miércoles, 14 de octubre de 2015

Crítica: “Love Irresistibly”, por Julie James


Después de leer It Happened One Wedding (crítica, aquí), le voy dando oportunidades a otras de Julie James. Contemporánea, con humor y bastante sexy.
Leído en Kindle


DATOS GENERALES

Título original: Love Irresistibly
Subgénero: contemporánea

Fecha de publicación original en inglés: abril 2013
Editorial: Berkley
Páginas: 304

Parte de una serie: 4.º libro de la serie Chicago o FBI/US Attorney

SINOPSIS

Está acostumbrado a conseguir lo que quiere…

Antigua estrella de fútbol Americano, y uno de los fiscales más destacados de Chicago, el Assistant U.S. Attorney Cade Morgan hará lo que sea para conseguir atrapar a un corrupto senador del Estado, lo que significa que necesita la ayuda de Brooke Parker. Como asesora general de una compañía de restauración, puede conseguir que se ponga un micrófono en la mesa del senador, en uno de sus restaurantes de cinco estrellas, de manera que el FBI pueda grabarle. Todo lo que Cade tiene que hacer es convencer a Brooke para que coopere, y no duda en utilizar un poquito de encanto, o el poder de su cargo, para hacer justo es…

Y lo que quiere ahora es a ella.

Como hábil mujer de negocios, Brooke sabe que necesita seguirle la corriente a la oficina de los U.S. Attorney, aunque ello signifique trabajar con Cade. No hay duda de que existe una chispeante atracción bajo sus sarcásticos chistes, pero Brooke está decidida a mantener las cosas en un nivel informal. Cade está de acuerdo, hasta que una sorprendente serie de acontecimientos le complica la vida, y se da cuenta de que quiere algo más que pasar un buen rato con la mujer de la que podría acabar, aterradora e irresistiblemente enamorado.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Sí, estaría entre las mil mejores novelas románticas, en torno al setecientos y algo.
En la encuesta anual de All About Romance ganó en la categoría de mejor romance contemporáneo, y mejor pareja romántica, aunque en este caso con empate. Además, tuvo mención honorable a la mejor heroína romántica, Brooke Parker.


CRÍTICA

Brooke, la protagonista, es una abogada de empresa que trabaja 24/7. Está totalmente volcada en que este negocio de restauración suba como la espuma. Aparte de tener restaurantes de cinco estrellas, hace el catering para lugares deportivos, grandes estadios y cosas de ese tipo, que debe ser el negocio del siglo o, por lo menos, un escaparate fabuloso para este tipo de bisnis.

Criada en una familia de clase media, sus padres se mudaron a una zona pija de Chicago para que ella pudiera ir a un buen instituto. A la semana de graduarse ella, se fueron a vivir a otra parte, ¡eso sí que es sacrificarse por dar a tu hija la mejor educación posible!

Joven, sexy, y siempre desde lo alto de sus taconazos, con un trabajo tan exigente, le pide poco a sus relaciones. No tiene tiempo. Cualquier hombre con el que liga queda deslumbrado porque es “casi como salir con un tío”: no se mosquea por los retrasos o las citas canceladas, y se reduce sin remilgos a lo básico, salir a cenar y un buen polvo de vez en cuando.

Lo curioso es que esto funciona durante… unos cuatro meses. En seguida, los señores que pensaban que ella era un regalo del cielo, se empiezan a sentir disminuidos por su éxito profesional, que ellos no sean lo primero en su lista de prioridades. Sí, lo sé, bochornosamente machista.

Un día, se presentan en su oficina un fiscal estrella que persigue políticos corruptos y un par de tipos del FBI. Tres tipos trajeados, muy altos y súper sexis. Necesitan su colaboración para plantar un micrófono en la mesa de un senador que acepta sobornos. Sólo que el fiscal estrella, Cade, le entra con un poco de mal pie. Encantador, pero sobrado. Brooke, que además de lista y abogada, acaba de sufrir el enésimo abandono amoroso, no está para que le toquen los ovarios. Ahí empiezan sus esgrimas verbales.

Se sienten atraídos el uno por el otro, instalust a tope. Como Cade es otro que en sus relaciones personales tampoco se implica, son perfectos para tener una relación de esas simples: salir a cenar y sexo. Sí, resulta bastante sensual, con escenas estupendas, muy apasionadas y explícitas.

De nuevo, como me ocurrió en It Happened One Wedding, tenemos a “una pareja atractiva, humor, relaciones eróticas subiditas de tono, y el ambientazo en una ciudad como Chicago,…”

Brooke se ha hecho a sí misma. Se siente orgullosa de sus logros, y no va a renunciar a ellos por ningún tipo. Sólo necesita a un hombre suficientemente seguro de sí mismo como para que su éxito no lo acompleje. Cade tiene un ego de sobra para ello.

Hay un toque divertido más de una vez con comentarios en plan “los hombres son así”. Un par de amigos parece que van a tener una conversación significativa sobre emociones y sentimientos, pero intercambian sólo un par de frases simples y aparentemente anodinas… “Y, siendo hombres, lo dejaron así”.

Cuando Cade rompe con una de sus parejas, es claro:


El asunto es este: Soy un hombre. Hablando en general, somos gente bastante simple. Ya sé que a las mujeres les gusta pensar que en nuestras cabezas tenemos pensamientos profundos, románticos y emocionalmente angustiosos, pero, ¿en realidad? No demasiado. Vosotras las mujeres tenéis capas, y sois complicadas y misteriosas y cuando decís una cosa, en realidad queréis decir otra, y es todo este asunto con tanto truco lo que nos intriga, y acojona, y nos desafía, todo al mismo tiempo. Pero los hombres no somos así. Me hablas de que yo no te dejo entrar, pero quizá de lo que no te das cuenta es de esto: no hay nada dentro de mí donde entrar –se señaló a sí mismo-. Lo que ves es lo que hay.


Pero no es del todo cierto, él tiene su trastienda. Hijo de madre soltera, sólo vio a su padre una vez, cuando tenía diez años. Y de repente, vuelve a saber de él.

Aunque la cosa va de abogados y el FBI, es contemporánea pura y dura. Ni suspense de investigación criminal, ni un thriller judicial. Es sólo una conveniente excusa argumental. Como ya dije en mi comentario a It Happened One Wedding, son “escenas de relleno para que los protagonistas tengan algo que hacer entre momento y momento en que discuten o follan, lo que toque”. Me doy cuenta de que no es porque sean parte de una serie: Julie James escribe así.

El conflicto de la historia es puramente personal.

Brooke tiene que darse cuenta de que su vida está desequilibrada, que el trabajo no lo puede ser todo. Y me encanta que la autora lo resuelva haciendo que lo haga por ella, para no perderse toda esa vida emocional con familia y amigos, y no por el chico de la película.


Una cosa era aceptar que su actual estilo de vida no era apropiado para una relación romántica a largo plazo, pero, ¿qué hay de sus otras relaciones?


Cade tiene que aceptar su pasado y superarlo de verdad. Esta parte es la que menos me ha gustado. Todo me sonaba excesivamente sentimental. Las historias de reencuentros y perdón con progenitores hijos de puta no me llaman y de hecho me cabrean un poco. No veo por qué hay que perdonar a alguien que ha podido joderte la vida, sólo porque al cabo de los años se da cuenta de su error. Pero admito que puede ser que soy poco cristiana y nada familiar. Hay gente a quien le encanta eso de que “un padre siempre es un padre”, etc.

En resumen, una historia muy entretenida, con una pareja que se relaciona con humor y pasión y que me leí de un tirón.

Aunque forma parte de una serie, se puede leer perfectamente de manera independiente.

Valoración personal: buena, 3

Se la recomendaría a: todos los aficionados a la romántica contemporánea, con humor y sexy.

Otras críticas de la novela:

En español tenemos, en el blog Mundos Hechos de Letras, tenemos la sinopsis de los cuatro primeros libros de la serie FBI / Attorney, y advierte que es para mayores de 18 años. 

En inglés, empiezo no con una crítica, sino con una entrevista a Julie James en USA Today a raíz de la publicación del libro, en donde te cuenta las diferencias que ha visto entre trabajar como abogada para una gran empresa (se nota, todo el aspecto legal del libro parece impecable) y ser una escritora de superventas.
 
Otra entrevistas, esta vez para el club del libro de Dear Author (abril de 2013).

La crítica en sí la publicaron aquí; le dieron una A-, considerándola “lectura recomendada”, y empiezan la crítica (en forma de carta a la autora, como es habitual en Dear Author) diciendo: 


“¡Éste! Este es el tipo de libro que ya espero de ti, y que eché en falta la última vez. Esto es lo que busco en un romance contemporáneo: personajes fantásticos, una mezcla creíble de romance y diálogo divertido unidos en una historia que fluye, también, con sentimiento y profundidad. Maldita sea, es casi perfecto”.


En el blog That’s What I’m Talking About, 4 ½ estrellas.

4 estrellas en RT Book Reviews.

B+ le dan en All About Romance.

Smexy Books, B+. Su cita favorita:

-          Gracias a Dios que no llevo hoy los zapatos rojos de tacón alto –dijo ella.
-          Dentro de dos minutos no llevarás nada –dijo él con voz ronca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada