viernes, 13 de marzo de 2015

Recapitulando: Tres cuartos



Pues encaro ya la recta final de mi Top 100. Desnuda ante la muerte de J. D. Robb, hace el número 75 de los libros que llevo leídos para este Desafío AAR. Toca hacer otro alto en el camino, el último o anteúltimo, no sé si escribiré algo más cuando termine mi objetivo.
 
Algunas de las novelas pendientes...
Nada nuevo respecto a las autoras que ya conocía. Las que me gustaban siguen gustándome y las que no me aburrieron en libros anteriores, tampoco en estos me han hecho cambiar de opinión.


Las mejores

En este tramo hay sólo cuatro novelas que consiguieron la máxima puntuación. Todas ellas aconsejables al aficionado de la novela romántica.


Orgullo y prejuicio de Jane Austen
Amarte es mi destino de Connie Brockway
Jane juega y gana de Rachel Gibson
El despertar de una dama de Cecilia Grant



Las peores novelas (para mí)

Hubo cuatro libros que cayeron en la categoría de “no me gustaron”. El peor de todos, Amante despierto de J. R. Ward, con una sola estrellita. No conecté con él y me resultó desagradable y aburrido.

Otros tres merecieron dos puntos: Del odio al amor de Connie Brockway (aburrida), Tuya a medianoche de Lisa Kleypas (decepcionante) y El rescate de Julie Garwood (más de lo mismo).


Autoras nuevas

Nada menos que cuatro autoras nuevas para mí se han concentrado en este tramo. Dos de ellas han pasado al grupo de autoras de las que quiero leer todo. Cecilia Grant, sin dudarlo. Me gusta lo que cuenta, cómo lo cuenta y el tono general de la historia. El despertar de una dama obtuvo la máxima puntuación y quiero leer más libros como ese.

De Meredith Duran se acumularon aquí las dos de este desafío: espléndido El duque de las sombras, cumplidor Marcado por tus caricias. Seguiré con el resto de su bibliografía, aunque me hayan advertido que no está a la misma altura.

Una autora nueva para mí de la que esperaba un poquito más es Sarah MacLean, con cuyo libro Nueve reglas que romper para conquistar a un granuja me quedé un poquito con la sensación de “pues bueno, pues vale”. No me invita a leer nada más de ella, salvo que tenga buenas críticas.

De Nalini Singh leí La noche del cazador. Aunque le di una puntuación de 4 (porque yo soy así, el libro no me gustó demasiado, pero le vi el talento), no me quedaron ganas de seguir leyendo más libros de esa serie. Me gusta como escribe, lo que no me interesa es lo paranormal. Así que le daré una oportunidad a sus novelas contemporáneas.


El cálculo

Sigo cumpliendo la planificación. Me ha descolocado un poco el meter una review para el TBR Challenge al que estoy apuntada, porque tengo que reorganizar un poco el resto y soy muy (pero que muy) cuadriculada.

Pero lo resolví planificando otra vez el calendario de publicaciones, y, salvo imprevistos de esos que nos complican la vida, lo más probable es que termine allá por el mes de julio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada