sábado, 15 de marzo de 2014

Crítica: "La indomable Sophia", de Georgette Heyer


Segunda novela de Georgette Heyer que aparece por aquí. ¡Veremos más! Para conocer lo mejor de la autora, empezar con esta obra es buena idea. Muchas gracias a la Editorial Salamandra por publicarla en castellano.


DATOS GENERALES

Título original: The Grand Sophy
Fecha de publicación original en inglés: 1950
Subgénero: histórica – Regencia
Puesto en la lista AAR 2013: 98
Traductora del inglés en la edición en castellano de Salamandra, 2007: Gemma Rovira Ortega.

SINOPSIS

Cuando el diplomático Sir Horace Stanton-Lacy tiene que marchar a Brasil, deja a Sophia, su única hija, con su hermana en Berkeley Square (Londres). Y, de paso, pueden ir buscándole un marido conveniente. La alegre y vivaz Sophia pronto se hace un hueco en el seno de esta aparentemente apacible familia, hasta entonces regida de manera un poco tiránica por su estirado primo Charles Rivenhall.

Con perspicacia, Sophia capta que no todo es tan perfecto como parece. Con su ingenio y usando métodos poco ortodoxos, va haciendo lo que es más conveniente para cada miembro de la familia. De manera que cada uno, incluida ella misma, consiga lo que más le conviene.

CRÍTICA

“La indomable Sophia” (título original en inglés, “The Grand Sophy”: La gran Sofi) se publicó en 1950. Es una novela romántica histórica ambientada en la Regencia, en el año 1816.

El tranquilo hogar de los Ombersley en Berkeley Square se verá perturbado por la llegada de la joven Sophia. Su padre, Sir Horace Stanton-Lacy, es un diplomático que se ha recorrido el continente, de Portugal y España a Viena y París, con su hija de la mano. Pero no puede llevársela a Brasil, que es el destino de su próxima misión, así que le ha pedido a su hermana que se haga cargo de ella. De paso, a ver si puede encontrarle algún marido conveniente.

Cuando llega Sophia, la casa se revoluciona. No es lo que esperaban. A esta muchacha alta y alegre la acompañan un monito -regalo para sus primos pequeños-, un loro y una galga que la sigue a todas partes. Elegantemente vestida en París, excelente amazona y conductora de carruajes, pronto se gana el corazón de todos sus parientes,… y la desconfianza de su guapo primo Charles Rivenhall, heredero de la casa y auténtico paterfamilias. Y la tirria de Eugenia Wraxton, la repelente prometida de Charles. Sophia dice de sí misma:

Nací sin una pizca de vergüenza, como dice mi padre, y casi sin sensatez.

Después de tantos años de trotar por el mundo con su padre, Sophia es suficientemente hábil y desenvuelta para manejar todo tipo de situaciones comprometidas. Por algo los oficiales del ejército de Wellington la llamaron “indomable”. A lo largo de los años, se ha encargado de los asuntos de su padre, y ahora que parece que su padre viudo se va a casar de nuevo, está libre para encargarse de otras personas, y de sí misma.

Pronto empieza a darse cuenta que, a pesar de los esfuerzos del Charles, hay más de un problema en esta familia sólo aparentemente armoniosa. Por ejemplo, el padre se dedica demasiado al juego. Su prima Cecilia está enamorada de un poeta que en nada le conviene. Su jovencito primo Hubert se ha dedicado a actividades poco recomendables. Decidida a arreglarles la vida, se pone manos a la obra, aunque con métodos que sacan de quicio a su primo mayor. El cual, por cierto, también tiene algún problemilla. Su prometida, la señorita Wraxton, aunque sea un dechado de virtudes típicamente inglesas, puede que no resulte ser la mujer adecuada para él. ¿Cómo puede serlo, cuando esta muchacha sostiene que…?

No es decoroso que una joven se enamore. Ya sé que la gente llana suele hacerlo, pero creo que un hombre con clase preferiría ver algo más de recato en la mujer con la que se casa.

“La indomable Sophia” es, sin duda alguna, una de las mejores novelas de Georgette Heyer. El personaje principal está magníficamente bien construido. Puede parecer una metomentodo tipo "Emma" de Jane Austen , pero sería una Emma con mucho mundo y gran perspicacia para advertir los problemas y resolverlos con sentido común y mano izquierda. Las cosas que hace, por muy extravagantes que parezcan, al final funcionan.

Una heroína tan formidable precisa un compañero a su altura. Charles la cala desde un principio. A él no le engañan sus manipulaciones. Por eso chocan, pierde la paciencia y se desespera,… pero al mismo tiempo, es suficientemente honesto como para preguntarse si no se habrá equivocado en algunas cosas. Empieza a ver con otros ojos a su familia y a la sosainas de su prometida. Sólo que, como es un caballero, jamás rompería su compromiso, por muy interesado que esté su corazón en otra parte. No debería preocuparse. Sophia es capaz de matar dos pájaros, y hasta tres y cuatro, de un solo tiro. Aunque ello implique robar caballos, el rapto y pegar –literalmente- algún tiro que otro.

Ejemplo del humor típicamente Heyer:

-Ya que mencionas a la señorita Wraxton, permíteme pedirte, prima, que te abstengas de decirles a mis hermanas que tiene cara de caballo –dijo con rigidez.
-¡Pero Charles, la señorita Wraxton no es culpable de eso! No puede remediarlo, y eso te aseguro que siempre se lo he hecho observar a las niñas.
-Considero que las facciones de la señorita Wraxton son particularmente distinguidas.
-Sí, desde luego; me parece que no me he explicado bien. Quería decir que tiene cara de caballo particularmente distinguido.
-¡Lo que pretendías era denigrar a la señorita Wraxton, me doy perfecta cuenta!
-¡No, de ninguna manera! ¡Pero si a mí me encantan los caballos! –alegó Sophy con seriedad.
Antes de poder evitarlo, el señor Rivenhall estaba replicando:
-Sin embargo, a Selina, que ha sido quien me ha repetido tu comentario, no le gustan los caballos, y ella… -Se interrumpió y se dio cuenta de lo absurdo que era seguir discutiendo sobre ese asunto.
-No te preocupes, acabarán gustándole cuando lleve un par de meses viviendo bajo el mismo techo que la señorita Wraxton –dijo Sophy con tono alentador.

Esta novela es prácticamente perfecta. La trama se va hilando de manera muy hábil y te atrapa hasta acabar en una especie de screwball comedy en un caserón perdido en el campo inglés que parece el camarote de los hermanos Marx. Los personajes cobran vida en las páginas. En esta ingeniosa novela de costumbres, no pueden faltar secundarios bien definidos. Como Cecilia, que tenía un pretendiente perfecto, pero este hombre tuvo el mal gusto de contraer paperas en un momento inadecuado, dejando el campo libre a un Byron de tres al cuarto. O Vincent, el desvergonzado calavera que anda en busca de una buena heredera a la que echarle el guante,… Todo ello, narrado con el sutil estilo de Georgette Heyer, que conviene leer apaciblemente, porque una cosa es lo que los personajes dicen y otra lo que están pensando de verdad.

El nivel de sensualidad es bajo, porque lo importante en esta novela no es tanto el romance como el personaje de Sophia y su influencia en la familia Ombersley. No hay apasionados abrazos, ni sexo prematrimonial, o ardorosas declaraciones de amor. En ningún momento “te dicen” que Sophia o Charles se estén enamorando el uno del otro. Es algo que tienes que captar entre líneas.

Es una de las mejores novelas del género. Entonces, ¿por qué “sólo” lo valoro en cuatro y no en cinco? No le falta nada: personajes, trama y estilo son inmejorables. Pero sí le sobra algo: prejuicio. Dependiendo del lector, esto puede resultarle tolerable o bien, llegar a chafarte el libro.

Uno: antisemitismo. Aparece un judío detestable. Sí, una persona perteneciente a una minoría puede hacer de malo. Pero no retratándole de manera tan estereotipada. A mí, las referencias al “instinto de su raza” me sobran.

Dos: el personaje de la marquesa de Villacañas. Es una dama española a la que retrata como “bastante estúpida y terriblemente indolente, como todos los españoles, pero muy bella y bondadosa”. Lánguida y abúlica, tiende a dormir la siesta en cualquier momento e incluso en presencia de invitados.

Pero fuera de estos dos detalles, es una obra magnífica.

Valoración personal: muy buena, 4

Se la recomendaría a: todos los aficionados al género romántico, especialmente a quienes adoren la sutileza y el encanto de una obra bien escrita.

Otras críticas de la novela:

En español, podmos encontrar comentarios sobre la novela en El Rincón de la Novela Romántica, así como en  e-románticos. Y en, al menos, un par de blogs: "Con un libro en la mano" y "La luz de Léoen".

Como ya es un clásico, tiene su artículo en la wikipedia.
Añado, as usual, la ficha de fictiondb.

Otras novelas de la autora en el Desafío AAR:

AAR 70. Georgette Heyer – Frederica (1965)
AAR 100. Georgette Heyer – Sylvester or the Wicked Uncle / El tío Sylvester (1957)

Ediciones en España:

-       La indomable Sophia (2007) Publicaciones y Ediciones Salamandra, S.A.
-       La indomable Sophia (2008) Círculo de Lectores, S.A.
-       La indomable Sophia (2012) Salamandra Digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada