miércoles, 22 de febrero de 2017

Crítica: “Bitter Legacy”, de Dal MacLean



Una de suspense que te lleva por los rincones del Londres actual de la mano de un policía inolvidable (inteligente, tímido, guapo, leal, honesto, adorable,…). En esta crítica me he esforzado por evitar destripes porque, de verdad, es una de esas novelas de suspense en la que parte de la gracia es que nadie ve venir quién es el asesino.

DATOS GENERALES
Título original: Bitter Legacy
Fecha de publicación original en inglés: 2016
Subgénero: suspense romántico

SINOPSIS (según FictionDB)
El detective sargento James Henderson del equipo de investigación de homicidios de la Policía Metropolitana de Londres no es un oficial de policía cualquiera. Sus destacados instintos e incansable labor detectivesca le han puesto en la vía rápida de tres años para convertirse en inspector.
Cuando el asesinato de la abogada Maria Curzon-Whyte cae en sus manos, se encuentra de vuelta al insidioso mundo de la élite privilegiada de Londres, donde hombres como el padre de James tienen la riqueza y el poder suficientes para despreciar la ley.
Mientras James se mueve por las promiscuas, secretas y corruptas esferas de los ricos, el asesino vuelve a actuar. Pronto James empieza a temer que estos crímenes lo lleven peligrosamente cerca de su propio corazón, de su propio hogar. Y ahora, se arriesga a perder toda su nueva vida, a menos que pueda exponer las sórdidas verdades que han dejado un amargo legado.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Actualmente, la tengo en mi lista dentro de las mil mejores, cerca del puesto setecientos. Tuvo una crítica DIK A- en All About Romance y también en la página web de Dear Author. Por lo demás, dos de quienes escriben críticas para All About Romance (BJ Jansen y Emily) la incluyeron entre sus novelas favoritas del año 2016.

CRÍTICA
Podéis leer tranquilos pero, ¡ay, qué difícil es hablar de esta novela sin destripar! Me esfuerzo en no revelar nada más allá del primer tercio.
La enmarcaría en el género policiaco más tradicional de investigación criminal. De paso, nos habla de los intereses románticos del policía que dirige la investigación, James Henderson.
Seguimos a James en todas las escenas, mientras lleva su primer gran asunto: el asesinato de una abogada criminalista.
James procede de una familia con dinero. Tuvo un alto nivel de vida, hasta que decidió dar un giro y hacerse policía. Ahora malvive en un cuarto de mala muerte y se dedica incansable al trabajo.
Ha salido del armario, lo que, en parte, motivó la ruptura con su padre. Su sexualidad es algo más bien teórico, ya que su vida social (y sexual) es prácticamente nula. Frente a modelos y otros hombres gais que empieza a conocer, se siente menos atractivo, bastante pez fuera del agua. Se dice a sí mismo, sarcásticamente, que cuando estaba dentro del armario despertaba más interés.
Como la novela te lleva muy pegado a su punto de vista, pronto sospechas que así es cómo se ve él, y no tanto cómo le ven los demás.
En el trabajo es aceptado, a pesar de ser un pijo (vacilan con eso tan británico como es el posh), porque es brillante. Los mandamases de la policía le sacan partido porque da buena imagen: elegante, como si saliera de la portada de GQ. Vamos, si hasta tiene en Twitter la etiqueta #hotcop.
La parte de investigación policial es de lo más meticulosa. Te muestra cómo se va paso a paso: la escena del crimen, la autopsia, hablar con el novio, los padres, los amigos, los compañeros de curro,… Trabajo tedioso que te lleva a puntos muertos y callejones sin salida, pero que hay que hacer a ver por dónde se consigue una pista que permita hallar al culpable.
E intenso: le dedican horas y horas, mañanas, tardes y noches, a veces sin pasarse por casa ni siquiera unas horas para echarse una siesta.
Toda esta parte me ha encantado. Me gusta mucho este tipo de suspense, no en vano Wallander y Montalbano son de mis personajes favoritos.
Con igual interés iba descubriendo cómo James desarrolla algo parecido a una vida privada.
Anda buscando piso desde hace tiempo para poder irse del cuchitril maloliente en el que vive. Una pista de la investigación le lleva a un lugar ideal, Selworth Gardens. Interroga a Ben Morgan, el dueño del piso, pero parece no tener que ver con la investigación. James se pregunta, entonces, por qué no aprovechar la oportunidad de alquilar una buena habitación.
Ben es fotógrafo, gay y muy amistoso. Si se tercia, hasta le prepara el desayuno o la cena. Si no puede venir a casa, le manda mensajes de texto. Le abre a su círculo de amigos, quedan en el pub... James es bastante tímido, no sabe muy bien cómo desenvolverse entre gente tan diferente a lo que ha sido su vida hasta ahora.
Desde el principio le atrae Ben, y ante tal despliegue de amabilidad, cree que el interés puede ser mutuo. Se desengaña cuando ve que él tiene otros líos, y se riñe a sí mismo por confundir amistad con interés sexual.
Vemos desde el principio que Ben es promiscuo a más no poder: agradable, amistoso y encantador, sí, pero con la moral sexual de un gato callejero. De los que sostienen que eso de la monogamia es un invento hetero, vaya.
Y así, más o menos, llegamos al primer tercio de la novela, y no quiero ir más allá porque destripar ciertas cosas, en una de suspense, es criminal. (Vaya chiste más malo).
De ahí en adelante la cosa sigue caminos paralelos: la investigación y la vida amorosa de James. Hay escenas de sexo explícito, pero nada chocante ni raruno. Y como es de suspense, todo el rato andas dándole vueltas a las cosas: ves cómo la vida privada puede afectar a su trabajo y a la inversa, te preguntas quién es el asesino, el por qué, con quién se quedará James al final, si la gente es lo que parece o veremos algún giro inesperado en la trama,… en fin, lo normal en el suspense romántico.
Destacaría la ambientación; simplemente, genial. Consigue eso de las buenas novelas de trasladarte a un entorno diferente al tuyo. En este caso, al Londres actual. Por poner un detalle: los acentos y la forma de hablar de las distintas personas se acomodan a su origen geográfico y su nivel social. La novelista conoce de verdad (o ha hecho una muy buena investigación, no en vano es, o fue, periodista) el mundo por el que se mueven sus personajes. Aquí vemos el Londres real, el que vives y hueles y pisas cuando te encuentras en sus calles, y no en el de cartón piedra de tantas novelistas estadounidenses. Con británicos que hablan de verdad como hijos de la pérfida Albión, y no como si fueran de Seattle o Arizona.
Es la primera de Dal MacLean y habrá que esperar sus futuras obras a ver si se mantiene este altísimo nivel.
Entonces, si es una novela tan superlativa, ¿por qué le pongo 4 estrellas y no 5? Pues por cositas de las que, lamentablemente, no puedo hablar aquí porque pasan en la segunda mitad del libro. ¡Hay tantísimo que me gustaría decir sobre el personaje de Ben, y de Magnus el padre de James, y de Steggie, el actor porno que se hace amigo de James, y los policías Alec Scrivenor y “Ella” (“la Jefa”…! Pero no puedo porque son cosas que hay que ir descubriendo, si no, pierde la gracia. Baste decir que la resolución de la historia me pareció innecesariamente melodramática, y aunque la parte romántica tiene un final feliz (si no, no sería suspense romántico) tengo mis dudillas.

Valoración personal: notable, 4

Se la recomendaría a: los que gusten de historias policiacas, especialmente si te gusta que tengan toque romántico.

Otras críticas de la novela:
No he encontrado críticas en español, así que si alguien sabe alguna crítica, le agradezco si lo enlaza abajo.
En este caso creo que las críticas son un poco destripantes, así que aconsejo leerlas más bien después del libro. O leerlas a ver si te puede interesar el libro y borrarlas de tu mente cuando lo compres.
En All About Romance, crítica de A-: se esfuerza en intrigar sin revelar nada de la trama. Dice al final que se podría hacer una serie de televisión con esta novela y tiene toda la razón. Algo en plan negro escandinavo, pero ambientado en Londres.
En Dear Author también fue una A-; le gustó cómo acabó, aunque dice que la resolución del misterio le dejó un poco roto el corazón, y comprendo el sentimiento. Por otro lado, aplaude algo en lo que yo también me fijé, y es que como la dirección de Ben salió en una investigación, consulta a su jefe antes de plantearse alquilar la habitación. Eso sí que es una novedad en el suspense romántico porque, ¡cuántas veces vemos a un policía acostándose con un posible testigo o sospechoso o víctima, ignorando el hecho de que con ello se compromete la investigación…! Aquí toda la parte policial es tremendamente realista.
Gay Book Reviews, 5 estrellas otro que también quedó con el corazón roto por la persona culpable.
Lisa, en The novel approach, le da igualmente 5 estrellas.
Joyfully Jay califica 4.25 estrellas.
Ballyroan Reads no lo puntúa, pero le encantó y lo recomienda totalmente.
Si os gusta la novela de suspense, especialmente la de investigación policial, os la recomiendo totalmente.

martes, 21 de febrero de 2017

Tres años de blog

Hoy cumplo tres años con este blog dedicado a la novela romántica.  


21 de febrero de 2017, qué buen día. Luego os digo el porqué.


¿Qué he hecho este último año? Pues leer, publicar críticas y algún articulillo, y sigo con Suzanne Brockmann y sus Troublehooters.

Además, estoy leyendo (y publicando críticas) de la Saga Vorkosigan de Lois McMaster Bujold, de la que ya sólo me quedan por leer dos libros.

Tengo que pensar un poco en qué hacer cuando acabe. Como sigo con el tema de Suzanne Brockmann, igual no es buena idea meterme en otra serie de suspense, como pensaba, con Pamela Clare, igual cambio a algo contemporáneo o histórico, no sé. Me tienta mucho Elizabeth Hoyt y su Maiden Lane, de la que ya he leído uno, pero no sé. Lo pensaré un poco, y también leer las que me quedan de Julie James.


Este año 2017 he emprendido dos proyectos. Uno que me durará todo el año es lo de ir publicando semanalmente un trocito de una lista de las mil mejores novelas románticas. Y el otro, que se prolongará más allá, con las novelas de Sandra Brown. Sí, todas, y son sesenta o setenta o igual ya noventa y tantas, he perdido la cuenta. Menos mal que Nora Roberts no es una de mis favoritas, pues pasa ya de las doscientas...

Pensé que tocaba en 2016 otra encuesta Top 100 de AAR, pero no ha sido así. A ver si este año...

Seguiré mezclando mis críticas de cosas viejas pero que merezcan la pena, obras de mis autoras favoritas y cositas recientes y, ¡tachán, tachán! Aquí es donde entra lo de que este 21 de febrero de 2017 es es-tu-pen-do.

Hace meses compré por adelantado un libro, y hace un poco menos otro. Los dos han salido hoy. Cuando me desperté, encendí mi kindle y ahí estaban: recién saliditos y descargando, An Unseen Attraction, de KJ Charles y Devil in Spring de Lisa Kleypas.

Ya llevo leído más de un tercio del de Kleypas y me está gustando mucho. Los personajes son adorables, tiene sus toques de humor irresistibles, la parte sexy aún no he llegado a ella pero,... sí, creo que es el mejor de los Ravenel hasta la fecha. Espero que no me decepcione la parte que me queda por leer. Ya os hablaré de este libro creo que la semana que viene o la otra, no sé, tengo que revisar un poco el calendario. Pero, ¡ah, qué estupendo, que mi cumpleblog (o blogiversaio) coincida con que dos de mis autoras favoritas sacan libro! 

Por lo demás, este año, lectores míos, me habéis dejado un poco sobrecogida. Porque aun descontando su buena dosis de spam desde la Madre Rusia, aún así, el crecimiento es espectacular, o eso me parece a mi para un blog que, como este, es de una persona sola. Más de 20.000 y alguna vez hasta 30.000 visitas al mes me parece alucinante.
  
Este año, además, he descubierto el enorme placer que es recomendar un libro en particular, que alguien lo lea porque a ti te ha parecido especial y te digan que sí, que también a ellos le ha encantado.

Claro que a veces también te deprimes un poco cuando no conectan con el libro y te dicen algo así como "nena, ¿pero tú qué le viste a este pestiño?".

En fin, mi vida más remansada estos últimos doce meses, aunque nos vamos haciendo mayores, y te das cuenta de que algunos fracasos ya no se van a poder superar/enmendar/corregir, y que hay que vivir con lo que tenemos. ¿Cómo era aquello que decía Gandalf...?

«Eso desean los que viven en estos tiempos pero no nos toca a nosotros decidir qué tiempo vivir, sólo podemos elegir qué hacer con el tiempo que se nos ha dado.»
(Es que, aparte de todo, ando releyendo estos días El Señor de los Anillos).

Espero que los próximos doce meses vengan cargaditos de libros estupendos que nos dejen resacos@s a tod@s.

Y nada más hasta luego a tod@s, que me esperan Gabriel Lord St. Vincent y Pandora, a ver si se casan o no, para mi que Pandora tiene buenos argumentos contra el matrimonio, y el propio Gabriel debe reconocer que ella no encaja en lo que se esperaría de una duquesa, pero ¿¿acaba de preguntarle algo así como si él tiene la sífilis?? Esta mujer no tiene filtro. A ver cómo sale de esta. Os dejo.

lunes, 20 de febrero de 2017

Las mil mejores novelas románticas: 141-160





141 Escándalo

Scandal, Amanda Quick, 1991, histórica / Regencia.

La encantadora Emily Faringdon vio manchada su reputación y ahora se ha resignado a ser una solterona. Cuando de repente un desconocido le envía unas cartas maravillosas, sensibles e inteligentes, se enamora perdidamente. Poco sabe ella que el autor de las cartas, Simon Augusto Traherne, el misterioso conde de Blade, no es en verdad lo que parece y que busca vengarse de una manera bastante cruel de algo que no es culpa de ella.




142 In the midnight rain

Ruth Wind, 2000, women’s fiction.

Ellie Connor es una talentosa biógrafa. Intenta descubrir la verdad sobre los padres a los que nunca conoció. Su única pista, una tarjeta postal, la lleva hasta una pequeña ciudad del Este de Tejas. Allí conocerá a Blue Reynard, un hombre con raíces profundas y fría sonrisa que puede ayudarle a encontrar respuestas.




143 Pasión

Passion, Lisa Valdez, 2005, histórica / victoriana.

En la multitud que llena el Palacio de Cristal, Mark Randolph Hawkmore, conde de Langley, sigue a Passion Elizabeth Dare. El nombrecito se las trae, pero te da el tono de la historia. Ella, aunque es viuda, sólo descubrirá el placer en los brazos de este desconocido. Se hacen amantes, todo muy tórrido.




144 Seducción al amanecer

Seduce Me at Sunrise, Lisa Kleypas, 2008, Los Hathaway #2, histórica.

La historia del gitano menos calé de la novela romántica, Kev Merripen, y la supuestamente frágil y enfermiza Win Hathaway. Se han querido desde siempre, es sólo que tienen miedo, se reprimen, se alejan uno del otro, se acercan, ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio, hijo.




145 Something About You

Julie James, 2010, Chicago #1, contemporánea.

Dos enemigos jurados tienen que trabajar juntos. La ayudante del fiscal Cameron Lynde tiene la mala suerte de que, en la habitación de al lado, haya sexo y muerte. Y peor aún, que el agente del FBI que tiene que investigar este homicidio es Jack Pallas, que todavía culpa a Cameron de ciertos problemillas de hace tres años. Una de esas en las que ves lo divertido que ves a otros llevarse mal, discutir, y colarse por los huesos del otro.




146 El jinete de bronce

The Bronze Horseman, Paullina Simons, 2001, The Bronze Horseman Trilogy (El jinete de bronce) #1, histórica / SGM.

De acuerdo, a poca historia que sepas, Leningrado en la Segunda Guerra Mundial resulta un escenario demasiado terrible para imaginarse siquiera una historia de amor. Y sin embargo, bajo la dictadura de Stalin y con Hitler a las puertas, la joven Tatiana se enamora y se hace amante de Alexander, un oficial del Ejército Rojo, de misterioso y turbulento pasado.




147 Leal ante la muerte

Loyalty in Death, J. D. Robb, 1999, Eve Dallas #9, futurista.

La organización terrorista Casandra hace llegar a la teniente Eve Dallas unos comunicados en los que anuncian una serie de atentados. Eve no va a permitir que Nueva York se venga abajo. La cuenta atrás ha comenzado y la teniente Dallas luchará por defender lo suyo, encajando todas las piezas a tiempo antes de que su ciudad, y con ella su mundo, salte por los aires.



148 What I Did for a Duke

Julie Anne Long, 2011, Pennyroyal Green #5, histórica.

Durante años, Alexander Moncrieffe, duque de Falconbridge, ha sido objeto de temor y fascinación a partes iguales. Hay que ser muy tonto para provocarlo, pero eso es justo lo que hace el atolondrado Ian Eversea. La venganza de Moncrieffe será seducir a la inocente hermana de Ian, Genevieve Eversea, y luego romperle el corazón.

Crítica, aquí.


149 Jane Eyre

Jane Eyre, Charlotte Brontë, 1847, ficción literaria.

Una obra maestra de la novela decimonónica en inglés. Gusta mucho y tiene su final feliz. Jane Eyre logra supera una dura infancia conservando su dignidad y amor propio. Ni siquiera el amor le hará renunciar a sus principios. Así que el señor Rochester ya puede ir bajando los humos, o si no, se encargará la vida de bajárselos. Literal.

Crítica, aquí
                                             

150 Dueña de su corazón

The Lion’s Lady, Julie Garwood, 1988, The Crown's Spies (Piratas) #1, histórica / Regencia.

Christina Bennett conquistó a la sociedad londinense, pero guardaba el secreto de su misterioso pasado hasta la noche en que Lyon, marqués de Lyonwood, le robó un beso. El aristócrata ha jurado poseerla y ella resistirse. Fogosos embates por un lado, precioso secreto por otro. En fin, la Garwood en versión Regencia.



151 La noche del cazador

Slave to Sensation, Nalini Singh, 2006, Psy-Changeling (Psi/Cambiantes) #1, paranormal.

Novela de presentación de un mundo dividido entre razas: los psi, con súper poderes mentales, y ninguna emoción en el corazón, y los cambiantes, que son todo lo contrario, gozando exquisitamente de cada sensación. La psi Sascha Duncan debe ocultar los sentimientos que la señalan como defectuosa y el cambiante (humano y animal) Lucas Hunter deberán colaborar para encontrar a un asesino que amenaza con romper la paz entre las dos razas.

Crítica, aquí


152 Jackson Rule

Dinah McCall, 1996, contemporánea.

Dinah McCall es más conocida como Sharon Sala. En esta contemporánea con su toque de suspense nos encontramos a Jackson Rule, un ex convicto que ha pasado de todo en esta vida, y a Rebecca Hill, hija de predicador que cree en él. Uno de esos libros dramáticos, intensos, que te arranca el corazón, lo mastica y lo escupe al tendido.
              


153 La canción de Annie

Annie’s Song, Catherine Anderson, 1996, histórica.

Annie Tremble es hermosa, joven, inocente, y todos la toman por imbécil porque es incapaz de comunicarse. Cuando abusan de ella, Alex Montgomery acepta casarse con Annie y ser un padre para su bebé. La mayor sorpresa será que acaba amándola profundamente. Una de esas historias “tiernas, preciosas y entrañables”, sólo que esta vez los adjetivos se merecen de verdad.



154 Sleeping Beauty

Judith Ivory, 1998, histórica.

Los hombres desean a Coco Wild, quieren conquistarla y desentrañar sus secretos, pero ella sabe desde hace tiempo que no hay que fiarse de los besos de los hombres. Hasta que conoce al aventurero Sir James Stoker, recientemente nombrado caballero por la reina Victoria. Guapo, alto, con una sonrisa encantadora, su próximo objetivo es conquistar a esta mujer aparentemente inalcanzable.



155 Lealtades enfrentadas

To Love and to Cherish, Patricia Gaffney, 1995, Wyckerley # 1, histórica.

Anne es una malcasada que sólo encuentra consuelo con su pájaro espino particular: Christian, el atractivo párroco de Wyckerley. Él se resiste, por aquello de que es un hombre de sinceras convicciones religiosas, pero la virtud no sirve de mucho cuando el amor y el deseo la ponen a prueba.



156 Ángel o bribón

Angel Rogue, Mary Jo Putney, 1995, [Reescritura de The Rogue and the Runaway, 1990] Fallen Angels (Ángeles caídos) #4, histórica.

En romántica nada se desperdicia ni se crea o destruye. Sólo se transforma. A veces, literalmente, como en esta reescritura que Putney hizo de uno de sus regencias tradicionales. Por un lado tenemos a Kanawiosta, “el agua que fluye”, medio americana y medio mohawk, quien también responde al nombre de Maxima Collins, caminando disfrazada de muchacho por los caminos de la Inglaterra rural. Y por otro, a Lord Robert Andreville, que, tras la guerra, regresa a su hogar ancestral en Yorkshire; la ayudará en su búsqueda de la verdad sobre la repentina muerte de su padre (el de ella, no el de él).



157 Tambores de otoño

Drums of Autumn, Diana Gabaldon, 1996, Outlander Saga (inc. Lord John) [Forastera] #4, viaje en el tiempo.

Jamie Fraser y Claire Randall se embarcan rumbo a las colonias americanas en busca de una nueva vida. Se dirigen hacia las montañas de Carolina del Norte, el único refugio seguro para alguien que procede de las Tierras Altas escocesas. A pesar de los riesgos que corren, consiguen establecer un precario sistema de vida con la esperanza de que la inminente Revolución Americana no les alcance. Pero el peligro se cierne sobre la atribulada pareja y su hija Brianna decide viajar al pasado para salvarlos.



158 Lord of the storm

Justine Davis, 1994, The Coalition #1, ciencia ficción.

Wolf es uno de los pocos supervivientes del planeta Trios, conquistado por la poderosa Coalición intergaláctica. Muy viril y guapo hasta decir basta es perfecto como esclavo sexual programado para dar a una mujer más placer que el que ella pueda imaginar. La agraciada con el premio es la capitana Shaylah Graymist, una laureada piloto de combate.



159 Simple Jess

Pamela Morsi, 1996, Marrying Stone #2, histórica.

La viuda Althea Winsloe no quiere volver a casarse, pero la presionan y le dan un ultimátum: más vale que elija nuevo marido o lo elegirán por ella. Así que posa sus ojos en el único hombre con el que verdaderamente se siente a gusto, el simple de Jess, dulce y amable, vale que no tiene muchas luces, pero es tan tierno que conmueve a Althea más intensamente que cualquier otro hombre de su entorno.



160 El amante de Lady Sophia

Lady Sophia’s Lover, Lisa Kleypas, 2002, Bow Street Runners (Bow Street) #2, histórica.

Desde la muerte de su hermano menor, Lady Sophia Sydney tiene un solo objetivo: seducir al juez que lo encarceló, Ross Cannon, y destruirlo política y personalmente. Le llaman el Monje de Bow Street, pero Sophia está decidida a conseguir sus propósitos. Claro que el deseo estalla desde el primer momento, y Ross no será el único que implicará su cuerpo y su corazón en esta relación.

Crítica, aquí


* Romántica a su manera *

En este tramo encuentro una novela archiconocida, Lo que el viento se llevó (1936), de Margaret Mitchell, muy apreciada en la blogosfera romántica. Hasta ha llegado a estar en unos cuantos Top 100 de All About Romance, y por supuesto RomanceNovels.Me la incluye en sus mil mejores novelas románticas. Yo, en cambio, no la meto en mi lista. ¿La razón? No le encuentro el final feliz. Oh, siento el destripe pero vamos, lleva casi un siglo rodando por ahí, no esperaréis que me lo calle, ¿verdad? Pues eso, que si te gustan culebrones tremendos de pasión, guerra, matrimonios, hijos, traiciones varias y una heroína fuerte como un roble, este es vuestro libro… Aunque al final no fueran felices ni comieran perdices.

Eso sí, en honor a la verdad he de reconocer que en cierta ocasión me encontré con una lectora de romántica que tenía clarísimo que sí que había final feliz, sólo que te lo tenías que imaginar, porque la autora simplemente te lo insinuaba. Debo ser muy cerril.


Por si alguien siente irreprimibles ganas de compartir algo:

¿Habéis leído alguna, todas, ninguna?
¿Está vuestra novela favorita en este tramo de la lista?
¿Y una que no os gustase nada?
¿Creéis que alguno de estos títulos no debería estar aquí porque no os parece novela romántica?

Como siempre si hay algún error, agradezco que se indique.

Etiqueta: Las mil mejores novelas románticas