domingo, 28 de septiembre de 2014

Crítica: "El diablo en invierno", de Lisa Kleypas



Portada de la 1.ª edición en español
Ediciones B, S.A., marzo 2007
Ilustración de la cubierta: José del Nido
Diseño: Estudio Ediciones B

Una de las novelas más apreciadas de Lisa Kleypas.

TOP 10

DATOS GENERALES

Título original: Devil in Winter
Fecha de publicación original en inglés: 2006
Subgénero: histórica - Victoriana
Puesto en la lista AAR 2013: 02

Traductora del inglés en la edición en castellano de Ediciones B, S.A., 2007: Laura Paredes

Parte de una serie: 3.ª de las Wallflowers (las Florero) 

SINOPSIS (de la contraportada)

Cuatro jóvenes damas de la sociedad londinense se unieron para buscar esposo. Se llaman a sí mismas las Wallflowers…

Ahora le toca el turno a Evangeline Jenner, la Wallflower más tímida, que será también la más rica cuando cobre su herencia. Como primero debe escapar de las garras de sus codiciosos parientes, Evie acude a Sebastian, vizconde de St. Vincent, un conocido calavera, con una propuesta increíble: ¡que se case con ella!

La fama de Sebastian es tan peligrosa que treinta segundos a solas con él arruinan el buen nombre de cualquier doncella. Aun así, esta cautivadora jovencita se presenta en su casa, sin acompañante, para ofrecerle su mano.

Pero la propuesta impone una condición: después de la noche de bodas, el matrimonio no volverá a tener relaciones íntimas. Evie no desea convertirse en uno más de los corazones rotos que Sebastian desecha sin piedad, lo que significa que estará obligado a esforzarse más para seducirla… o quizás entregar por primera vez su corazón en nombre del verdadero amor.

CRÍTICA

Evangeline Jenner quedó huérfana de madre siendo muy pequeña. Como su padre se dedica a la poco noble empresa de explotar un club de caballeros, la crianza de la niña correspondió a una nada amorosa familia materna. Planean casarla con su primo y, sospecha Evangeline, la harán desaparecer en cuanto su padre muera para quedarse ellos con todo su dinero. Desesperada, la solución que se le ocurre para emanciparse es el matrimonio con alguien que está en una situación tan comprometida como ella: el bello pero arruinado calavera Sebastian, heredero de un ducado y cuya economía lo impulsó a secuestrar a la florero protagonista del libro anterior.

Tópico 1: matrimonio de conveniencia. Para que no haya base alguna de anulación, deben consumarlo, y luego se supone que no ha de haber más sexo, porque Evangeline no quiere ser otra conquista más de Sebastian. Claro que su forma de entender lo que es el sexo es, ¿cómo decirlo? Muy clintoniana.

La mayor parte del libro transcurre en el club de juego del padre de Evie, un negocio que despierta en Sebastian, por primera vez, el interés por algo distinto a sus propios placeres.

Tópico 2: la redención del libertino, siguiendo ese tema tan de novela romántica (y bastante poco creíble en realidad) de que los calaveras reformados son los mejores esposos. Aliñados con unas cuantas escenas amorosas, muy Kleypas: abundantes, explícitas, y sexys.

De las cuatro floreros, Evie es la menos llamativa: pelirroja, tímida y tartamuda. Aunque a lo largo del libro evoluciona, es algo bastante sutil. Lo espectacular es la transformación de Sebastian. Este hombre egoísta se convierte en un esposo responsable, amante de su mujer, entregado concienzudamente a un trabajo productivo y que se plantea incluso la posibilidad de ser padre. Se redime, cambia, madura. Él es el principal atractivo, creo yo, de esta historia. Su aparición era ya, para mí, lo mejor de Sucedió en otoño, y aquí no decepciona. Se te queda grabado en la mente.

Creo que es la tercera vez que leo esta historia. La primera me gustó pero no sé por qué, esperaba algo más y me costó creer en Sebastian como “héroe”. La segunda vez olvidé esto y me pareció una de las mejores de Kleypas, recordándome un poco a Sueño contigo, por la ambientación de antro de juego y un hombre de mala fama al frente. A la tercera, me he quedado con que es muy buena, aunque creo que Sucedió en otoño me gustó un poco más.

Sebastian no es Derek Craven. Como ya comenté al hablar de ese personaje, es uno de los que Kleypas baraja entre sus héroes favoritos. Sigo prefiriendo a Derek Craven porque parte de la peor situación posible y, gracias a su esfuerzo personal, logra triunfar en la vida. Frente a esto, Sebastian no deja de ser un pijo que no hace nada útil en la vida; desperdicia sus cualidades personales y su posición social hasta que se casa con Evie

¿El estilo? Kleypas en su mejor forma: ágil, con cierto humor un poco negro en ocasiones, un tono general más sombrío que las otras novelas de Floreros.

Eso sí, el argumento es bastante anodino. No pasan grandes cosas, sólo pequeños incidentes sin particular originalidad. La ambientación, nada particularmente logrado, ya que podía ocurrir casi en cualquier otro momento histórico y funcionaría igual. Aun así, te lleva suavemente hasta el final y cierras el libro con una sonrisa.

En la encuesta anual de All About Romance, Devil in Winter consiguió el premio a la mejor novela histórica ambientada en Europa, así como al mejor héroe y la mejor heroína. Además, obtuvo dos menciones honorables, al “placer más culpable” y a la mejor pareja, empatada con Bella y Zsadist de Lover Awakened (J. R. Ward); la pareja ganadora fueron Bathsheba y Benedict, protagonistas de Lord Perfect, de Loretta Chase.

Siempre me ha llamado la atención que, de la serie Floreros, esta sea la novela más apreciada en el extranjero, mientras que en España no parece despertar tanto entusiasmo. Aquí prefieren Sucedió en otoño o Secretos de una noche de verano antes que esta. En cambio, ya se ve que está la 2.ª de este AAR y no descarto que acabe en primer lugar en el próximo Top 100.

La leí en español, en una traducción muy aceptable, que me quitó el mal sabor de boca de su inmediata predecesora, traducido por otras personas.

Uno de los peros que le pongo a esta novela es “la” escena entre Cam Rohan y Daisy, desconectada del resto de la historia y que parecía un simple anticipo de la siguiente. Luego no fue así. Kleypas usó al muy atractivo Cam para la serie de los Hathaway. ¿Resultado? El libro de Daisy pasó sin pena ni gloria, y los Hathaway (salvo uno) no me parecieron interesantes. Supongo que Kleypas cambió de opinión. No fui la única en pensar que Cam y Daisy debieron acabar juntos, según he visto aquí, aquí, y aquí. Lo que dice una lectora (no sé si será verdad o no) es que Kleypas comentó en algún sitio que empezó a escribir la historia de Cam y Daisy pero que ambos eran soñadores y Daisy necesitaba alguien con los pies bien plantados sobre el suelo. Pues, la verdad, la historia de Daisy tampoco me pareció particularmente inspirada. Quizá Kleypas estaba más liada en el asunto de pasar de Avon a St. Martin’s y de escribir su primera novela contemporánea, y no prestó mucha atención al remate de la serie. A día de hoy, me parece un error.

Valoración personal: muy buena, 4

Se la recomendaría a: aficionados a la novela romántica histórica, con sexo explícito.

Otras críticas de la novela:

Habitualmente pongo primero los enlaces a las críticas en español y luego en inglés. No obstante, en este caso, creo que es recomendable destacar dos, que son las más personales y sinceras con el libro, la de Lady Marian (en español) y la de Rosario’s Reading Journal (en inglés). Ambas, aun disfrutando del libro, señalan aspectos que pueden resultar problemáticos.

El resto son las habituales críticas de personas que han disfrutado de la novela, sin paliativos: Alea jacta est, Novelas Románticas: Críticas, reseñas, opiniones…, Yo leo RA (Romántica Adulta) y El rincón de la novela romántica.


Como de costumbre, tiene ficha en la fictiondb.

Otras novelas de la autora en el Desafío AAR:

AAR 08. Lisa Kleypas – Dreaming of You /Sueño contigo (1994)
AAR 30. Lisa Kleypas – It Happened One  Autumn / Sucedió en otoño (2005)
AAR 31. Lisa Kleypas – Blue-Eyed Devil / El diablo tiene ojos azules (2008)
AAR 46. Lisa Kleypas – Smooth Talking Stranger / Buenas vibraciones (2009)
AAR 56. Lisa Kleypas – Love in the Afternoon/ Amor en la tarde (2010)
AAR 62. Lisa Kleypas – Then Came You / Cuando tú llegaste (1993)
AAR 80. Lisa Kleypas – Suddenly You /Irresistible (2001)
AAR 84. Lisa Kleypas – Sugar Daddy / Mi nombre es Liberty (marzo 2007)
AAR 91. Lisa Kleypas – Mine till midnight /Tuya a medianoche (octubre 2007)
AAR 96. Lisa Kleypas – Lady Sophia's Lover / El amante de Lady Sophia (2002)

Ediciones en España:

-       El diablo en invierno (2007) Ediciones B, S.A.
-       El diablo en invierno (2008) Círculo de Lectores, S.A.
-       El diablo en invierno (2008) B de Bolsillo
-       El diablo en invierno (2010) Ediciones B, S.A. [Archivo de Internet]  
-       El diablo en invierno; Escándalo en primavera (2011) Ediciones B, S.A.

martes, 23 de septiembre de 2014

Crítica: "Por el corazón de mi dama", de Laura Kinsale


Diseño de la portada: Sylvia Sans
Castillo de Eltz, de Domenico II di Quaglio (1787-1837).
© The Bridgeman Art Library

Hoy que cambiamos de estación, parece buen momento para un paseo por el otoño de la Edad Media, a través de esta formidable recreación de la Inglaterra bajomedieval.


DATOS GENERALES

Título original: For My Lady’s Heart
Fecha de publicación original en inglés: 1993
Subgénero: medieval – Inglaterra, 1370
Puesto en la lista AAR 2013: 89

Traductora del inglés en la edición en castellano de Plaza & Janés: Ana Eiroa Guillén © 2008. Ovación y vuelta al ruedo para ella, por esforzarse en conservar algo del sabor medieval en los diálogos. He visto que luego ha traducido a Edith Warton, D. H. Lawrence o Henry James, y me ha hecho preguntarme: si una traducción de calidad, como esta, enaltece el producto, hasta qué punto las malas traducciones que padecen tantas novelistas románticas no estarán hundiendo el género.



SINOPSIS (de la contraportada)

A mediados del siglo XIV, en la corte del Papa en Aviñón, Melanthe de Monteverde, una joven de la alta nobleza salva a un caballero inglés, un muchacho apenas, de la ira injustificada de la Iglesia. Trece años después ella ni le recuerda, pero él, Ruadrik de Wolfscar, no ha podido olvidar a la misteriosa dama a la que entonces, y para siempre, juró fidelidad.

En Por el corazón de mi dama vuelve a brillar el talento narrativo de la autora de Flores en la tormenta.

CRÍTICA

“Por el corazón de mi dama” es una novela histórica ambientada en la Edad Media. La mayor parte transcurre en el invierno de 1370, pues al comienzo se dice que la duquesa Blanca de Lancaster  había muerto el año anterior, y este personaje histórico falleció, por la peste, el 17 de septiembre de 1369.

Un joven caballero inglés acompaña a su esposa hasta la corte papal en Aviñón. Ella tiene visiones religiosas y se empeña en que los dos hagan voto de castidad. ¿Resultado? El joven acaba sin esposa, caballo ni dinero, y a punto de tener un destino aún más cruel. Pero es rescatado –sin ser consciente de ello- por una dama bellísima y más perspicaz que él. Adoptará la figura del andante Caballero Verde, jurando mantenerse célibe y fiel a su dama.

