miércoles, 4 de enero de 2017

Crítica: “En caída libre”, de Lois McMaster Bujold



La primera historia del universo Vorkosigan. Me costó acabarla.

DATOS GENERALES

Título original: Falling Free
Subgénero: ciencia ficción

Fecha de publicación original en inglés: 1988

Parte de una serie: #1 de la Saga Miles Vorkosigan (por cronología interna); en Fiction Database aparece como A Miles Vorkosigan Adventure #1 y en Good Reads como Vorkosigan Saga #4. Yo ya he perdido en la cuenta…

En español:
En caída libre
Traductor: Paola Tizano
1.ª ed.: 02/1990, B (Ediciones B)
Colección: Nova ciencia ficción, 24


Sinopsis (en Qué Libro Leo)

Leo Graf era tan sólo un competente ingeniero de soldadura: se ocupaba de sus asuntos, hacía bien el trabajo y se ajustaba a las especificaciones, pero todo cambió cuando fue asignado al Habitat Cay y conoció a los cuadrúmanos, seres sin piernas y con cuatro brazos adaptados por la ingeniería genética para el trabajo en ausencia de la gravedad, ¿Quién podría permanecer indiferente ante la explotación y la esclavitud de un millar de jóvenes tratados como objetos por Galac-Tech, la gran corporación espacial?. Fue relativamente fácil adoptar, un tanto ilegalmente, a un millar de cuadrúmanos, lo difícil fue enseñarles a ser libres.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Yo aquí tengo mis dudas de si es una novela romántica. Sí, dos protas acaban juntos y vivos, así que es romántica, y estaría entre las mejores. Pero… Soy un poco obtusa y no estoy segura del todo que sean pareja. Creo que sí. ¿Un beso entre colegas pone de manifiesto un interés amoroso? Toda la serie Miles Vorkosigan obtuvo una calificación de DIK A en All About Romance. Además, esta novela obtuvo uno de los grandes premios de ciencia ficción, en Nebula. No sé por qué tengo apuntado que es una novela de Older couples, o sea, parejas ya de cierta edad,… pero yo creo que aquí la única edad la pone el ingeniero Leo Graf.

CRÍTICA

Esta novela se ambienta en el universo Vorkosigan, como precedente de toda la saga, ya que se supone que transcurre unos 200 años antes del nacimiento de Miles. En una colonia espacial la bioingeniería ha conseguido crear los quaddies,… espera que como la he leído en inglés,… en español lo han traducido como cuadrúmanos.

Es decir, seres humanos modificados para tener dos pares de manos. Supone una ventaja para trabajar en gravedad cero, en el espacio. Lo que ocurre es que son muy jóvenes, como chiquillos y hay que enseñarles a hacer sus tareas. Aquí entra Leo Graf, un ingeniero que acude trabajar al Cay Habitat.

El conflicto surge cuando en la Colonia Beta inventan una gravedad artificial para que los humanos bípedos puedan adaptarse al espacio y trabajar mejor. De repente, este carísimo experimento se convierte en algo inútil, un gasto del que la empresa no va a sacar ningún beneficio.

Como legalmente no son humanos, sino una especie de semovientes propiedad de la empresa Galac-Tech, se trata de no incrementar el “debe” deshaciéndose de ellos de la manera más discreta posible.

Es entonces cuando a Leo Graf se le despierta la conciencia. Porque para él son personas, no cosas. Los conoce y traba amistad con ellos. Son como adolescentes. Y él empieza a obsesionarse a ver de qué manera puede conseguir que estas criaturas queden libres e independientes, como auténticos seres humanos.

Esta es una novela que debe ser muy buena, por las excelentes críticas que he leído. Y ¡qué demonio! Ha ganado un premio Nebula, así que forzosamente tiene que tener mérito.

Sin embargo, me ha llevado meses (no exagero) terminarla. La cogía, la dejaba, pasaban semanas en que la veía ahí, en una de las mesitas del salón, sin reunir energías para conseguir leerla. Al final la he terminado leyendo, como yo digo “de través”, es decir, siguiendo los diálogos y poquito de los párrafos descriptivos, nada más que por saber cómo termina.

No me interesaba nada lo que me estaban contando. Y no quedé atrapada tampoco en la forma en la que lo contaban, la verdad. No sé, quizá sea porque me he empeñado en leer toda la serie y es como si me obligara a leer un libro, lo cual es el beso de la muerte para cualquier lectura. Leer por obligación, o porque tienes que escribir sobre ello para un examen, o para un blog, es una estupidez y sólo puede tener como resultado que no te impacientes si a los dos minutos no te engancha. Por eso he ido cogiéndolo y dejándolo según me daba el ánimo de darle una oportunidad.

Pero nada, que si quieres arroz, Catalina.

Sólo algunas veces, en cosas que hace o dice el protagonista Leo, encontraba yo destellos de ese humor, esa ironía que me recordaba al personaje de la madre de Miles.

Así que no, no puedo recomendarla, porque no he sido capaz de encontrarle el gusto.

Valoración personal: allá tú, 2

Se la recomendaría a: los seguidores de la saga Vorkosigan.

Otras críticas de la novela:

Primero pongo, as per usual, enlace a la página que la wikipedia dedica a este libro.

En español he encontrado en Tercera Fundación la ficha con comentarios y sinopsis, prólogo y datos de publicación en español en Oocities.

En inglés, tenemos a Natalie, de Pretty Terrible (vaya nombrecito para una página web, por cierto), que considera que esta novela es una de las mejores de la serie. En Eyrie.org, les pareció algo ligerito, puntuación 7/10. Por último, Rosario (del Rosario’s Reading Journal) la calificó con una B.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada