martes, 29 de septiembre de 2015

Crítica: "Having Her", de Jackie Ashenden



Los lectores de All About Romance la escogieron [escogimos, que yo también voté] como la mejor novela de 2014 en la categoría de novela erótica. Tenía la crítica hecha de hace meses, y no sé por qué fue quedando relegada. Erótica con profundidad psicológica y evolución emocional. Sólo para mayores de edad, claro.
Portada en FictionDB

DATOS GENERALES

Título original: Having Her
Fecha de publicación original en inglés: 2014
Subgénero: erótica
Parte de una serie: Lies We Tell #2

NO TRADUCIDA AL ESPAÑOL

SINOPSIS (según la página web de la autora  donde, de paso, puedes ver el Book Trailer de este libro)

Detrás de cada heroína está el dolor que la ata.

Kara Sinclair, propietaria de un café manga, tiene un problema desde hace tanto tiempo que se acerca a lo patético. Su virginidad. Librarse de ella, sin embargo, implica hacer justo lo que la aterra—bajar la guardia con alguien que sea relativamente extraño. Lo que hace que la oferta de Vin Fox, el hermano mayor de su mejor amiga, algo demasiado tentador para rechazarlo.

Vin no tiene tiempo en su complicada vida para dedicárselo a nadie, y menos para preocuparse por Kara y su alocada búsqueda. Cuando ella insiste en seguir con un plan que él considera poco seguro, entonces, dice que ya basta. Si quiere perderlo, puede hacerlo con él. Ventaja añadida: podrá hacer realidad sus fantasías más oscuras: incluido el collar de esclava.

Kara pensó que tratar con un conocido como el sexy y controlador Vin haría las cosas más fáciles. Pero cuando se ponen manos a la obra, ni siquiera la seguridad de un disfraz puede engañar a sus demonios interiores.

Para entonces, el juego ha ido demasiado lejos… y las consecuencias pueden atarlos para siempre. O hacer que se rompan por las costuras.

Advertencia: Contiene un héroe sexy y melancólico empeñado en “arreglarla” y una heroína que no le teme a nada… excepto a lo “normal.” Más cosplay rarito del que puedas recordar. La enfermería está llena; por favor, coge cita antes de leer.

El primer libro de la serie, Taking Him, se publicó en noviembre de 2013.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Sí, entre las mil mejores novelas románticas, en torno al quinientos.

Descubrí esta novela gracias a All About Romance. Le dieron la máxima puntuación crítica: DIK A, para Dabney fue de lo mejor de 2014, y entendieron que era uno de esos tesoros escondidos del año. Con esas recomendaciones, hubo quien la probó y le gustó tanto como para votarla la mejor Erotica/Romantica (así, en inglés) de 2014.

CRÍTICA

Kara Sinclair tiene una apariencia extravagante. Pelo azul, piercing en oreja y nariz, lentillas de colores imposibles y un gusto en materia de ropa,… alternativo. Minifaldas ajustadas, medias de rejilla y doc martens. A este tipo de botines de cuero en plan militroncho se les llama biker boots en inglés.

Su interior aún es más retorcido que el exterior. Rechazada por su familia, sobrevive llevando un café manga en Auckland (Nueva Zelanda). Una de las cosas que la molesta de sí misma es seguir siendo virgen a los 25. Hay una parte de intimidad, de imaginarse desnuda delante de un desconocido, que siempre le hace echarse atrás en el último momento.

En uno de esos intentos frustrados, se encuentra en mitad de la noche, y vestida de aquella manera, en una zona poco apropiada de la ciudad. Así que llama a su amiga Ellie, pero quien contesta al teléfono (y al final la rescata) es Vin, un tiarrón de metro noventa y tres, ancho de hombros, apasionado, impaciente, sobreprotector.

No se llevan demasiado bien. Kara le resulta demasiado poco convencional. Vin está acostumbrado a asumir todas las responsabilidades del mundo. Cuando descubre que ella quiere perder la virginidad con un desconocido, no entiende que se arriesgue tanto.

Se acerca la NZ Con, algo así como la Comic-Con pero en neozelandés. Kara decide ir disfrazada de Princesa Leia. No, no con ensaimadas en la cabeza, sino en plan esclava de Jabba el Hut. Mucho más sexy, donde vas a parar.

Kara vacila a Vin con el temita del disfraz. Le guasapea fotos de los distintos candidatos al rol de digamos, desvirgador, y al final Vin se acaba cabreando. Bastantes problemas tiene en su vida como para andar encima preocupándose por lo que le pueda pasar a la mejor amiga de su hermana pequeña. Así que dice que vale, que él se ofrece para la misión, así Kara no correrá peligro buscando maromo idóneo por esos bares del Señor.