Pasan trece años. El caballero y la dama se reencuentran en la corte del Príncipe Negro en Burdeos (Aquitania). A la dama la corteja Juan de Gante -que sabemos que no se casará con ella porque al año siguiente, aunque no sale en el libro, contraerá matrimonio con la hija de Pedro el Cruel, lo que le convirtió después en pretendiente a la corona castellana.

Melanthe de Monteverde, que así se llama la señora, es una viuda italo-inglesa que ha aprendido a distanciarse de todo, a no revelar sus sentimientos, a que su mano izquierda no sepa en absoluto lo que hace la derecha, por pura supervivencia; a dormir muy poco, incapaz de relajarse, y cuando lo hace, sus ojos están entrecerrados como los de los gatos. Hay quien la quiere ver muerta, y quien aspira a su mano sin tener en cuenta lo que ella prefiera. A su lado mantiene a Allegretto, un guapo asesino adolescente que me recordó al Mordred de la película Excalibur. Su relación da lugar a escenas más bien mórbidas, incluso enfermizas, porque no sabes si se aman o se odian.

Su paladín es Ruck, el Caballero Verde, en realidad sir Ruadrik de Wolfscar. La protegerá incluso cuando descubra que está lejos de ser esa dama ideal que se había imaginado. Regresarán a una Inglaterra fría y desolada por la peste, pasando por diversas peripecias, siempre al borde de la traición y la crueldad, hasta lograr su final feliz.

Se transmite de manera muy creíble la mentalidad medieval: la omnipresencia de la iglesia, las ideas supersticiosas sobre amuletos o hechicerías, el pánico a la plaga (no se sabía cómo aparecía o por qué se iba, o por qué algunos sobrevivían mientras el resto caían como moscas), la inseguridad de los caminos, los terrenos baldíos despoblados por la peste... Y lo imaginativos que debían ser, sexualmente hablando, los manuales de confesores.

No, los personajes no son personas modernas disfrazadas en un escenario de cartón piedra. Sus preocupaciones y creencias, su esquema del mundo suenan muy medievales.

Esta magnífica novela me ha dejado totalmente apabullada. No se parece a nada que haya leído antes dentro del género. Mientras me sumergía en esta verosímil reconstrucción de la época tardomedieval, me acordaba de El otoño de la Edad Media de Huizinga, y de la novela El bosque de la larga espera de Hella Haasse. Cuando François Villon cantaba a las damas de antaño, es fácil imaginarse a una princesa como Melanthe. Pensé en aquellas ricas nobles medievales, víctimas potenciales de raptos o ataques, y en las que tuvieron que luchar en un mundo de hombres con las armas a su alcance, ganándose la animadversión de los cronistas masculinos. No sólo en la archifamosa Leonor de Aquitania en el siglo XII, sino también en personajes como Beatriz de Provenza en el XIII o la reina Isabel de Baviera-Ingolstadt en el XIV.

A esta generación del Príncipe Negro perteneció Geoffrey Chaucer, aunque en este libro muchas escenas evocan más bien la terrible imagen que Boccaccio ofrece de la peste en Florencia, al principio del Decamerón. Algunos aspectos de Sir Gawain y el Caballero Verde sirven de inspiración a la autora.

Cuenta Kinsale que hay un manuscrito de esta novela en el que todos los diálogos aparecen transcritos en inglés medieval (Middle English), aunque luego lo aligeró un poco para el consumo moderno. Vamos como si Frank Baer hubiera puesto a los personajes de El puente de Alcántara a hablar en plan Cantar de Mio Cid. Cosa que no hizo.

Esta novela consigue el máximo logro de la ficción: trasladarte a otro mundo. Sólo que no es un mundo agradable. Es la Europa diezmada por oleadas de peste, congelada en el frío invernal a comienzos de la Pequeña Edad de Hielo.

Estilo opulento... Época de desesperación... Tono general de dureza… Si alguna vez la definición DRAE de “novela rosa” es flagrantemente inadecuada, es esta. Por el corazón de mi dama no tiene nada que ver con las ligeras fantasías pseudohistóricas tipo Julie Garwood o Johanna Lindsey. Yo la relaciono más con la novela histórica a secas, no con la romántica; para entendernos, más con un edhasa tapa dura que con un harlequín rústica.

El público del género está dividido. O la aman o la odian. Muchos disfrutamos de esta novela; a otros, en cambio, es la que menos les gusta de Kinsale, se les hace pesada o simplemente es un “no la terminé”. Hay un problema –creo yo- de casting lector. A muchos aficionados de romántica les puede parecer difícil, y la prota, insoportablemente fría y antipática. A los aficionados a la novela histórica Edhasa les puede resultar un desperdicio tanta recreación y talento narrativo para contar “una simple historia de amor”.

Pero bueno, yo como Umbral, hablo de “mi libro”, de mi experiencia. Disfruté de la novela de cabo a rabo. Tanto, que me lancé a comprar la continuación, Shadowheart, en inglés, aunque se ha publicado en español este mes de septiembre con el título de Corazón en sombras. A la fuerza será más dura y sombría, teniendo como protagonista a Allegretto, el inquietante asesino.

Valoración personal: extraordinaria, 5

Se la recomendaría a: todos los amantes de la novela histórica de ambientación medieval.

Otras críticas de la novela:

En español, le han dedicado crítica el blog Novelas Románticas: Críticas, reseñas, opiniones… y Mi condado literario, además de la página El rincón de la novela romántica

En inglés, tiene crítica en Gossamer Obsessions, All About Romance y Dear Author

Como es habitual, enlace a la ficha en FictionDB.

Otras novelas de la autora en el Desafío AAR:

AAR 06. Laura Kinsale – Flowers From The Storm / Flores en la tormenta (1992) 
AAR 86. Laura Kinsale – The Shadow and the Star / Sombra y estrella (1991)

Ediciones en España:

-       Por el corazón de mi dama (2008) Plaza & Janés Editores, S.A.
-       Por el corazón de mi dama (2009) DEBOLS!LLO

P.D.: Escribí esta crítica hace meses. En mi planificación, iba a aparecer el 1.º de agosto. Pero me entristecía tanto despedirme de Kinsale en este desafío AAR, que lo he ido posponiendo. Saber que me quedaba hablar de esta novela me reconfortaba extrañamente. Sin embargo, no lo puedo dejar más, tengo que soltarla, y el comienzo del otoño me pareció un buen momento para esta novela ambientada en el “otoño de la Edad Media”.

jueves, 18 de septiembre de 2014

Obituario: Mary Stewart



Mary Stewart falleció el 9 de mayo pasado. En España es una escritora ignorada o, más bien, olvidada, puesto que muchas de sus obras sí que se tradujeron hace años.
Contraportada (detalle) de la edición Ultramar, 1978, de Nueves carruajes esperan
Sin embargo, es muy reconocida en el mundo anglosajón, donde la consideran la autora que lanzó el suspense romántico como un género nuevo. No es de extrañar que Sandra Brown escribiera el prólogo para la edición de 2006 de Nine Coaches Waiting (1958), en el que dijo que “El libro no sólo encantó a los lectores, sino que también definió el género del suspense romántico al combinar, hábilmente y sin que se note, los elementos góticos y de misterio con una historia de amor clásica”.

Las hilanderas de la Luna
Portada de la edición Bruguera 1973


Aparte de los obituarios en diversos periódicos, como The Guardian, The Telegraph, The New York Times o The Scotsman, Mary Stewart ha sido recordada en la blogosfera romántica en páginas web como All About Romance, las Word Wenches (Jo Beverley et alii), o el blog Mysterious Musings de Julia Buckley.



Protagonizan sus novelas educadas jóvenes británicas que se enfrentan con flema e intrepidez a los obstáculos que se cruzan en su camino. Son muchachas que combinan aplomo, elegancia y valentía con mucho sentido común y un férreo sentido moral… Y son recompensadas con el amor de caballeros misteriosos, apuestos y ricos. Todo, en un ambiente elegante, algo sofisticado, que recuerda a la estética de las películas Hitchcock de la época.

Aunque su suspense romántico recuerda a la producción gótica de una Victoria Holt, el entorno es contemporáneo. O lo era cuando se escribieron. Como azafatas de la serie Pan-Am, sus protagonistas salen a la calle con sus bolsitos colgando del codo y guantes, vestidas en plan New Look de Dior, y conduciendo rápidos coches a juego.

Extraordinaria narradora, integraba hábilmente el romance en una trama de suspense. Para los ojos actuales, la parte de romance se limita a unas pocas escenas, predominando la atmósfera gótica sobre la interacción entre los dos protagonistas que, por supuesto, no tienen sexo antes del matrimonio. Lo mejor es el estilo y la ambientación. Elegante en su escritura, las descripciones sumergen al lector en esos mundos que tan exóticos y extraños resultaban a las heroínas. Situó sus historias en la Alta Saboya (Nueve carruajes esperan, 1958), Creta (Las hilanderas de la Luna, 1962), Viena (Comenzó en Viena, 1965) hasta en las islas Canarias (The Wind Off the Small Isles, 1968) o el Líbano (Los sabuesos de la muerte, 1967). Estos lugares no se usaban como mero decorado, sino que el lector se sumerge totalmente en estos entornos, sintiendo que está allí mismo, compartiendo aventuras y desventuras con la heroína de turno.

Tras varias novelas de suspense romántico, cambió un poco de dirección emprendiendo la aventura de un ciclo sobre el mago Merlín. Estas obras le dieron enorme fama. En esta trilogía que recreaba el siglo V britano-romano se narra la historia arturiana, pero desde la perspectiva de Merlín. Está formada por La cueva de cristal (1970), Las colinas huecas (1973) y El último encantamiento (1979). Volvió otras dos veces a tratar la leyenda, con The Wicked Day, que  recreaba la historia de Arturo y Mordred, y En busca del Grial (1995).

Hoy, sus libros traducidos están descatalogados. Pero se pueden conseguir algunos, a un precio razonable, en librerías de segunda mano. En inglés, muchos se pueden encontrar tanto en papel como en electrónico. Aunque alguno, como el relato corto ambientado en las Islas Canarias es difícil de encontrar y bastante caro. Sólo apto para coleccionistas fervorosos.

Mary Florence Elinor Rainbow nació el 17 de septiembre de 1916 en el condado de Durham (Sunderland, Escocia). Era hija de un vicario. Estudió en la universidad de Durham. Trabajó en la enseñanza y tenía lo que se suele llamar “una sólida formación clásica”, destacando su interés por la Britania romana. En 1945, en el castillo de Durham, conoció al que pronto sería su marido: el geólogo Frederick Stewart. Llegó a ser uno de los científicos más destacados del Reino Unido, hasta el punto de que lo nombraron caballero en 1974. Él murió en 2001. No tuvieron hijos.

Si tenéis la oportunidad de leer alguno de sus libros, no la desaprovechéis. Están traducidos los siguientes libros de suspense romántico: Nueve carruajes esperan (1958), Mi hermano Michael (1959), La hiedra (1961), Las hilanderas de la Luna (1962), Magia negra (1964), Comenzó en Viena (1965), Los sabuesos de la muerte (1967),  No toquen al gato (1976) y La mansión embrujada (1988).

Y cuatro de los cinco libros arturianos: La cueva de cristal (1970), Las colinas huecas (1973), El último encantamiento (1979) y En busca del Grial (1995).

Tiene página en la wikipedia en español. Aquí se encuentra el enlace.  Y también puedes leer su ficha en FictionDB, con el listado de todas sus publicaciones.