miércoles, 10 de agosto de 2016

Crítica: “Rock Wedding”, de Nalini Singh



Martes, 19 de julio. Salía esta novela y me la bajé al kindle nada más despertarme, mientras desayunaba. Comienzo espectacular. Luego se desinfla un poco y… ¡ups, 20 de julio! Leída en dos días.
Leída en Kindle, en un suspiro.

DATOS GENERALES

Título original: Rock Wedding

Subgénero: contemporánea

Fecha de publicación original en inglés: julio de 2016

Parte de una serie: #4 de la serie Rock Kiss

NO TRADUCIDA AL ESPAÑOL


SINOPSIS (según la página web de la autora)

Después de toda una vida deseando tener una familia de verdad, Sarah Smith pensó que finalmente había encontrado su hogar con la estrellas del rock Abe Bellamy, aunque supiera que Abe no la amaba de la misma manera que ella a él. Pero su breve relación, llena de tragedia y pena, casi la destruyeron. Sola, agitada por las emociones y con su ya débil autoestima rota en pedazos, Sarah lucha por recomponer los pedazos tras su divorcio.

Abe sabe que es el culpable del fin de su matrimonio. Atrapado en una red de dolorosos recuerdos, alejó de sí lo mejor de su vida, a la mujer lista y sexy que adora, rompiéndolos a los dos en el proceso. Luego el destino le ofrece una segunda oportunidad de enderezar las cosas, para probar a Sarah que ella lo es todo para él. Abe quiere desesperadamente esa segunda oportunidad en el amor… incluso cuando sabe que no se lo merece.

Pero, ¿podrá convencer a Sarah – ahora una mujer fuerte e independiente sin él– para que arriesgue su herido corazón de nuevo?


¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?

No tengo ni idea. Es demasiado reciente. Yo diría que sí, que es muy buena en su género. En All About Romance ya le han puesto una crítica de DIK A, y eso es señal de que puede gustar a bastante gente.


CRÍTICA

En cuanto supe que salía en julio esta última novela de la serie Rock Kiss, me lo apunté y la compré el mismo día.

Empieza con un breve vistazo al matrimonio de Abe y Sarah. Él: de buena familia, con formación como pianista clásico, teclista de los Schoolboy Choir. Ella: chica crecida en la calle, sólo busca estabilidad. Durante el matrimonio, ella se esfuerza en presentar la imagen adecuada, le aguanta sus silencios y sus broncas, su consumo de alcohol y drogas, y hasta que le diga a la cara que no la quiere. Uuuuuuuuuuuuuuuuuu, perfecto felpudo habemus.

Hasta que un día él se pasa tres pueblos y ella le dice que te den.

Después de leer esa primera parte te dices que este tipo va a tener que humillarse mucho-mucho-mucho, para que ella (y nosotras) podamos perdonarlo.

Avanti unos años. Divorcio, Sarah se convierte en exitosa empresaria, se echa otro novio, pasa por una tragedia personal, el nuevo novio (lo vimos en el libro anterior) también le sale rana…

A la media hora de empezar a leer (no sé si llegó a tanto) ya estaba yo llorando como una magdalena. Cuando un libro te coge el corazón en un puño, a las primeras de cambio,… ya estás vendida.

En un momento de debilidad, Sarah decide darse el lujo de un revolcón con su ex... ¡Ah, que bien escribe esas escenas Nalini Singh!

Con motivo de la boda de Molly y Fox (los protagonistas del primer libro de la serie) Abe y Sarah vuelven a coincidir. Sarah lo desea un montón. No me extraña, dicho sea de paso: el formato armario empotrado, alto y de cabeza afeitada es también mi tipo. Ya sé que cuando veis NCIS Los Ángeles, se os van a todas los ojos tras Chris O'Donnell, pero a mí me va más LL Cool J, ¡qué le voy a hacer! Pues así más o menos me imaginaba yo a Abe.

Abe se siente recuperado de sus adicciones, asume su culpa en el fracaso de su matrimonio y sólo quiere una segunda oportunidad, para demostrar a la mujer de su vida que puede ser el hombre que ella se merece.

Como Sarah ya salió escaldada una vez, esto de darle otra oportunidad a su ex,… va a ser que no. Aunque a nadie le amarga un dulce de vez en cuando. Qué sofocos, qué tensión emocional-sexual entre este par de dos…Qué todo.

El tópico de las segundas oportunidades es uno de los mis favoritos. Funciona bien si el autor sabe, por un lado, justificar que la primera vez no les fue bien por algo serio, no me vale que rompan por una tontería; y, por otro, tiene que hacer creíble su final feliz, lo que les fue mal, ya no les va a pasar. ¿Acierta Nalini? Sip.

Aquí cada uno de ellos, pero particularmente él, tiene que superarse para poder mantener una relación madura y adulta. Para reconquistar a Sarah, Abe no se puede permitir ni un solo fallo: ha de ser constante, devoto, romántico, sexy, respetuoso, amable, comprensivo,…

En este libro está muy presente una idea que domina toda la serie: al final, lo que importa no es tanto tu familia de sangre, que puede estar bien o ser un asco, sino la familia auténtica que te formas (porque los eliges o te eligen) de gente que te quiere y apoya de verdad. En todas estas historias “Rock Kiss” hemos visto unos cuantos padres odiosos que han jodido bastante la vida a sus retoños. Para salir adelante y tener una vida plena, lo que cuenta es toda esa gente que de verdad te aprecia, que pueden ser amigos (como Charlotte y Molly, o los chicos de la banda) o parientes molones, alguno biológico, pero otros, como el de Thea o el de Gabriel, adoptivos, que se ganan el título de padre no por haber preñado a la madre, sino por ser auténticamente esa figura paterna que te escucha, te aconseja y está a tu lado porque tú le importas de verdad. Eso sí es un padre.

Esta auténtica lección vital te la transmite Nalini Singh con pasión e insistencia: hasta el daño de una familia disfuncional se supera si cuentas con gente que de verdad te quiere. Si tus padres son un asco, peor para ellos. No hay nada malo en ti.

Yo iba leyendo y me estaba pareciendo un libro de diez. Luego la cosa, pasada la mitad, bajó un poco. Por varias cosas.
… Para mi gusto, lo sentimental acabó cayendo en lo cursi y, en una ocasión, fue francamente hortera.
… Para que la cosa tenga algo de miga recurre al tópico harlequinero que menos me va.
… Más: como ya le vi hacer en Slave to Sensation (La noche del cazador) Nalini Singh insiste en que el chocolate es uno de los mayores placeres femeninos; una idea de lo más trillada.
… Las bodas tampoco es que sean lo mío y con tanto azúcar acaba una diabética perdida.
… Me incomodaba cada vez que Abe pensaba en Sarah como su esposa, aunque estuvieran divorciados, ¡he oído a tanto machista maltratador hablar justo así!
… Luego, Sarah y su “romántica interior”… la primera vez te hace gracia, pero después, cada vez que Abe hacía una monería, ya estaba derritiéndose la romántica de su interior y me daban ganas de gritarle “¡chica, échale ovarios y deja de fundirte en negro!”.
…¡Un Ferrari rosa! Ahí me ha “dao”. Singh lo explica en su newsletter de 8 de octubre, pero semejante atentado contra uno de los iconos sagrados del diseño europeo. Eso. No. Se. Hace.

Así pasó de lectura resacosa a más bien sacarinosa.

Pero me gustó mucho, ¿eh? Nalini anuncia que en 2017 vuelve a tener un jugador de rugby neozelandés como prota, ¡bien! La historia de Gabriel y Charlotte es la que más me ha gustado de la serie así que será otra a comprar el mismo día de su salida.
Valoración personal: notable, 4

Se la recomendaría a: los fans de las contemporáneas intensas y llenas de emoción.

Otras críticas de la novela:

All About Romance le da una graduación de A y la consideran una DIK (Desert Island Keeper) recomendable para todos los amantes de las historias de segundas oportunidades.

Harlequin Junkie, 4 ½ estrellas. No quería que le cayese bien Abe por lo gilipollas que había sido, pero en su opinión, consigue redimirse.


A Romance and Smut, no le convenció la segunda oportunidad (3/5 estrellas).

4 comentarios:

  1. eeeeh...

    Por razones que se me escapan de momento, recibi una copia avanzada (ARC) de esta novela, hace tress or cuatro semanas--y no he tenido interes en leerla.

    En parte, por razones fuera de mi control (cosas de familia), pero tambien porque la historia anterior, la the Noah y Kit, me dejo con mal sabor de boca.

    Despues de leer y releer las novelas Psy/Changelins, como que ya no tengo paciencia para los tics de la autora.

    (Pero que bueno que tu si la disfrutaste!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya lo siento que estés en un momento así. Esta no es una novela para relajarse y disfrutar porque es de las que exigen un poco emocionalmente.
      De la saga psi-cambiantes sólo he leído el primero, dentro de mi "Desafío AAR", suficiente para saber que no es mi tipo de novela.

      Eliminar
  2. Nalini Singh para mi es muy desigual. Me gustó mucho de la serie psi-cambiantes "Caricias de Hielo" (el tercero de la serie). Judd Lauren es mi protagonista favorito.
    De pura fantasía disfruté con "El Señor del Abismo".
    De esta de Rock Kiss también me gustó la historia de Charlotte y Gabriel, coincido contigo.
    De la serie de los ángeles me paré tras el primer libro porque como tengo un poco de fobia a los pájaros en vez de ponerme en situación, con tanto pluma por allí danzando, me estresaba. Tengo mucha imaginación pero las escenas de cama con esas alas tan grandes daban repelús. Manías que tiene una.
    Y la novela independiente "Bella y Valiente" no me gustó nada de nada.
    Lo dicho, ¡desigual!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está bien que lo digas, porque yo de esas otras series no puedo hablar, que no las he leído (salvo la 1.ª novela de los psi-cambiantes).
      De los harlequines que escribió, como ese Bella y valiente que mencionas, tampoco he leído ninguno.
      Pero en esta serie Rock Kiss sí que me ha gustado.
      P. D.: Como no leo paranormal, no había caído yo en las dificultades del sexo con alas de por medio. Sin ser "ornitofóbica" también a mi me daría repelús.

      Eliminar