Cuando se ponen a ello, Vin se da cuenta de que Kara tiene ciertas inseguridades y, por hacerle las cosas más fáciles a ella, empiezan un juego de amo/esclava. Como una forma de quitarle presión a ella, que si algo sale mal, él asume la responsabilidad. Así se inicia una relación en principio sólo sexo intrascendente. Con el tiempo, la realidad (¡esa perra!) les da un sopapo en las narices. Como todas las historias de “sólo sexo”, acaban apareciendo el amor y las complicaciones.

No suelo leer subgénero erótico, pero si la parte erótica y la emocional se equilibran y complementan, suelo disfrutarlo bastante. Si sólo son escenas eróticas malamente hilvanadas, no me interesa.

Aquí, lo fuerte son los personajes. Vin tiene una vida complicada. Siendo aún menor de edad, su padre los abandonó. Le tocó hacerse cargo de todo: una madre esquizofrénica, un negocio que hay que sacar adelante como sea, y una hermana en peligro por la que se preocupa constantemente. Todo y todos dependen de él, no puede fallar nunca. No hay sitio para sus sueños personales. El sexo con Kara resulta…


Una fantasía. Una vía de escape. Ser otra persona por un tiempo.


Kara se encuentra sola en el mundo porque su madre la rechazó. Literalmente. Lleva años devolviéndole a Kara cartas sin leer. Pensadlo un momento, todo el mundo dice “al menos, siempre me quedará mi madre”. Y poneos en el lugar de alguien a quien su madre, simplemente, no quiere. Es muy fuerte, entiendo perfectamente que Kara no se vea digna de nada, sin derecho a nada. Ni a tener sueños propios.

Así que tenemos por un lado a un tipo dominador y controlador. Hiperresponsable. Y por otro a una chica con la autoestima tan por los suelos que de joven se autoinfligía dolor para tranquilizar su ansiedad. Material psicológico bastante complicado para crear una relación funcional.

Se embarcan en una relación sexualmente rara, sobre todo en la primera parte de la novela. Unas cuantas escenas explícitas y excitantes, en las que predomina el juego de rol con disfraces. Pero no hay nada para incomodar al lector medio de romántica. Primero, porque no hay nada en plan latigazos, humillaciones, tríos, voyeurismo, sexo anal, o juguetes eróticos. Segundo, porque la tranquilizadora moraleja de la historia es que los protagonistas se portan así porque lo necesitan en ese momento, no porque les guste per se. ¿Conclusión? Cuando han superado sus problemas emocionales, asumirán papel de pareja bastante tradicional.

De todas formas, me parece todo un desafío para el escritor contar este tipo de historia sin caer en la falta de respeto a la mujer. Pero Ashenden lo consigue totalmente. El protagonista no resulta machista ni prepotente, ni los juegos humillantes para la mujer.

Se ambienta en Auckland (Nueva Zelanda), donde vive la escritora. Tanto este país como su vecino Australia me resultan –como ya he dicho otras veces- muy interesantes, me encantaría visitarlos, o incluso pasar alguna temporada en ellos (soñar no cuesta nada). Lost in Kakadu fue la primera novela que viene de las antípodas que comenté aquí, luego han venido las de Nalini Singh, y esta de Jackie Ashenden no será la última. No es que me vaya a leer toda su bibliografía, pero lo intentaré con algún otro libro suyo que esté recomendado.

Por los resúmenes que he leído, recurre a ambientaciones en distintos lugares de Oceanía y Asia, y eso -para mí- es un punto de interés añadido.

Es verdad que no hay mucho color local, pero resulta curioso ver, por ejemplo, que la gran potencia cultural, la referencia de los personajes, no sea ni lo británico colonial ni lo estadounidense, tampoco lo autóctono, sino Japón.

Resumen: una novela romántico-erótica en el que la parte más subida de tono se concentra en la primera mitad. Después, estás tan implicada en la novela, que no necesitas que haya sexo cada equis páginas.

Valoración personal: notable, 4

Se la recomendaría a: los aficionados a la novela erótica de intensidad emocional. O a la contemporánea con escenas más tórridas de lo habitual.

Otras críticas de la novela:

No he encontrado otras críticas en español.

All About Romance, como he dicho, es un libro DIK A y en la crítica leo una frase que puedo compartir perfectamente: “La novela cumple con mis criterios para un romance erótico soberbio: el sexo que comparten los personajes es parte integral de la trama y ambos están maravillosamente escritos”.

The Romance Evangelist, 5 estrellas.

Harlequin Junkie le da lo máximo, 5 corazones.

Book-A-Holic Anon, otras 5 estrellas.

RT Books Review, 4 estrellas y media

The Theory of Lieto Fine (Lieto fine = “final feliz” en italiano) le da 4 estrellas y señala una cosa buena en la relación entre los personajes y es que, aunque a Vin no le gusta como viste ella o como se maquilla nunca, ni una sola vez, le dice que cambie, ella o sus gustos y eso es un puntazo.

Romance Novel News, 4 estrellas.

Conclusión: Si en el marasmo en blanco y negro de nuestras librerías veis por casualidad alguna vez traducida esta de Ashenden, esta sí que es erótica de calidad contrastada. 

9 comentarios:

  1. Pues hablas tan bien de ella que tendré que apuntarla. La erótica de calidad es difícil de encontrar pero yo la disfruto muchísimo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya nos contarás a ver si esta autora te va o no. Para gustos, los colores, y la verdad es que la erótica me parece un subgénero complicado, muy personal, difícil de acertar.
      A mi me gustan estas autoras que equilibran lo sexualmente muy explícito con la parte de angustia emocional. Esta lo pondría más en la línea de Megan Hart que de una Lora Leigh -que escribe libros increíblemente sexis en la parte erótica pero que son totalmente trilladas en lo romántico-emocional.

      Eliminar
  2. No creo q la publicaran aqui en España, hoy en dia casi todo q publican es de aqui, de España....de las novedades q veo y conozco eh....mira seria un buen debate este tb jejejejejejejejej
    Igual q a ti,me gusta que haya algo mas q sexo por sexo, una trama bien hilada y desarrollada hace q no eches de menos,para nada, un maratoniano escenas y escenas.....Me gustaria leerlo,de verdad, pero el ingles y yo no nos llevamos lo q se dice bien

    Besitosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya siento que lo del inglés no sea lo tuyo, porque hay cosas muy especiales que no traducen.
      Lo del debate me parece muy interesante. Estaría bien que lo planteara quien leyese de todo, español y traducido. Buena idea para tu blog, o igual para una web como El rincón de la novela romántica.
      Yo no estoy capacitada porque original en español leo demasiado poco como para opinar.

      Eliminar
  3. En principio la temática no me llama demasiado, pero hablas tan bien... Lo malo va a ser conseguirla... :/

    ResponderEliminar
  4. Fuera de Amazon, no veo que esté disponible en España. Yo la compré en digital, ahora está a 4,53 € en formato kindle. No barato, pero asequible. Es lo que te recomendaría si te decides a darle una oportunidad.
    En papel, veo que sólo se puede encontrar de segunda mano, que es 11,96 € + 2,99 € de gastos de envío, o sea, 14,95 €. Sinceramente, yo no pagaría eso si me encontrara en tu situación, autora desconocida que puede no gustarte y una temática que de entrada no te llama.
    Bueno, yo es que más de seis euros sólo pago por novelas de mis autoras favoritas.

    ResponderEliminar
  5. ¡Tomo nota Bona! Hace tiempo que no leo una erótica interesante y me has puesto los dientes largos ^^

    ResponderEliminar
  6. No soy demasiado amante de la erótica pero si compagina bien esa parte sexual con la emocional siempre estoy dispuesta a darle una oportunidad.
    Por lo que comentas creo que es una novela diferente, tanto por lo excéntrica de la protagonista como por todo el mundo laboral manga. Creo que me gustaría bastante.

    Sobre todo me quedo con que la autora consigue que no sea una historia humillante para la protagonista, que es la causa por la que apenas leo erótica, y que finalmente superen sus problemas.

    Me encantaría leerla pero mi inglés es bastante mediocre. No consigo ponerle remedio.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tenemos una actitud bastante parecida respecto a la erótica. Con cuenta gotas y sólo si no hay insultos, maltrato o crueldad. Con tanto seudo-sado parece que lo que vende es humillar a las féminas, y yo por ahí no paso. Hay muchas formas de explorar la sexualidad en la ficción sin necesidad de denigrar a nadie.
      Ya siento lo de tu inglés. Para mí es como si la romántica traducida fuera un pequeño armarito y la romántica en inglés, una casa entera, con sus jardines, piscina y todo. O mejor aún, toda una ciudad con habitantes diferentes.
      Me hace pensar si no habrá historias románticas en italiano, francés o alemán que sean deliciosas y nos las estemos perdiendo.

      Eliminar