viernes, 18 de abril de 2014

Crítica: "Más que una amante", de Mary Balogh


Portada de la edición de 2012.
Diseño: Random House Mondadori
Fotografía ©  Herman Estéves
Otro Mary Balogh. Todo Regencia. Muy bien escrito. Entretenido, aunque nada original.
DATOS GENERALES

Título original: More Than a Mistress
Fecha de publicación original en inglés: 2000
Subgénero: histórica – Regencia
Puesto en la lista AAR 2013: 53
Parte de una serie: 1.º de la serie Amantes
Traductoras del inglés: © 2012, Ana Isabel Domínguez Palomo y María del Mar Rodríguez Barrena

SINOPSIS

La primera entrega de la serie Amantes

Jocelyn Dudley, duque de Tresham, el soltero más cotizado y escurridizo de la alta sociedad, debe batirse de madrugada por haber mancillado la reputación de una doncella. Pero la repentina aparición de Jane Ingleby, empleada en un taller de costura, provoca que el duque reciba un disparo en la pierna. Cuando Jane es despedida de su trabajo por llegar tarde, decide pedirle a Tresham que le explique los hechos a su jefa para recuperar su empleo. Pero él, seducido por su extraordinaria belleza e intrigado por su desparpajo, le propone que sea su enfermera hasta que se mejore. Mientras crece la atracción entre ellos, Jane, que oculta un peligroso pasado, vislumbra un corazón de insospechada nobleza tras esa arrogante fachada.

Una pasión arriesgada. Un oscuro secreto que amenaza con salir a la luz y destrozarlo todo.

CRÍTICA

“Más que una amante” (este título es traducción del original en inglés: “More Than a Mistress”) es una novela histórica ambientada en la Regencia inglesa que se publicó en el año 2000. Es la primera de la serie Amantes.

El planteamiento recuerda un poco a otro libro de Balogh, “La perla secreta”. Aquí hay también una dama que huye de una situación violenta y marcha a Londres, donde intenta ganarse la vida con un empleo de baja categoría, en concreto y en este caso, en un taller de costura.

Por razones que no acabo de entender, para ir al trabajo, al amanecer, atraviesa Hyde Park. Y pasa justo por un discreto rincón en el que dos caballeros están en pleno duelo. Les grita que se detengan. ¿Por qué? No me quedó claro por qué razón se entromete. Quiero decir que si yo soy una humilde trabajadora, o una damisela disfrazada como tal, y me encuentro al amanecer en un sitio aislado de gran ciudad en la Regencia, y vislumbro a lo lejos a un grupo de caballeros que no pueden estar haciendo nada bueno allí a esas horas,… creo que no es muy prudente acercarse.

Pero bueno, son cosillas menores. Esto es una novela romántica histórica, así que la damisela disfrazada se acerca y les grita. Uno de los intervinientes en el duelo, un duque guapo y arrogante, rico, soltero, joven, etc. (insertar aquí cualquier otra característica que se te ocurra de duque de la Regencia según las novelas románticas y acertarás)… se distrae por el grito de la muchacha y resulta herido. La distracción le ha hecho llegar tarde al trabajo y la despiden. Va a casa del duque, que dicho sea de paso lleva ese nombre tan peculiar –Jocelyn- que tan unisex nos suena, para que la ayude a recuperar el empleo. Por esas cosas tan propias del género, acaba teniendo una nueva ocupación: enfermera del duque durante su convalecencia de tres semanas. Porque sí. Aunque ella es un poco impertinente. Y él no está del mejor de sus humores. Pero es la magia del romance.

La cosa es que Jane (que en realidad se llama Sara Jane) y Jocelyn empiezan a conocerse y se encuentran ciertamente atractivos. La música los une en una escena muy lograda, bastante melancólica. Y a partir de ahí, la cosa evoluciona hacia otro tipo de relación. Lo que era un duque libertino propio del siglo anterior se trasforma en un modelo de apacible respetabilidad burguesa, que prefiere quedarse en casa con ella y dedicarse a quehaceres respetables y propios de la intimidad del hogar. 

Esta novela obtuvo las mejores críticas cuando se publicó. Fue distinguida con el Premio RT de 2001 al Romance histórico del año y, en España, en 2012, el Premio Dama a la mejor novela romántica histórica. Apareció en la lista Top 100 de 2004 con el puesto 90, en 2007 subió al n.º 65, en 2010 bajó al n.º 78 y en este año pasado 2013 subió otra vez, hasta su mejor puesto, el n.º 53.

“Más que una amante” es una de esas novelas que, en caso de verlas en la librería, posiblemente no serían mi primera elección. Una novela que nada tiene de especial o distinto en los personajes, la ambientación o la trama, en la que encontramos:
                   
a)           un duque (¡cómo no!) que –repetimos- es guapo, arrogante, rico, joven, bastante civilizado, conocido libertino pero con una secreta sensibilidad artística. Añado que su mirada fija hace temblar a todo el mundo salvo la heroína. ¡Ah!, y gasta monóculo, lo que le da un aire, para mí, bastante ridículo cuando me lo imaginaba.
b)           Una muchacha disfrazada pero de buena familia que se cruza en su camino y lo encanta por su belleza y su sinceridad, al ser la única persona que se atreve a hacerle frente.
c)           Una ambientación típica de Regencia: salones de baile y paseos por Hyde Park. En resumen, no hay nada especial o distinto ni en los personajes, ni en la ambientación ni en la trama.
Lo cierto es que está muy bien escrita, con mucho talento de narradora, de manera que a pesar de no haber nada original en la historia, te atrapa y resulta muy fácil ir leyendo hasta saber en qué para todo, y cómo se solucionan las cosas. Otro punto a su favor es que, aunque se trata de un Regencia, aquí Jane, una vez que descubre que es una persona con deseos sexuales, actúa con normalidad, sin aspavientos ni ñoñerías. Los diálogos son, creo yo, lo mejor del libro, con su punto de ingenio y algún momento de sarcasmo. Pero vamos, tampoco es que estemos ante el sutil humor inglés de una Georgette Heyer.

Valoración personal: buena, 3

Se la recomendaría a: quienes gusten de la novela romántica de la Regencia, sin dudarlo, porque tiene todo lo propio del subgénero. ¿Al resto? No se lo recomendaría, salvo que no tuvieran otra cosa que leer.

Otras críticas de la novela:

Para leer unas cuantas críticas entusiasmadas, de muy bueno para arriba, el Rincón de la Novela Romántica. En Románticas al Horizonte también gustó. Aquí, la crítica de Cazadoras del Romance.

En inglés, tenemos la reseña de RT Book Reviews, la crítica en The Romance Reader, donde me entero de que este fue el primer “tapa dura” (encuadernación cartoné) de Mary Balogh, lo que es un reconocimiento a su talento, ya que eso sólo lo logran -quienes lo logran- después de bastante tiempo. Y, finalmente, en All About Romance.

Pincha aquí para acceder a la ficha de esta novela en la base de datos FictionDB.

Otras novelas de la autora en el Desafío AAR:

AAR 36. Mary Balogh – A Summer To Remember / Momentos inolvidables (2002)
AAR 82. Mary Balogh – The Secret Pearl / La perla secreta (1991)
AAR 92. Mary Balogh – Simply Love /Simplemente enamorados (2006)

Ediciones en España:

-              Amantes 1. Más que una amante (2012) Plaza & Janés Editores, S.A
            -              Más que una amante (2013) Cisne, Debolsillo, 67/14

2 comentarios:

  1. Hola Bona, veo que esta novela está en la lista de las mejores cien. Yo, en esta serie, prefiero a Mi amante secreta, novela que me encantó. Más que una amante, por el contrario, me molestó; es de las pocas novelas de Balogh que no me han gustado. Realmente no me gustó su desenlace. Al comienzo Jane desafiaba al pedante duque, lo que hizo divertida la novela en un comienzo. Sobre todo, porque en principio, el tío no tenía un poder real sobre ella. Pero el hombre reivindica su insufrible arrogancia a partir de la tercera parte de la novela, empezando a tratarla de un modo horrible. Y la chica, por mucho que proteste nunca logra volver a ponerlo realmente en su lugar.
    Hay una reflexión detestable que el dichoso duque se hace: "Bailaría con ella en su baile de presentación y la cortejaría con determinación hasta que claudicara, porque acabaría claudicando. Nadie podía desafiar su voluntad para siempre. Pero todavía faltaba una semana entera para el baile. No podía esperar tanto. Temía que fuera ella quien lo desafiara, cuando nadie más lo había hecho antes."
    En otro momento admite: "Estaba decidido a conquistarla, por supuesto. Tal vez, reconoció, porque ella estaba decidida a rechazarlo. Sin embargo, sabía que sería inútil aplicar la estrategia habitual de intentar imponerle su voluntad". Pero al final fue su voluntad la que se impuso y de una manera completamente plana pese a la resolución del asunto de los duelos y a la ridícula situación que se presentó con Charles, el viejo pretendiente de Jane.
    Nunca hubo un desafío real por parte de Jane que hubiera puesto en peligro la seguridad del triunfo ducal sobre ella (porque eso fue lo que hubo, un triunfo ducal) ni sucedió nada que medio sacudiera la arrogancia de Jocelyn. El duque tenía la certeza de que era suya, no tenía que hacer mucho realmente para conquistarla. Y para terminar de simplificar y aplanar el desenlace en el desarrollo de la relación amorosa, ella quedó embarazada por lo que, obviamente, según los cánones de la época, no hubía alternativa. Pero realmente Jane no habría tenido alternativa porque se limitaba protestar pero en la práctica estaba completamente entregada a él, pese a su desconfianza, a lo mal que la había tratado, a su insufrible arrogancia y a la forma detestable de considerarla y de dirigirse a ella.
    Realmente, pese a las expresiones finales de mucho amor por parte de los dos, el desenlace me resultó desagradable; muy poco romántico. Extrañé a Mary Balogh.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu amplio comentario, es casi otra crítica entera!
      El desequilibrio de poder es evidente. Es algo que ya hemos visto cientos de veces en otras novelas llamadas "de la Regencia", por mucho que lo quieran idealizar.
      Esta novela no tiene mucho que ver con la intensidad emocional habitual en Balogh, aunque sí en el estilo, escribe siempre de forma muy competente.
      Acabo, La amante secreta creo que anda por la lista de las mil mejores allá por el trescientos y algo, y la tengo pendiente de leer, pero sin fecha fija de momento. Así que este año no creo que sea.

      Eliminar