lunes, 8 de diciembre de 2014

Clásicos navideños: "Un día más", de Suzanne Brockmann

Estando en diciembre, me parece buena idea repasar algunas costumbres clásicas de Romancelandia. 

 


Una de ellas es publicar una novela más bien corta (tipo harlequin) ambientada en esta época. Como ejemplo, comienzo con una de mis autoras favoritas, Suzanne Brockmann, y la sexta entrega de su serie “Altos oscuros y peligrosos”. 

Cuando se publicó en diciembre de 1998 (¿veis lo significativo de las fechas?) se tituló It Came Upon a Midnight Clear, que es el título de un poema y villancico navideño de 1849, muy famoso en el mundo anglosajón (tiene página en la wikipedia en inglés y otras, en español no). 

Fue el n.º 896 de Silhouette Intimate Moments. En España, Harlequin Ibérica la publicó como el n.º 102 de la colección “Top Novel” y lo reeditaron como en n.º 80 de la colección Romantic Stars.

Cuando se reeditó en otros meses del año, el título resultaba demasiado navideño, así lo cambiaron por Hawken's Heart (“El corazón de Hawken”).

Los protagonistas son William “Crash” Hawken y Nell Burns. Esta es una historia de supervivencia del “falso culpable”. El personaje de Crash ya apareció en la novela anterior (la n.º 5, Corazón en peligro), en medio de la selva. Lo de “Crash” –estruendo- es un apodo irónico, porque él entra y sale sigilosamente. Era una figura un poco sombría, que se infiltraba en la selva con total naturalidad, haciéndose invisible tras las líneas enemigas. Es Navy Seal, pero no forma parte del pelotón Alfa que protagoniza la serie, sino que lleva ocho años trabajando para el Equipo Doce. 

Además, trabaja en operaciones negras o encubiertas con el almirante Robinson en el llamado Grupo Gris.

Al comienzo de la novela, Hawken vive una Navidad horrible. Ha visto cómo acribillaban a balazos delante de él al almirante Jake Robinson, casi un padre para él. Más horrible aún es cuando le dicen que él es sospechoso de su asesinato y lo detienen. Inmediatamente se hace un largo flashback de un año antes, otra Navidad teñida de tristeza. Daisy, la esposa de Jake, es diagnosticada de cáncer terminal y tiene muy pocas semanas para sobrevivir. 

Daisy es un personaje muy positivo. Artista muy hija de los sesenta, es pareja de un almirante de los EE. UU., se ha negado repetidamente a casarse porque estaba contra el matrimonio. Era su amor lo que los unía, no un estúpido trozo de papel. Pero ahora que va a morir, está dispuesta a darle a su Jake lo que hasta el momento había negado: el matrimonio. A ella le daba lo mismo, y para él era importante, así que…

Al lado de la artística Daisy está Nell, su asistente personal. Entre Crash y Nell hay una intensa tensión sexual, pero las circunstancias son un poco difíciles para todos, con la emoción a flor de piel, intentando reprimir su tristeza para no amargarle los últimos días a Daisy. Además, Crash es de los que, visto su trabajo, acepta que no forma parte de su proyecto de vida algo tan sencillo como sentar la cabeza. Hay un momento en que describe su vida sexual. Siempre que liga con alguna mujer le dice claramente desde el principio lo que hay, de manera que asume que siempre serán relaciones breves.

Un año después de la muerte de Daisy, le pegan un tiro a su marido Jake. Y el sospechoso número uno es Crash. Nell parece la única que cree que es inocente. Entre los dos tienen que averiguar qué hay detrás de esa operación contra un almirante de la Armada estadounidense. Está relacionado con algo ocurrido en el libro anterior, el entrenamiento mixto Navy Seal-FInCOM que salió mal. Pero se puede leer bastante bien de forma independiente. Claro que si te coges a todos los “altos, oscuros y peligrosos” y les das un repaso por orden cronológico, no lo lamentarás. Quizá lo haga algún día. Ya veré.

It Came Upon a Midnight Clear está considerada un favorito “de todos los tiempos” por RT Book Reviews. Además, ganó el Premio RT de 1998 al Mejor de la línea Silhouette Intimate Moments. Tuvo una crítica Gold Medal, y un premio WISH para el héroe, teniente Crash Hawken.

Un detalle curioso que Suzanne Brockmann explica en su página web es que se imaginó a Jodie Foster en el papel de Nell Burns. Es una autora que hace mucho eso, imaginarse a sus protagonistas como determinada estrella de cine, algo respecto a lo cual hay quien está a favor y otros en contra. Y le dio el nombre de un personaje interpretado por Jodie en la película “Nell.”

Esta novela tiene tantas cosas que lo recomienda,… la parte de suspense, el que no te ahorre un tema doloroso, como es la pérdida de una persona querida, los últimos días de una persona desahuciada y cómo se enfrentan sus personas más cercanas a algo así. Crash además es tu prototípico héroe duro, letal, que intenta distanciarse de sus sentimientos,… 

Otras críticas

 
Y en inglés, All About Romance le dio la máxima puntuación, una A y la considera una DIK (“libro que te llevarías a una isla desierta”). Luego, por poner un par de blogs, comentan esta novela Books for a buck y Jennifer Lane.

Valoración: notable, 4.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada