viernes, 10 de julio de 2015

Crítica: "The Black Hawk", de Joanna Bourne



Termino mi Desafío AAR con esta obra maravillosa.
Es el final, así que por haber llegado hasta aquí, nos merecemos fuegos artificiales.



Y no se me ocurre nada, pero nada de nada, más… explosivo e inmenso, que ilumine toda la cúpula celeste, que la historia de Adrian y Justine.
Ganó el premio RITA al mejor romance histórico de 2011.
Inmejorable.
Perfecto en su género.

DATOS GENERALES
Berkley Sensation, 2011
Cover art by Alan Ayers
Diseño de portada George Long

Título original: The Black Hawk
Fecha de publicación original en inglés: 2011
Subgénero: histórica / 1794-1818

Puesto en la lista AAR 2013: 17

Parte de una serie: 4.º de Spymasters



SINOPSIS (de la contraportada)

Es su enemigo.
Es su amante.
Es su única esperanza.

Alguien persigue a la agente Justine DeCabrillac por las grises calles de Londres. A cubierto de la lluvia, el asesino golpea, y Justine se tambalea en dirección a la puerta del único hombre que puede salvarla. El hombre a quien ella amó en el pasado. El hombre al que odia. Adrian Hawkhurst.

Adrian quería que la traicionera belleza conocida como “La lechuza” volviera a su cama, pero no como una mujer herida y en peligro de muerte. Ahora, mientras la ayuda a recuperarse, los dos deben aprender a confiar el uno en el otro para poder enfrentarse a una amenaza oculta que intenta acabar con ellos, y sobrevivir lo suficiente para poder explorar la pasión que se está despertando entre ellos a fuego lento. Otra vez.

CRÍTICA

Adrian.

Hawker. Hawkins. Hawk. Hurst. The Black Hawk (“El halcón negro”). Sir Adrian Hawkhurst.

Un chiquillo asesino en The Forbidden Rose.
Un atractivo espía herido en Desarmado por un baile.
Un ladrón, cómplice y amigo de la heroína en My Lord and Spymaster.
Un joven aristócrata en Her Ladyship’s Companion.

El hombre con más nombres que Pessoa y más caras que un icosaedro. Políglota, ladrón, asesino, y… hasta mayordomo en Rusia. El chaval vale para todo.

Es el héroe de los Spymaster. Libro tras libro, este secundario ha ido robando escenas. Ahora es su turno.

En The Forbidden Rose aparecía Justine DeCabrillac, una adolescente que trabaja para la policía secreta de la Convención. Eso no le impide ayudar, en un momento dado, a espías ingleses. Cuando el siniestro Pax intenta matar a Adrian, Justine lo acoge a este en su cuarto, aunque el muchacho esté de morros.

Según dedujimos en My Lord and Spymaster, esta joven francesa enamoró a Adrian, lo que le impidió colarse por Jess, la heroína de aquella historia.

Así que, antes de abrir este libro, ya te imaginas que, en algún momento, aquí Mortadelo el rey del disfraz (perdón, el audaz espía británico conocido como “El halcón negro”) y la revolucionaria Justine se debieron reencontrar, hubo tema y rompieron de mala manera. En bandos enemigos durante las guerras napoleónicas. Eso sí que es conflicto externo e interno. Vive l’ espionnage!

Tras la caída de Napoleón, espías como Justine resultan incómodos en la vieja-nueva Francia. Paradójicamente, ha encontrado refugio en Inglaterra. Cuando la apuñalan en plena calle, consigue llegar, más muerta que viva, al cuartel general de los espías británicos. Cuyo jefe no es otro que Sir Adrian Hawkhurst.

La narración tiene un planteamiento algo más complicado de lo normal en una novela romántica. Hay varios flashbacks, bastante largos, en los que rememoran los encuentros pasados de Justine y Adrian. A los trece años ayudaron a unos niños a escapar de un infierno. Años después, se hicieron amantes. A veces se evitan, a veces colaboran. Justine acaba pegándole un tiro. Y las cosas que pasan entremedias son mencionadas de pasada en diversos momentos. Veinticuatro años de relación que no siempre te presentan de forma cronológica. Tienes que estar atenta para reconstruir en tu cabeza su historia romántica. Con sus momentos muy sensuales, sus diálogos inteligentes, muchas veces resignados ante los contratiempos de esta perra vida.

Son dos personajes increíbles. Justine tuvo un pasado horrendo. Hija de aristócratas muertos en las primeras fases de la Revolución, cayó en manos de un desaprensivo que la entregó, niña, a un burdel. Sobrevivió trabajando para la policía secreta. A lo largo de los años, esta bonapartista hizo encaje de bolillos para intentar no tener que matar a Adrian, no traicionar sus ideas ni a su país.

Entre paréntesis: una agradable novedad en este género que se haga cierta justicia a la figura histórica de Napoleón, visto, a través de la perspectiva de Justine, como un personaje que supo conservar lo mejor de la Revolución Francesa, cosas como el voto universal para todos, los blancos, los negros, los judíos,… ganado al precio de ríos de sangre. Cierro paréntesis.

¿Y Adrián? ¡Ah…! En palabras de Joanna Bourne, 


“Es letal y sarcástico y quizá demasiado inclinado a clavarle cuchillos a la gente. Naturalmente, es el material del que están hechos los héroes románticos”.


Sí, el héroe romántico por excelencia. Guapo, en una belleza morena que me recordó un poco a varios protagonistas de Lisa Kleypas. De niño vivió en las calles de Londres, sobreviviendo como ladrón, convirtiéndose en un hábil asesino con cuchillos; aprendió a interpretar el papel que hiciera falta a cada momento, el de hijo de la calle, o el de noble de dudosos orígenes, jefe del servicio secreto que despacha regularmente con el primer ministro.

El argumento general se dedica a una serie de asesinatos en Londres que apuntan a Adrian como autor, y la propia Justine como objetivo. Un juego peligroso que resulta ser una mezcla de intriga, venganza personal y los fantasmas del pasado que reaparecen cuando menos te lo esperas.

Pero luego hay otras historias que te va contando y encontré logradísimas.
La parte de relación amorosa y sexual.
La reconstrucción de una época histórica, con las arenas movedizas de la política, nacional e internacional.
El suspense tipo whodunit respecto a los asesinatos.

¡Y el estilo en que está contado…! Punto de vista profundo en los protagonistas, detalles ambientales, sin apresuramiento, con la complejidad que le dan los flashbacks,…

Hubo un momento en que aparece un baile y me dije, “¡coño, si es que estamos en 1818, la Regencia!”. Pero no la Regencia de cuento de hadas de tantas otras novelas románticas pseudohistóricas. Veamos cómo presenta el capítulo del baile:


El olor de un baile a la moda en Londres era una mezcla de vino dulce, sudor y perfume. En invierno, añádele lana mojada. En realidad, no olía muy diferente de una casa de putas.


De verdad, me parece imposible hacerlo mejor dentro de este subgénero de “amor y aventuras”.

Así que no me extraña que además de buenas críticas, ganara el premio RITA en 2012 al mejor romance histórico. En la encuesta anual de All About Romance se puso las botas: el mejor romance del año, el mejor romance no ambientado en el Reino Unido y el más lacrimógeno (empate). Además, Justine ganó en dos categorías, la de mejor heroína y la más kickass. Por supuesto, también Adrian fue considerado el mejor héroe romántico del año. Y juntos formaron la mejor pareja del año. Añado como curiosidad que, cuando sacaron el audiobook en 2014, una de las críticas de All About Romance, Caz, lo escogió como uno de sus audiolibros favoritos del año.

Así que, en definitiva, qué queréis que os diga. Un libro magnífico que merecería ser traducido. Pero una buena traducción, no cualquier mierda que ignore la sutileza y la complejidad, las referencias históricas, el suspense y la adultez de esta obra.

Valoración personal: excelente, 5

Se la recomendaría a: todos los amantes de la novela romántica, especialmente si les va el tono adulto y la intriga política.

Otras críticas de la novela:

En español, he visto en este blog un resumen de la Saga Spymasters. Hay crítica en RT Book Reviews. La de All About Romance empieza diciendo...


“De vez en cuanto, durante la vida literaria de todo lector, encuentras un libro que te recuerda por qué eres un lector. Renueva tu fe, si ésta se había perdido; enciende de nuevo tu interés, si se había debilitado; y cada palabra, cada página, es una maravilla. La historia de Adrian y Justine no es solo un libro de esos y confirma a Joanna Bourne como una de las mejores autoras actualmente en activo. Si la señora Bourne sigue escribiendo con semejante calidad, merece ser considerada una de las mejores escritoras de romántica de la historia”.


Otras críticas en inglés son la de Smart Bitches Trashy Books, Publishers Weekly, Rakehell, y también mis apreciadas blogueras australianas de Bookthingo.  Y en Dear Author dicen una cosa que me gusta mucho, y es que, aunque sientas la tentación de devorar sus libros (algo que a mí me pasa) eso es no hacerles justicia, porque esto no es “comida basura”.

Como de costumbre, ficha en la FictionDB

Otras novelas de la autora en el Desafío AAR:

AAR 11. Joanna Bourne – The Spymaster’s Lady / Desarmado por unbaile (2008) 
AAR 59. Joanna Bourne – The Forbidden Rose (2010) 

4 comentarios:

  1. Hola, tiene una pinta estupenda, me alegro de que te haya gustado, es genial cuando un libro satisface así al lector.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu cariñoso comentario!
      Cada lector somos un mundo, y nos gustan cosas distintas. Por eso es maravilloso cuando encuentras a un escritor que justo escribe como tú quieres, de las cosas que a ti te hacen tilin y que te entusiasman tanto. Es lo que me ha pasado a mi con Joanna Bourne.
      Aunque en el caso concreto de este libro, me parece que no estoy sola en mi entusiasmo. Que ganara el RITA es, en mi opinión, indicativo suficiente de su calidad.

      Eliminar
  2. ¡No! No me hagas esto...
    La reseña dan ganas de lanzarse a leer la novela pero ya. Y encima la descripción del protagonista...si! a mi se me ha parecido a Derek de Kleypas!
    He buscado pero puede ser posible que en España sólo esté Desarmado por un baile, el segundo de la serie?
    Esto no puede ser posible...que no entiendo ni media de inglés!

    En fin...tocará aguantarse la envidia.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Ya lo siento!!
      ... Aunque por otro lado, me gusta haber podido transmitir mi entusiasmo por esta autora.
      Tienes razón en que sólo está traducido Desarmado por un baile en una edición espantosa de una editorial que desapareció. Pero si lo encuentras por ahí de segunda mano a buen precio, "intuirás" una historia especial. Digo "Intuir", más que ver, por los numerosos problemas de esa edición, que ya comenté en mi crítica de ese libro.
      Y no sería en realidad el 2.º sino el 1.º porque la novelita gótica que escribió Joanna Bourne en los 80 no tiene gran cosa que ver con la serie de ahora, salvo en la presencia de Adrian como secundario... que es por lo que yo creo que en sitios como FictionDB lo ponen como el 1.º, pero se puede prescindir totalmente de él.
      Por cierto, a ver si traduzco al español mi crítica de esa novela.

      Eliminar