Kinsale – The Shadow and the Star / Sombra y estrella (1991)
AAR 89. Laura Kinsale – For My Lady’s Heart / Por el corazón de mi dama (1993)

Ediciones en España:

-       Flores en la tormenta (2006) Plaza & Janés Editores, S.A.
-       Flores en la tormenta (2006) Círculo de Lectores, S.A.
-       Flores en la tormenta (2007 y 2008) DeBOLS!LLO

miércoles, 23 de julio de 2014

Greenwich: paseando por un plató / Greenwich: walking on location


He tenido abandonado el blog bastantes días por estar de viaje en Londres. El año pasado hicimos bastantes cositas típicas (el Museo Británico, la Galería Nacional, etc.). Este año nos hemos inclinado por otras cosas algo menos transitadas.

I haven’t written in my blog for some days as I was in a journey to London. Last year we saw some of the most typical things, like the British Museum or the National Gallery. This year we tried things that were just a little bit different.
 
El Observatorio, desde el Museo Marítimo. Autor: Nigel Chadwick; fuente: wikicommons

Aprovechando el magnífico tiempo que ha hecho, nos fuimos a una excursión que es casi campo abierto. Pero en Londres. Greenwich, con su Observatorio en lo alto de una colina. Es una localidad encantadora, con un amplio parque. Subir al observatorio te lleva nada. Pero creo que lo que más me sorprendió fueron los edificios georgianos que hay justo abajo, al lado del Támesis.


As there was a very sunny weather, we made an outdoors walking to a place that is nearly open field. But in London. Greenwich. With the Royal Observatory on top of the hill. It’s a charming place, with a large park. A short walk will take you up to the Royal Observatory. But I was surprised by these Georgian buildings just on the Southbank of the Thames.

 
Royal Naval College. Autor: Martin Falbisoner; fuente: wikicommons
Patrimonio Mundial de la Humanidad, declarado por la Unesco. Edificios de los mejores arquitectos ingleses de la época: Inigo Jones, Christopher Wren o John Vanburgh. Recuerdo especialmente el Real Colegio Naval con su impresionante Salón Pintado y la Capilla.


It’s an Unesco’s World Heritage Site.  Buildings design by the best English architects of the time - Inigo Jones, Christopher Wren or John Vanburgh. I specially remember the Royal Naval College with its impressive Painted Hall and the Chapel.

 
Les Miserables film set
Pero lo que no me esperaba descubrir que lo consideran “La localización en exteriores más popular del mundo”. Puede ser. No lo sé. Pero al menos es sorprendente descubrir la cantidad de películas que se han rodado allí. Algunas de época como Sentido y sensibilidad o La locura del rey Jorge. Pero otras como Thor: El mundo oscuro, si os acordáis, tiene escenas espectaculares en el patio. O la escena del elefante monumental en Los Miserables durante el funeral del general Lamarque  (Do You Hear the People Sing… y demás).
 

But what I didn’t expect was to discover that it’s considered ‘The Most Popular Filming Location In The World’. It could be. I don’t know. But at least it’s surprising to find out how many movies have been shot here. Some from those times, like Sense and Sensibility or The Madness of King George. But if you remember, Thor: The Dark World has got an spectacular scene in the main patio. Or the scene with the monumental elephant in Les Misérables during General Lamarque’s funeral (Do You Hear the People Sing,… and so on).



En la impresionante base de datos IMDB puedes encontrar películas rodadas por lugar de rodaje. Por ejemplo, tienes la categoría "Most Popular Titles WithLocation Matching "Old Royal Naval College, Greenwich, London, England,UK

lunes, 14 de julio de 2014

Crítica: "Sólo mío", de Susan Elizabeth Phillips



Portada de la Edición Zeta Bolsillo (2009)


Hoy que estamos de resaca post-campeonato mundial -en el que nuevamente se cumple la frase Lineker sobre este simple juego-, me parece oportuno poner una de deportistas, aunque sea de fútbol... americano. 

Esta es mi sincera opinión sobre una novela que a la inmensa mayoría le gusta, pero a mí no. Creedme: Susan Elizabeth Phillips es mi autora de contemporánea favorita. Pero esta novela… No. Me. Gustó. 




DATOS GENERALES

Título original: Nobody’s Baby But Mine
Fecha de publicación original en inglés: 1997
Subgénero: contemporánea
Puesto en la lista AAR 2013: 18
Parte de una serie: n.º 3 de los Chicago Stars

Las traductoras de la edición de B de Bolsillo (2009) son M.ª José Losada Rey y Rufina Moreno Ceballos.

SINOPSIS

La doctora Jane Darlington es una profesora de física que quiere desesperadamente un bebé. Pero encontrar a un padre no será fácil. La gran inteligencia de Jane le hizo sentirse una friki cuando estaba creciendo, y está decidida a evitarle ese sufrimiento a su propio hijo. Lo que significa que tiene que encontrar a alguien muy especial como padre. Alguien… bien… estúpido.

Cal Bonner, el legendario quarterback de los Chicago Stars, parece la elección perfecta. Pero su atractivo aspecto de campeón y sus modales relajados son engañosos. La doctora Jane averigua demasiado tarde que su aspecto campechano oculta un tipo mucho más inteligente de lo que parece. Y no está acostumbrado a ser usado y abandonado por una calculadora cerebrito loca por un bebé.

¿Pueden la pasión y la atracción física impulsar a dos personas testarudas pero aún así vulnerables a un amor totalmente inesperado?

CRÍTICA

“Sólo mío” (título original en inglés, “Nobody’s Baby But Mine”) se publicó en 1997. Es una novela romántica contemporánea, la 3.ª de la serie dedicada al equipo de fútbol americano Chicago Stars.

Jane Darlington, profesional de la física teórica, quiere tener un hijo. Pero no quiere que su hijo sea listo. Así que cuando ve a Cal, una estrella del deporte, hablando por la tele en plan lento y paleto, decide que ese tonto cachas resultará perfecto como padre biológico.

Para conseguir ser inseminada por él se hace pasar por una prostituta que sus colegas de equipo le alquilan como regalo de cumpleaños.

El plan es quedarse embarazada, no decírselo nunca y criar a su niño ella sola. Los mejores planes también fallan. Y éste, para empezar, no era muy bueno. Cal se entera, se cabrea pero la obliga a casarse con él.

Marchan a Salvation, Carolina del Norte, pueblo natal de Cal, donde Jane conocerá a su familia. Su madre y su abuela tienen un origen paleto en plan, ¿cómo decir? -  ¿Cletus Spuckler, el paleto de Los Simpson? Su padre Jim es un médico rural resentido con la vida. Su hermano Gabe está missing tras perder a su mujer y su retoño. Su otro hermano, Ethan, es pastor y protagoniza una escena que se supone que debe ser graciosa pero que a mí me parece humillante.

En el Top 100 aparece como la más apreciada de las novelas de Susan Elizabeth Phillips, alcanzando el destacado 18.º puesto. Ha aparecido en todos los Top 100 AAR: la 3.ª en 1998, la 12.ª en 2000, la 36.ª en 2004, 21.ª en 2007 y 28.ª en 2010. Cuando los lectores de The Romance Reader escogieron las mejores novelas del siglo XX, quedó nada menos que la 8. Ganó el premio RITA 1998 a la mejor novela romántica contemporánea. En la encuesta de lectores AAR fue considerada el romance contemporáneo favorito del año y la Novela más Divertida de 1997. Ha aparecido, también, en diversas mini-polls de AAR: dos veces en la categoría de más divertida en el puesto 4.º (encuesta de 2007) y 1.º (encuesta de 1999), y una en la encuesta de novelas contemporáneas de 2008 fue la 7.ª

¿Qué más? La lista de Internet RRA (Romance Readers Anonymous) también le dio el premio a la mejor novela de Amor & Risa. Cuando se tradujo al español, en 2009, tuvo tres premios Dama: mejor novela romántica contemporánea, mejor autor romántico internacional y mejor novela romántica, a secas. Está incluida entre las Top 100 Joyas románticas del Club Romántica.

Lo bueno de esta novela es, sobre todo, la forma de estar escrita. Y, gracias a que la leí en inglés, pude gozar de esa chispa y los juegos bobos de palabras, como los serial/cereal killers, tan propias del estilo de SEP, y que no suele acabar de convencerme traducida. Me ahorré así el estilo de sus traductoras habituales.


Fórmula SEP

Tono desenfadado + intriga muy bien dosificada + diálogos ágiles = no puedes dejar de leer


Hay dos personajes que me encantan, que son la madre de Cal, llamada Amber Lynn, y la madre de esta, Annie, old bat! Las Smoky Mountains son otro personaje más. Cuando algún personaje pasea por ellas, en momentos de reflexión, realmente me sentí transportada a otro lugar.

Pero, frente a la adoración general que despierta, esta novela, a mí, no me gustó. Se me quedó cara de póker escena tras escena supuestamente divertida. No me cayeron bien los personajes principales. Jane es una manipuladora indigna que usa a un hombre para quedarse preñada sin que él lo sepa. La falta un tornillo por algún lado.

Cantaba Serrat:


A menudo los hijos, se nos parecen
Así nos dan la primera satisfacción…


Pues eso, que todos queremos que los niños salgan a nosotros, pero en mejor. Con eso solo, ya nos alegran el día. Pero Jane no. El niño no puede ser como ella. Así que tiene que ser tonto, y pone las excusas más peregrinas para no recurrir a un banco de esperma. Nada en lo que dice o hace revela ninguna inteligencia en particular, sino cierto odio hacia sí misma. Desde la perspectiva actual de las inteligencias múltiples, es simplemente una nerd seriamente desequilibrada. Parlotear sobre la teoría de cuerdas o la teoría del todo no te hace inteligente.


¿Madre genio + padre estúpido = niño normal?


No, hasta donde yo sé, la genética no funciona así. Jane debió catear biología.

Paréntesis: sacar un nivel alto en los test IQ no significa que seas brillante, ni un genio, ni excepcionalmente inteligente, ni siquiera lista; sólo que sabes hacer bien determinados test. Cierro paréntesis.

Cal tiene una mentalidad rancia, que la coacciona para casarse. Nueva prueba de los límites cognitivos de Jane. Una tía lista no se deja amedrentar. No sin hablar con un abogado primero. Eso sí, como Cal no la traga, sólo pretende casarse, que nazca el niño, y divorciarse. Curiosa idea de un matrimonio “honorable”.

Casi todo en la trama me pareció poco creíble. Se supone que es una mujer de 34 años sin mucha experiencia sexual y se hace pasar por una puta. Pero no sabe hacer nada sexy, ni siquiera desnudarse en plan tentador. Muy aburrido tiene que estar un súper atleta acostumbrado a mujeres trofeo para que esto despierte algún interés. Los deportistas millonarios profesionales se ven asediados prácticamente todo el tiempo intentando atraparlos, aquí y en Lima. No están disponibles para cualquier desconocida con intenciones ocultas. Eso, sin contar con que: 

a) es ofensivo considerar a la mujer como una “cosa” que regalar; 

b) es despreciable usar a un hombre para quedarse preñada sin que él lo sepa; 

c) ninguna mujer normal se propone, intencionadamente, tener un hijo estúpido.

Casarse con alguien de penalty es más anticuado que las pesetas, ¿los hijos no matrimoniales son de segunda clase?

La cosa no mejora gran cosa cuando la acción se traslada a Salvation. Y el final,… “factor aggggg!” multiplicado por cien. No lo destripo por si acaso alguien se anima a leer esta novela. Qué dentera, qué incómodo, que asquito, qué todo.

Resumiendo: no me gustó cuando la leí en su momento. No le vi tensión sexual, ni humor ni romanticismo. Ahora que la he releído lo confirmo: este libro no es para mí. No me gustan los protagonistas principales ni la trama. Así, es difícil que sus demás cualidades la rediman.

Valoración personal: manifiestamente mejorable, 2.

Se la recomendaría a: seppies, tan sólo.

Otras críticas de la novela:

En ocasiones como esta, en que mi experiencia personal es tan distinta a la de la inmensa mayoría, puedo decir en mi descargo que aquí van unas cuantas críticas de gente que ha disfrutado de la novela.

Empezamos por el blog Novelas Románticas: Críticas, reseñas, opiniones…, seguimos por Lady Marian para quien es excelente e imperdible, y terminamos (en español) con El Rincón de la Novela Romántica.

En inglés, hay crítica en RT Book Reviews y en All About Romance.

Añado, como es habitual, el enlace a la ficha en FictionDB
 
Otras novelas de la autora en el Desafío AAR:

AAR 21. Susan Elizabeth Phillips – Match Me If You Can / Cázame si puedes (2005)
AAR 52. Susan Elizabeth Phillips – This Heart of Mine / Este corazón mío (2001)
AAR 79. Susan Elizabeth Phillips – Dream A Little Dream / Apenas un sueño (1998)
AAR 97. Susan Elizabeth Phillips – Natural Born Charmer / Nacida para seducir (2007)


Ediciones en España:

-       Chicago stars 3. Sólo mío  (2009) B de Bolsillo