domingo, 22 de julio de 2018

Lo mejor de 2017 (Premios RITA® y Golden Heart)



Bueno, pues ya está, un año más llegaron y se fueron los premios RITA®, los que entrega la asociación Romance Writers of America (RWA) a libros publicados el año anterior. Como me voy a tomar unas pequeñas vacaciones, os dejo con los mismos.

Este año, han celebrado su Convención anual en Denver (Colorado). Los ganadores se anunciaron el 19 de julio.

El Golden Heart es el premio a novelas inéditas de autoras que todavía no han publicado. La mitad de las nominadas, más o menos, acabarán encontrando editorial que las publique. Las categorías son las mismas que el año pasado, excepto que ha desaparecido la categoría romance con elementos religiosos o espirituales y aparece Mainstream Fiction with a Central Romance, o sea algo que sería más o menos women’s fiction o sentimental, no estrictamente una novela romántica.




Ganadoras del Golden Heart

Romance contemporáneo corto: "Cole for Christmas", Janet Raye Stevens
Romance contemporáneo: "Thrown", Arianna James
Romance histórico: "The Duke of Charlotte Street", Scarlett Peckham
Romance paranormal: "Jinn on the rocks", Kay Hudson
Romance juvenil: "Mouthful", C. R. Grissom
Suspense romántico: "Extreme fear", Pamela Varnado
Mainstream fiction con un romance central: "Birds of a feather", Anna Murray




El Premio Nora Roberts a toda una carrera ha recaído este año en una escritora archiconocida, Suzanne Brockmann, una de mis favoritas, como ya conté aquí hace tres años. ¿Qué voy a decir que no sepáis ya, si habéis leído alguna crítica que yo haya escrito de sus libros? Se especializa en el suspense romántico militar. Su serie Altos, morenos y peligrosos (novelas cortas) o los Troubleshooters (suspense largo) son de lo mejorcito del género. Además, destaca por ser una gran defensora de los derechos LGBT. 

Es cierto que sus novelas tienen más de un aspecto problemático para mí, como ya comenté al hablar de ella, pero vamos, que se le perdona todo por sus muchas cualidades. Sus personajes, sus historias, son legendarias. No, en serio, literalmente, creo que Alyssa y Sam forman parte ya de la leyenda, la historia de lo mejor de la novela romántica, y por no hablar del favorito de muchas (entre quienes me incluyo), el agente del FBI Jules Cassidy. Ha sabido crear personajes tan inolvidables, tan auténticos, que parece que tienen que existir, de verdad, en algún sitio. 

Creo que ella prefiere al bocachancla Izzy Zanella, pero bueno, nadie es perfecto.

Según leo en la página web de la RWA, su libro favorito es All Through the Night, lo que no deja de ser curioso porque para mí no tuvo más que dos estrellas; en esta novela Jules Cassidy se casa con el hombre de su vida. En 2007, Brockmann donó a perpetuidad todos sus ingresos por este libro a la entidad MassEquality, para ayudar a conquistar y conservar el derecho al matrimonio igualitario en Massachusetts. 


Vamos a por los RITA®

Yo distinguiría por un lado, cuatro novelas sólidas, que han obtenido muy buenas críticas, y por otro, las nisu.

Las destacadas

Estas las tengo en mi lista de mejores novelas románticas, apuntadas como interesantes, porque han ganado otros premios, o hubo quienes las consideraron lo mejor del año.

Por orden de más a menos.


Premio RITA 2018 al mejor primer libro. Se lo lleva Take the lead, de Alexis Daria (St Martin’s Press, Swerve – Holly Ingraham, editor). Un libro contemporáneo que actualmente tengo en mi lista de los mil mejores. Es el primero de la serie Dance Off. Tuvo crítica de DIK A- en All About Romance, A en The Good, the Bad and the Unread, y estuvo entre lo mejor del año para varias personas, incluida la escritora Sarah MacLean. Llegó al Round 2 para elegir el Top 100 de All About Romance este año.
Gina Morales aparece en un reality show tipo ¡Mira quien baila! Y la emparejan con Stone Nielson, un macizo que tiene su propio programa de supervivencia en plan Bear Grylls. «La trama es fresca y original, dando al lector una perspectiva casi voyeurística de lo que pasa entre bambalinas sobre lo que hace triunfar o fracasar a los bailarines en el escenario» (comentan en AAR).

Mejor suspense romántico. Es para The fixer, de HelenKay Dimon (HarperCollins, Avon Books – May Chen, editor), con esa portada que más parece de novela eroticona. Ganó también (y mira que es raro que coincidan) el Premio Romantic Times al mejor suspense romántico. Para Ana Coqui fue de lo mejor del año 2017. La calificaron con una A en The Good, the Bad and the Unread y 4 ½ estrellas y Top Picks! en Romantic Times.
Primero de la serie Games people play, el arreglalotodo del título es Wren, un hombre misterioso al que Emery Finn encargará la búsqueda de su primo desaparecido. «Lo mejor de estos dos personajes son sus discusiones», dicen en The Good, the Bad and the Unread

Mejor romance histórico largo. Lo ganó Between the devil and the duke, de Kelly Bowen (Grand Central Publishing, Forever – Alex Logan, editor), tercera entrega de la serie Season for Scandal. Tuvo crítica DIK A- en All About Romance y de A en Smexy Books.
Alexander Lavoie es el enésimo dueño de un club de juego en la Regencia que aparece en el género. Aquí se topará con una mujer que usa la cabeza para algo más que ponerse un sombrero, Angelique Archer. Ella está desesperada y él, que la desea nada más verla, le hará una oferta de trabajo. «La historia se centra mucho en la relación entre estos dos y el desarrollo de sus sentimientos al tiempo que encuentran a una persona con la que pueden ser ellos mismos, y que les ama por ser exactamente quienes son.» (De la crítica en Smexy Books)

Mejor mainstream fiction con elementos románticos. Kristan Higgins es una vieja conocida del género, que se ha pasado de la contemporánea divertida y sexualmente «blanca» a la novela sentimental; ha sido premiada gracias a Now that you mention it (Harlequin, HQN – Susan Swinwood, editor) del subgénero women’s fiction.
Una de esas novelas de vuelta al hogar, en este caso, una pequeña población de Maine. Herida en más de un sentido, Nora Stuart regresa a una madre emocionalmente distante y una hermana en la cárcel, incapaz de criar a su hija, una adolescente tan deseosa de abandonar la isla como Nora lo estuvo a su edad. Toda una vida de malas experiencias para poder, al final, «aceptarse a ella misma también. Puede finalmente respirar hondo y dejar de intentar ser perfecta en todo momento» (leo en la crítica en Dear author).


Las nisu

Y luego tenemos las novelas nisu, las que sólo he oído mencionar a cuenta de estos premios RITA. Ningún otro premio, ninguna inclusión en las listas de lo mejor del año de nadie, ni una maldita crítica de A en las páginas que sigo.

Son de las que diría, «a leer bajo tu propia responsabilidad», porque en mi lista no están, a día de hoy, ni entre las 10.000 mejores:

Mejor romance juvenil: Pintip Dunn: Seize Today (2017, juvenil) (Entangled Publishing, Entangled Teen – Liz Pelletier, editor)

Mejor romance religioso o espiritual: Kara Isaac: Then There Was You (2017, cristiana) (autopublicada – Iola Goulton y Halee Matthews, editoras)

Mejor novela corta: Brynn Kelly: Forbidden River (2017, suspense) (HQN – Allison Carroll, editora)

Mejor romance erótico: J. Kenner: Wicked Dirty (2017, erótica) A Stark World Novel #2 (Martini & Olive Books – Martini & Olive, editores)


Mejor romance contemporáneo corto: Kait Nolan: Second Chance Summer (2017, contemporánea) (autopublicada – Susan Bischoff, editor)

Mejor paranormal: Stephanie Rowe: Hunt the Darkness (2017, paranormal) Order of the Blade #11 (Autopublicada)

Mejor contemporánea larga: Lexi Ryan: Falling Hard (2017, contemporánea) The Blackhawk Boys #4 (Autopublicada – Rhonda Merwarth, editora)

Mejor contemporánea extensión media: Abigail Strom: Tell Me (2017, contemporánea) (Amazon, Montlake Publishing – Maria Gomez y Charlotte Herscher, editoras)

Mejor histórica corta: Catherine Tinley: Waltzing with the Earl (2017, histórica/Regencia) HHS-448 / MHR-1698 (Harlequin Mills & Moon, Historical – Julia Williams, editora)


Creo que leeré las cuatro novelas de arriba, de hecho una está ya en mi kindle y otra no tardara en caer, si baja un poquito el precio. Me llama la atención particularmente Take the lead, una primera novela que he visto muy aplaudida.

Las que no me suenan de nada, reconozco que no me despiertan interés. Como mucho igual intento alguna vez la erótica de Kenner, por el subgénero más que otra cosa.

Ya he dicho que, de los premios extranjeros en los que me fijo, los RITA® son los menos afines a mi gusto personal. De nuevo, tengo la impresión de que estos libros no son lo mejor de romántica del año 2017.

Pero como siempre puedo estar equivocada, ya que al fin y al cabo no he leído ninguno de ellos. Si alguien ha leído alguno, siéntase libro de contárnoslo. Podéis comentar lo muy equivocada que estoy, y cuál de estos libros es tan fabuloso que hay que leerlo ya.

Un saludo a tod@s y felices vacaciones. Nos vemos a la vuelta (eso espero).

viernes, 20 de julio de 2018

RETO RITA 2.0: SANDRA BROWN (6): «Sting»


Pero, ¿cómo puede hacer que nos guste un asesino…?

DATOS GENERALES
Título original: Sting
Subgénero: suspense
Fecha de publicación original en inglés: agosto de 2016

NO TRADUCIDA AL ESPAÑOL

SINOPSIS
Cuando Jordie Bennet y Shaw Kinnard se echan la vista encima en un antro de mala muerte, algo chisporrotea, realmente, entre ellos. Shaw desprende un aura peligrosa que vuelve a los hombres cautelosos y hace que las mujeres se sienten y se fijen en él. La espabilada empresaria Jordie está fuera de lugar en un bar de mala muerte a orillas de un bayou. Pero aquí está ella… y Shaw Kinnard, también: ha venido para matarla.
Mientras Shaw y su compañero apuntan antes de disparar, Jordie está segura de que ha llegado su hora. Pero Shaw tiene otros planes y secuestra a Jordie, confiando en echarle mano a los treinta millones de dólares que el hermano de ella ha robado y, presumiblemente, escondido. No obstante, Shaw no es el único que busca esa fortuna. El despiadado jefe del hermano de ella, así como el FBI andan también detrás del dinero. Ahora, huyendo de los federales y de un infame criminal, Jordie y Shaw deben confiar en su ingenio, y el uno en el otro, para seguir vivos.
Lejos de la civilización, y rodeados de pantanos, los dos juegan el uno contra el otro enfrentándose a sus enemigos comunes. La única oportunidad de Jordie de sobrevivir es ser más lista que Shaw, pero pronto le queda claro a Shaw que Jordie no es alguien en quien se pueda confiar, tampoco. ¿Estaba ella implicada en la estafa de su hermano, o es un peón inocente en una mortal vendetta?
Y, ¿cuán valiosa es su vida para Shaw, su cruel y manipulador captor? Desesperados por encontrar respuestas, y por el otro, esta pareja tan inusual hará, al final, un movimiento desesperado que puede ser el último.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
No estaría entre las mil mejores novelas románticas, pero sí que andaría entre las digamos diez mil mejores. Tuvo una crítica de A en The Good, the Bad and the Unread, y 4 ½ estrellas y Top Pick! En Romantic Times.

CRÍTICA
Lo bueno de que te guste una autora es que ni miras la sinopsis. Yo cojo los de Sandra Brown y empiezo a leer, así, sin más, que me sorprenda, a ver de qué va, dónde se ambienta… Sé que lo más probable es que me guste, así que no necesito saber los detalles, y me dejo llevar por estas de suspense tan intrincadas que sabe cocinar.
Sting es la novela de suspense romántico que publicó en 2016.
Vuelve a un pegajoso ambiente sureño en los pantanos de Luisiana. Tal que así…
Atchafalaya swamp tour, Luisiana (2011), por Tobin via Wikimedia Commons

Empieza con un par de asesinos profesionales que entran en un tugurio de mala muerte, en un rincón perdido en zona pantanosa. Les han contratado para matar a la empresaria Jordan Bennet.
Sorprendentemente, ella entra en ese mismo lugar, ¿casualidad?
Es una mujer fría, elegante, tremendamente atractiva y, por su puesto, totalmente fuera de lugar en semejante cuchitril. La sorpresa de dar con ella de manera aparentemente casual hace que quien les ha encargado matarla, les dé la orden de cambiar de planes y cargársela ya, allí mismo.
Ella sale al aparcamiento, ellos la siguen y…
Al final, acabará secuestrada por uno de los asesinos, Shaw. Como él le dice «mi parte acaba de doblarse». A ver, su parte en el precio por cometer el asesinato… Llegará incluso a regatear con quien le ha contratado, haciendo que el precio por el cadáver de Jordan, Jordie para todo el mundo, suba hasta los dos millones de dólares.
El planteamiento me recordó mucho a Lethal, un hombre que es tremendo, malvado, cruel, que la amenaza en todo momento, que le dice a las claras que la va a matar, que toda resistencia es imposible,…
Y tú diciéndote todo el rato que no puede ser verdad, que es el chico de la película, que tiene que haber una explicación lógica y racional para todo esto…
Pero claro, ves que ha matado a sangre fría, con distanciamiento, más de una vez.
Lo mejor de estas novelas es descubrirlas y disfrutarlas uno, sin que te destripen las sorpresas, así que yo no lo voy a hacer.
Solo contaré un poco algo de todo lo que se supone que va el libro. Josh, que es el hermano de Jordie, y Panella, que es el jefe, han estafado un montón de dinero, y eso le interesa a mucha gente. Hace seis meses, Josh se entregó al FBI, pero de repente se fuga. Coincidiendo con ello, aparecen estos asesinos para acabar con su hermana Jordie.
Todo el mundo anda detrás del dinero desaparecido. También el FBI, que investiga el rastro de sangre que deja detrás el despiadado Shaw.
Así que te van cambiando de escenarios. Por un lado, Shaw y su secuestrada Jordan, que hará lo que sea para librarse de él. A veces simplemente no puede creer que este hombre, por el que se siente atraída a su pesar (y mira que él le dice una y otra vez que la va a matar para cobrar el dinero), realmente vaya a hacerle algo malo. Pero se resistirá e intentará librarse de él como pueda.
Por otro lado, ves la investigación que desarrolla el FBI, con una pareja de agentes estupendos, uno de ellos, Joe, felizmente casado y con una mujer que adora Top Gun! La referencia a si uno es Maverick, Iceman o Goose te hace sonreír, pero en cuanto lo piensas un poco, te inquieta bastante y dices, «no, no, no…» por un detalle cruel que te cuela la autora.
Y luego hay momentos en que aparecen los delincuentes, el huido Josh y esa figura escurridiza, Panella.
Todo ello, ambientada en los inquietantes pantanos de Luisiana y alguna escena en Nueva Orleans.
El estilo, muy propio de Sandra Brown, de lo mejorcito. Ya se sabe que lo suyo no es la novela negra gore, sino las tramas intrincadas, en las que vas de sorpresa en sorpresa, un giro argumental aquí, otro allá,… todos mienten… todos ocultan algo… ¿Las cosas son o no son lo que parecen…? Pues a veces sí, y a veces no. Y claro, con esa gran revelación al final que te hace ver todo lo anterior con otra luz. Esta vez no lo vi venir, hubo momentos en que lo sospeché pero,… Brown es tan buena escribiendo que sabe perfectamente provocarte sospechas y al tiempo acallarlas
No pude dejar de leer. Es uno de esos libros que te tienen sentada al borde de la silla, mordiéndote las uñas, o con la luz encendida hasta la una y pico, a pesar de que tienes que ir a trabajar, porque,… tienes que saber qué pasa después… Y te duermes y despiertas, y lo coges y casi llego tarde a trabajar.
Como de costumbre, sobresaliente en la parte de novela negra. Los momentos de romance son intensos, pero poquitos, mucha tensión insoportable entre dos personas que no deberían pero que se sienten irremediablemente atraídos el uno por el otro.
Al principio pensé en ponerle cuatro estrellas, porque queda un poquito por debajo de Lethal. Pero pasado el tiempo me doy cuenta de que me ha impactado tacto que cinco estrellas sería lo lógico.
Y me entristece que ya solo me quedan… una novela de Sandra Brown por leer, la de 2017. Bueno, y un par de colaboraciones, novelas colectivas que no voy a leer de manera inmediata.
Aquí, el book tráiler de este libro 

Valoración personal: sobresaliente, 5.

Se la recomendaría a: los amantes del suspense de intriga y retorcimientos argumentales.

Otras críticas de la novela:

No he visto críticas en español. Si alguien conoce alguna, siéntase libre de enlazar debajo. Pongo a continuación las reseñas que he encontrado en inglés.
4 sobre 5 merece para Geeky Mythology.
3 ½ estrellas en Book Binge.
Brenda Humphreys lo resume muy bien cuando dice que no acabas de saber de quién fiarte.
Y acabo con las habituales reseñas en Kirkus reviewPublishers weekly.

miércoles, 18 de julio de 2018

TBR Challenge: ‘THE PIRATE PRINCE’, by Gaelen Foley




The topic of this month is Favorite Trope

Published: Aug-1998
Genre: Historical Romance
My Rating: 3 stars
Part of a series: The Ascension's Principality Trilogy #1


In July we have to look for a novel with a favourite trope. As I said last year, I have several of them: beta heroes, friends to lovers, best enemies, second chance at love, amnesia, disguise....

In my database, I’ve got this book as one of those with the topic ‘Best Enemies’.

‘The Pirate Prince’ is a book that I bought in paper, and not as an e-book. I’m not sure why it was in my TBR pile. I must have seen a good review somewhere.

The main character, Lazar di Fiore is a man in search of revenge. While he was young, and heir to the throne, he saw all his family butchered. He had to fly away to save his life. Awful experiences followed his flight. And he’s back to take his revenge. He has got this idea of killing everybody in the Monteverdi family, because that man was a traitor to his father the king Alphonse and is nowadays the governor.

He will start abducting and killing his beloved daughter, Allegra. But one thing is that name and another, a very different one, this young woman herself. She’s beautiful, a good person, and has her own dreams about the legend of the missing prince.

In order to talk a little bit about Allegra, I have to tell you about this imagined kingdom of Ascension, an island with a Spanish name that is supposedly somewhere in the Mediterranean, to the West of the Italic peninsula. As all the islands in Western Mediterranean Sea, it belonged to the Romans, then to Barbarians, the Muslims, afterwards… Spanish people and later on they had their own royal family, the Fiore. But there was this coup d'état, instigated by the Genovese, and the king Alphonse was killed, with everybody else in the royal family but Lazar, who survived and went away. But everybody thinks he died, and therefore his existence is the matter of legends.

Allegra is the daughter of the governor, a Genovese. But she dreams about this fantasy prince. She wants the people to be freed, and shows her commitment towards the people of Ascension. She helps in whatever form she can do it.

When she is kidnapped by this handsome stranger, a pirate, little does she know that he is the lost prince of her dreams. And that he wants to kill her in order to have his vendetta.

But of course when Lazar sees this woman in the flesh, and hears about her ideals, it would be rather difficult to kill her and everybody else in her family.

This was an entertaining book with a complex mixture of old and new skool of historical romance. I had the same feeling I had while reading a Pamela Clare’s historical, with that mixture of old and new.

It has the length of those old stories, I think I’d love it more if it had a hundred pages less! And the plot itself was very old-skoolish, revenge, a pirate ship in the ocean, the hero as a direct danger towards the safety of the very young and very virginal heroine. She, of course, has never had a lusty thought in her life until she meets Lazar.

The sexy scenes are very few and apart, although there’s this sexual tension all through the novel. Sometimes it sounds like a joke, it looks like they are going to do it, but then something happens.

But on the other hand, there are traits of more recent historical romances. The point of view is not only that of the heroine but also we know, in every detail, what Lazar thinks, and decides, and is afraid of, his thoughts, his feelings, everything is there, on the page. Lazar looks like the rapey hero of the bodice rippers, but in the end, he will never had sex against her will.

Lazar di Fiore is the character you remember more of this book. Allegra is more your commonplace idealistic woman that wants everything to be better and, although she does not know, at the beginning, that he is the lost heir to the throne, once she accepts this fact, she wants him to change and be a better person, accept his inheritance and becomes a new and bright king for the island.

But Lazar is a more complex character. His life has been rather difficult, he has had terrible experiences that have damaged his soul. He expects nothing, he has made no plans beyond his revenge, and never in his wildest dreams has thought about claiming the throne.

He considers himself a cursed person, which he cannot love because everybody he loves is going to die sooner or later. So even when he finds himself in love with Allegra, he rejects any future together because he does not want her to die.

In the end, it was a lovely book, rather entertaining, although some parts were very long for me, and I skipped them.

I see this is the first book that Gaelen Foley published so, all things considered, it was a great achievement.

I thought that this was my first book by Gaelen Foley. But then I saw that the second book in the trilogy, Princess, is on my shelves, translated to Spanish. I must have read it more than a decade ago. I don’t remember anything about it. Perhaps I should re-read it.

lunes, 16 de julio de 2018

RETO RITA 2.0: SANDRA BROWN (5): «Friction»


El cristal con que se mira

DATOS GENERALES
Título original: Friction
Subgénero: suspense
Fecha de publicación original en inglés: agosto de 2015

NO TRADUCIDA AL ESPAÑOL

SINOPSIS
Crawford Hunt quiere recuperar a su hija. Tras la muerte de su esposa hace cuatro años, Crawford, un Ranger de Texas, cayó en picado, de manera que lo relegaron a trabajo de oficina y con su hija de cinco años, Georgia bajo la custodia de sus abuelos. Pero Crawford se ha recuperado, cumplido todos los requisitos impuestos por el tribunal y ahora el destino de su familia está en manos de la juez Holly Spencer.
Holly, ambiciosa y confiada en sí misma, ocupa temporalmente el estrado de su mentor, recientemente fallecido. Con una elección próxima, debe demostrar que es capaz de se le otorgue el cargo de juez de forma permanente. Cada decisión es de alto riesgo. A pesar del obvio amor de Crawford por su niña y su compromiso para ser un padre ideal, Holly es cautelosa por su accidentado pasado. Su opinión sobre él cambia radicalmente cuando un pistolero enmascarado irrumpe en la sala del tribunal durante el juicio sobre la custodia. Crawford reacciona instintivamente, salvando a Holly de una bala.
Pero su heroísmo pronto se ve como imprudencia. La nube sobre él se vuelve aún más oscura al descubrir una verdad espeluznante sobre el pistolero del tribunal y se da cuenta de que el desconocido que está detrás del tiroteo sigue en libertad… y supone una amenaza.
Atrapar al verdadero culpable se convierte en una lucha personal para Crawford. Pero perseguir al asesino de la manera acostumbrada pondrá en peligro sus posibilidades de obtener la custodia de su hija y comprometerá aún más a la jueza Holly Spencer, quien necesita protegerse no sólo de un asesino, sino del propio Crawford y la atracción prohibida que siente por él.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Estaría entre las que merece la pena dar una oportunidad, las digamos diez mil mejores. Tuvo crítica de A en The Good, the Bad and the Unread.


CRÍTICA
El otro día hablé de Deadline, la novela de suspense que Sandra Brown publicó en septiembre de 2013. Hoy estoy con Friction, de agosto de 2015. ¿Es que faltó a su cita en 2014? No, lo que ocurre es que de Maldad latente ya hablé hace dos años.
Como te resumen muy bien en la sinopsis, el protagonista Crawford pertenece a ese cuerpo policial tan especial que son los rangers de Tejas. Cuando quedó viudo, le dio por beber hasta el agua de los floreros. Cuando la vida le superó, le entregó temporalmente la custodia de su cría a los abuelos.
Pero claro, ahora se ha recuperado, está sobrio, ha ido a terapia y ha hecho todo lo que el juez le ha pedido. Quiere que le devuelvan a su niñita. Los abuelos (maternos, of course) dicen que verdes las han segado.
El caso ha caído en manos de la jueza Holly Spencer. De momento, está nombrada provisionalmente, pero que aspira a ganar el puesto en unas próximas elecciones.
En pleno juicio, y mientras Crawford declara en el estrado, un pistolero entra en la sala y la emprende a tiros. Crawford, como hombre de la ley (prototipo browniano 2), no se lo piensa mucho y se lanza a proteger a la jueza, a repeler el ataque del tiroteador y después perseguirlo por el edificio.
El libro se dedica más o menos la investigación de por qué se produjo ese ataque que, por cierto, dejó muerto agente del tribunal. Quien dirige la investigación es un policía que le tiene manía a Crawford desde hace años, así que reconduce todo para investigarle a él.
Aquí es donde entra eso de que «las cosas son según el cristal con que se miran». Cada comportamiento de Crawford, ese poli lo interpreta a su manera. No solo él, también su ex suegro, que quiere impedirle recuperar la custodia de la niña.
Donde el lector ve un acto de heroísmo, estos lo retuercen como si fuera una imprudencia que pone de manifiesto su carácter atolondrado; donde ves los esfuerzos por descubrir al verdadero culpable, a pesar del peligro para él y para Holly, ellos ven una profesión peligrosa que hace inadecuado que la niña vaya con él; si la jueza lo defiende, es que él la tiene amedrentada.
Con lo cual tiene un poquito (no mucho) el toque ese del «falso culpable», o inocente perseguido injustamente… O el policía negligente que dirige la investigación a donde le llevan sus prejuicios y no las evidencias.
La intriga es de esas que te mantiene al borde de la silla mordiéndote las uñas; me pimpé el libro en un par de días. Aunque Brown sueñe llevarte de sorpresita en sorpresita hasta el sorpresón final, aquí no hace eso, no del todo. Sí que hay algo inesperado al final, pero ninguna explicación retorcidísima. *Semispoiler* Yo creo que ahí la escritora hace un guiño, porque Crawford, en su investigación ha ido imaginando hipótesis retorcidas y al final es solo delincuencia normal pura y dura, de la que se hace para sacar pasta y punto. *Fin del semispoiler*
Como novela de suspense cumple estupendamente. La parte romántico-erótica, también. Holly y Crawford se sienten intensamente atraídos el uno por el otro, y se enamoran sin querer, porque eso puede ponerla a ella en peligro y hacer que él pierda la custodia.
Como estos días estaba escuchando la idea del gobierno de cambiar la regulación de los delitos sexuales en el Código Penal (por enésima vez desde 1995, es la parte del Código más veces modificada, con los problemas que eso causa al profesional del Derecho) y decir que si no hay un sí explícito entonces es agresión sexual,… Bueno, pues mirando este libro bajo ese prisma (porque tocó, es el que estaba leyendo) todos los encuentros sexuales serían delictivos. Aquí nadie pregunta ni nadie dice que sí, sino que se ponen a ello apasionadamente, con lo cual tanto Crawford como Holly se están violando mutuamente. Lo que no sé muy bien es si eso significa que son libros que promocionan la violencia sexual o si ponen en evidencia lo irreal de exigir una constancia casi notarial del consentimiento.
Dejando a un lado ese detalle.
A mí, que para algo me pagaron la carrera de Derecho, lo que le da un plus de interés a toda esta historia, es la parte jurídica. Cosas como que los jueces sean nombrados a dedo por el gobernador hasta que pueda haber elecciones a juez, con su campaña electoral, suena tan raro aquí…
El tipo de litigio, por la custodia de una menor, ves que es tan amargo para los implicados, como aquí. Me llamó la atención que el juez pudiera imponer a Crawford, hace un año, que siguiera terapia.
Allí una orden de protección se pide, te lo firma un juez cualquiera que tú te busques, sin oír a la otra parte, sin que tengas que aportar pruebas y luego ya se verá en una vista dentro de semanas, si se mantiene o no.
O eso de que la señora juez se pueda recusar a sí misma, sin necesidad de expresar causa; aquí se llama abstención, no recusación, pero hay que alegar y acreditar una causa, y no cualquiera, sino una de las previstas, y si un juez se intenta abstener y no le estiman la abstención pueden incluso imponerle una multa.
Son cositas llamativas para un jurista, aunque de escaso interés para el lector medio.
Lo importante, que es el suspense y el romance, están de sobra y eso la convierte en una novela totalmente recomendable.
Aquí, el tráiler 

Valoración: buena, 4.

Se la recomendaría a: los que gusten del suspense bueno-bueno.

Otras críticas de la novela:
Mundo de Letras hace una crítica en la que considera esta novela como «buenísima», «novela trepidante» de las que te mantienen en vilo. No he encontrado más reseñas en español, así que si alguien conoce alguna, le agradeceré que la enlace abajo.
Paso a las cosas que he encontrado en inglés. En el Huffington Post, el crítico cinematográfico Jackie K. Cooper la pone más o menos bien.
Con una graduación de A+ la califican en The Good, the Bad and the Unread.
Reseña en Publishers Weekly.
Crítica en Debbish Dot Com.
Women24 dice que es predecible pero muy entretenida.

sábado, 14 de julio de 2018

Crítica: “In the middle of somewhere”, de Roan Parrish


Me gustó mucho… y me sobró medio libro
 
Dreamspinner Press, 2015
DATOS GENERALES

Título original: In the Middle of Somewhere
Subgénero: contemporánea

Fecha de publicación original en inglés: 2015

SINOPSIS (según Fiction Data Base)
Daniel Mulligan es un tipo duro, mordaz y tatuado, que oculta su timidez detrás del sarcasmo. Daniel nunca ha encajado en casa en Filadelfia con su padre y sus hermanos, dedicados a la mecánica del automóvil, ni en la escuela donde sus compañeros de la Ivy League lo despreciaban. Ahora, se siente aliviado por tener un trabajo en una pequeña universidad de Holiday, en el norte de Michigan, pero es un chico de ciudad de principio a fin, y está claro que esta pequeña ciudad es otro sitio más donde tampoco encajará.
Rex Vale se aferra a la rutina para mantener a raya la soledad: puliendo su musculoso cuerpo, perfeccionando sus recetas y construyendo muebles a medida. Rex ha vivido en Holiday durante años, pero su timidez y su imponente tamaño le han impedido conectar con la gente.
Cuando los dos hombres se conocen, la química es explosiva, pero Rex teme que Daniel sea otro eslabón más de la larga cadena de personas que lo abandonan, y Daniel ha aprendido que abrirse a otra persona puede ser una debilidad fatal. Justo cuando empiezan a derrumbarse los muros que los mantienen separados, llaman a Daniel a Filadelphia, donde descubre un secreto que cambará su forma de entenderlo todo.

NO TRADUCIDO AL ESPAÑOL

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
En términos generales, sí, allá por el puesto mil quinientos. Es uno de los queer romances que recomendó una vez Alexis Hall, y ha tenido críticas máximas en mis dos páginas web de referencia en novela romántica LGBT, Joyfully Jay y Just Love. Ha gustado tanto que estuvo en la ronda 2 entre las favoritas de los lectores en la votación para el Top 100 de All About Romance este año.

CRÍTICA

Pues me he metido en otro reto, que lleva el, ejem, peculiar nombre de Doce meses, doce pares de boas, organizado por A la cama con… un libro. No leeré los doce libros propuestos. Uno de ellos ya lo leí, la estupenda novela de suspense Bitter legacy, de Dal MacLean. Y del resto, dado los elevados precios de algunos, posiblemente los cambiaré por otros. Lo importante es la intención, creo yo.
Daniel, un chico de ciudad acude a una entrevista de trabajo como profesor en una pequeña universidad de Michigan. Este tópico del «pez fuera del agua» me resulta tremendamente atractivo.
Cuando vuelve de la entrevista, atropella a un perro en mitad de una carretera solitaria.
El coche estropeado. Sin cobertura en el móvil. Y bosques hasta donde alcanza la mirada. Se echa a andar con el perro en los brazos para buscar ayuda.
Anda algo nerviosillo, con todas sus paranoias de urbanita de la Costa Este sobre un Medio Oeste lleno de asesinos en serie, una ciudad pequeña, bosques solitarios, frío,…
Y cuando lo que sale a su encuentro es un hombre tipo armario empotrado que lleva un rifle, apaga y vámonos.
Ya se veía como protagonista de Fargo, partido en cachitos por un psicópata que se lo lleva a su cabaña.
Pero no, en realidad Rex es todo un cielo de hombre. Una de esas personas nutricias que cuidan, miman, sanan y lo mismo te hacen un mueble a medida que comida casera, que en los USA debe ser el no va más del romanticismo.
Daniel tiene un carácter totalmente opuesto: arisco, desconfiado, un gallito dispuesto a la lucha porque nunca ha encajado del todo en ningún sitio.
Sienten una inmediata atracción física, pero no actuarán al respecto hasta que se reencuentren meses después.
Como es una romántica gay, se ponen al tema casi antes de decirse ojos negros tienes. Hay unas cuantas escenas sexualmente explícitas a lo largo del libro, pero se dedica mayormente al minucioso relato del progresivo enamoramiento de estos dos.
Me encantaron tanto el planteamiento como los personajes. Afortunadamente, porque se cuenta en primera persona desde la perspectiva de Daniel. Como el tío fuera un tostón creo que no habría aguantado más allá del 10% del Kindle.
Al poco de ponerme a leerlo, tuve que ir a trabajar, y había momentos en que me sorprendía pensando qué le ocurriría a Daniel en ese entorno tan natural, donde todo huele a pino y madera recién cortada. Deseaba volver a casa para conocer algo más de la vida de estos hombres, por qué son como son, sus historias personales y familiares.
Y tiene esa cosa interesante de plantearte la vida académica, cómo hay que progresar, a qué conferencias tienes que ir, y publicar papers, etc.
Al principio, ya digo todo estupendo y súper interesante.
Pero conforme iba leyendo y veía que progresaba poco… ¿todavía voy por el 30%... y qué más puede pasar?... He leído un montón y,… ¿cómo que aún estoy por el 52%...?
Por eso digo que me sobra medio libro.
Mis pensamientos eran algo así como:
Qué sitio más chulo
Qué tipo más adorable.
Ay, qué bien, qué sexis, mira como se enrollan.
Fíjate tú en lo que es ser profe….
Después: bueno, ya vale, si, en fin….
Otra vez follando… No, si está bien, pero cuéntame otra cosa, me la refanfinfla un poco si le mete un dedo o tres.
De nuevo páginas y más páginas de la universidad… La verdad, chico, me importa poco que una profesora a la que admires se le vaya la olla.
Ah, sí y estos problemillas con la familia homófoba,… previsible, y ya me lo has contado cien veces.
Y otra vez hablando con su mejor amiga y…
Las partes que me aburrían empecé a leerlas de través.
Al final la cosa se anima un poco en plan dramón familiar, pero para entonces ya quería cerrar el libro y dedicarme a otra cosa.
La incomprensión de la familia de Daniel hacia él me parecía auténtica y falsa a la vez. Auténtica por la parte de de no tener nada en común con tus parientes, pero como les quieres confían en que alguna vez las cosas mejoren y... Ser adulto y darte cuente (y aceptar) que eso nunca pasará.
Pero me pareció realista el desprecio a los logros académicos de Daniel De la gente que conozco, las familias obreras, lo entiendan o no, suelen estar orgullosos de que uno de los suyos saque una carrera universitaria y sea profesor. Son las familias de clase media, las que tienden a despreciar los estudios y los libros.
Ya digo que es mi experiencia personal, puede que en otros entornos sea distinto.
Las 3 estrellas son, al final, la media. Hubo momentos fabulosos de 10 y otros de absoluto tedio que habría preferido dedicar a cazar gamusinos.
Puede deberse al tipo de lectora que soy. Me va más lo sutil, lo que logra insinuar el escritor más que lo que pone en la página, la ironía, el decir una cosa dando a entender otra,…
No me gusta mucho que me lo den mascadito y claro, aquí, con la narración en primera persona, te vas enterando de cada sentimiento y emoción de Daniel, con pelos y señales.
Para ser una primera novela, eso sí, me parece logradísima. Creo que tengo alguna otra de Roan Parrish en mi Kindle, así que sé que le daré otra oportunidad. Si es del mismo estilo, seguiré buscando otra autora que me enamore. No estoy yo para libros que me gusten a estrincones.
La vida es demasiado corta, y a mí no me da para leer todo lo que tengo pendiente.
Es un libro bueno, traducido, si entiendo bien la página de la autora, al francés, al italiano y al alemán.
¿Al español? Creo que ni está ni se la espera.
Valoración personal: buena, 3

Se la recomendaría a: quienes gusten estar en la cabeza de tipos recelosos.

Otras críticas de la novela:

Supongo que gracias a este reto aparecerán por fín críticas en español, hasta la fecha no he encontrado ninguna, pero me encantará que pongáis los enlaces abajo. 
Le dieron 5 estrellas en Joyfully Jay; y otras tantas, según DMAC, para el audio libro narrado por Robert Nieman, en Just Love. En esa misma página, EL le dio 3.5 estrellas al libro.
Para Booknista se merece una A
En Dear Author, una B+ y recommended read
A Judith, de Binge on Books, le encantó. 
Y también a Kristie, de Boys in our books.