jueves, 23 de abril de 2015

Crítica: "Not Quite a Husband", de Sherry Thomas



Para el Día del Libro, 23 de abril, además de disfrutar del discurso del Cervantes de este año, D Juan Goytisolo, tenía que buscar algo especial, para este mi modesto blog. Y, dentro de los libros que me quedan de esta Lista Top 100 que me he impuesto, este es uno de los más literarios y maravillosos que he leído. Va por ustedes.
Bantam, 2009

DATOS GENERALES

Título original: Not Quite A Husband
Fecha de publicación original en inglés: 2009
Subgénero: histórica - 1897
Puesto en la lista AAR 2013: 14

SINOPSIS (de la contraportada)

Su matrimonio duró poco más que su luna de miel. Y a nadie le sorprendió, ni siquiera a la propia Bryony Asquith. Un hombre con tanto talento, tan guapo, y querido por toda la sociedad como Leo Marsden no podía querer pasar el resto de su vida con una mujer que se rebela contra las conveniencias, empeñándose en ser médico. ¿Por qué, entonces, tres años después de la nulidad de su matrimonio y a medio mundo de distancia, él va a buscarla a su clínica en el rincón más remoto de la India?

Leo no tiene ninguna razón para creer que Bryony le pueda perdonar cómo la trató, pero no descansará hasta entregarla un mensaje urgente de su hermana. Y cumplirá con su deber acompañándola de vuelta a Inglaterra. Sin embargo, cuando arriesgan la vida el uno por el otro, en el camino de vuelta a casa, ¿el mayor de los peligros será la traicionera guerra que estalla a su alrededor o el renacer de su pasión?

CRÍTICA

Not Quite a Husband, publicada en el año 2009, se desarrolla, en su mayor parte, en un rincón del subcontinente indio que actualmente está en Pakistán, cerca de Afganistán, con pastunes y demás.

Bryony es una médico en la India colonial, desempeñando su trabajo en un valle del Himalaya. Hasta allí llega Leo Marsden, un matemático y aventurero que fue su esposo durante un breve tiempo, hace tres años.

El padre de ella no se encuentra bien, y la familia le ha pedido a Leo que la lleve de vuelta a casa antes de que sea demasiado tarde. Emprenden así un viaje, descendiendo desde los valles del Himalaya, por gargantas estrechas, en las que el río borbotea peligrosamente. Entre las vueltas y revueltas del camino, comienzan a hablar de una forma que no hicieron cuando estaban casados.

Unos cuantos flashbacks permiten conocer lo ocurrido. Bryony siempre fue una niña seria, sufriendo, quizá, demasiadas pérdidas para una vida tan joven, que la endurecieron y le hicieron centrarse tozudamente en lograr una carrera como médico, algo infrecuente en la Inglaterra de los años 1890. Su vecino Quentin Leonidas Marsden, “Leo” para sus amigos, es –si he calculado bien- cuatro años más joven que ella, y siempre la ha querido. Como él mismo dice...


Tú eras la luna de mi existencia; tus estados de ánimo dictaban las mareas de mi corazón.


Leo la seguía desde lejos, sin que ella fuera muy consciente de la existencia de este chiquillo. Pero luego se reencuentran en Londres, ya como adultos, y para Bryony eso fue…


Amor a primera vista, un hambre  del alma que no admitía negativas.


Pero la cosa no funciona, y el matrimonio acabó anulándose. Bryony huye de Inglaterra, va a Alemania, Estados Unidos y, finalmente, a la India. Siguiendo sus huellas, aparece Leo.

El reencuentro les sirve para conocerse mejor, avivar las llamas de la pasión y pasar por unos cuantos peligros antes de saber exactamente si pueden perdonarse lo pasado y tener un futuro juntos.

Posiblemente sea la novela más redonda de Sherry Thomas. Obtuvo el premio RITA 2010 al mejor romance histórico. En la encuesta anual de All About Romance la consideraron el mejor romance del año, el mejor romance histórico no ambientado en el Reino Unido, el más Lacrimógeno y una mención honorable a la mejor heroína (Bryony Asquith). En el Top 100 de 2010 tuvo el puesto 18 y en el de 2013, ha subido al 14.

Comparto plenamente el entusiasmo. Me encantó la trama, los personajes, la ambientación, incluso la forma de escribirlo. Algunos críticos de Sherry Thomas (para quien el inglés es su segunda lengua) acusan a la autora de escribir como si tuviera un Tesauro al lado. Yo creo que es por la variedad del vocabulario, a veces con términos insólitos, pero eso es algo que enriquece la novela. Es un estilo lujoso, pleno, para regodearte en la lectura.

Bryony resulta una heroína poco frecuente. Una mujer con una vocación, a la que se entrega totalmente. Eso la hace fría, distante, ajena a todo calor humano. A veces puede parecer intencionadamente difícil, pero su carácter tiene sentido: desde niña sufrió más pérdidas de las que debería, y tiene varias inseguridades que la hacen encerrarse en sí misma. En cierto sentido me recuerda a Violet, la protagonista de La conspiración de la condesa de Courtney Milan.

Leo es uno de esos héroes súper románticos. El hombre ideal: inteligente, fuerte, valiente, atractivo, protector y detallista. Hijo menor de una buena familia, desde muy joven destacó como matemático. Pero tiene también la vena aventurera, y le da por hacer expediciones a Groenlandia o al Himalaya. Una vez, sólo por divertirse, compuso una obra de teatro que se convirtió en una favorita del público, con dobles sentidos bordeando lo que la censura podía tolerar. Ya he mencionado su constante amor por Bryony, incluso desde niño, cuando ella no era consciente de él. Cuando se casan, todos alucinan porque nadie sabe qué ve él en esa mujer tan distante, cuando es el niño mimado de la sociedad. El matrimonio no iba bien, pero no entiende por qué llega a su fin. Se siente culpable y no puede evitar seguir preocupándose por ella, y eso que no sabe exactamente por qué la cosa acabó como acabó. Necesitará encontrarse a solas con ella, al otro lado del mundo, para descubrirlo.

Tengo debilidad por los ambientes de montaña, eso ya para mi es punto a su favor para quedarme colgada de cada palabra, de cada paisaje y de cada descripción. ¡Me encantó pasarme tres cuartos de este libro en ese lejano sitio de la India donde Leo y Bryony se reencuentran! Por cierto, que pasan por unos cuantos peligros: las peligrosas laderas por las que uno puede resbalarse y caer, un inoportuno brote de malaria, una rebelión contra el dominio inglés...  

Una novela con la que he sonreído, y que me ha conmovido en más de un momento, pudiendo llevarte hasta las lágrimas. Las escenas sexys son muy tórridas, y hay sexo del bueno y del malo, pero siempre con sentido dentro de la historia, cuando están mal, el sexo es malo; cuando desesperados, la relación va a tono; y si hay un momento de esperanza, la parte física también se revela tierna, insegura y dulce. Hay muchos detallitos infrecuentes en la historia, como el que Bryony no pueda tener hijos, o que sea un poco mayor que él, o que sea médico. Por último, este es un libro para leer con gusto y relajado, nada de andar devorando las páginas como si fuera agua.

Nota habitual referente a Sherry Thomas: incomprensible que esta novela, una de las mejores de la última década, en mi opinión, no está aún traducida.

Valoración personal: extraordinaria, 5

Se la recomendaría a: todos los amantes de la novela romántica, y hasta sería recomendable para lectores de fuera del género.

Otras críticas de la novela:

Fuera de El rincón de la novela romántica, en español sólo vi la crítica que le hizo Lady Marian. Luego, ya en inglés hay algunas más, como la de RT Book Reviews, All About Romance y Dear Author


Як звычайна, la ficha en FictionDB. 

Otras novelas de la autora en el Desafío AAR:

AAR 33. Sherry Thomas – Private Arrangements / Acuerdos privados (2008) 
AAR 39. Sherry Thomas – Ravishing the Heiress (2012)
AAR 88. Sherry Thomas – His at Night (2010)

4 comentarios:

  1. Hola,me encantó la critica de la novela. La verdad es que hace tiempo estoy esperando la traducción de alguna novela de Sherry Thomas,en especial esta. Realmente es una lastima que no continuaran traduciendo sus obras, y me parece insólito que se publiquen otras novelas que en comparación son mas deficientes y no estas que son valoradas como "geniales" dentro del género.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es una pena, y a mi también me resulta incomprensible. Hay novelas que son reconocidas como geniales desde hace años y no se han tomado la molestia de traducir y, en cambio, sí lo hacen con las que, amablemente, llamas "más deficientes" y que yo llamaría de irrelevantes o anodinas para arriba.

      Eliminar
  2. LLevo cerca de dos años esperando su traducción, pero nada de nada. Mi nivel de inglés aún es muy básico, de lo contrario ya hubiera devorado el libro. Solo quería consultarte, Sherry normalmente incluye historias secundarias, repite el plato esta vez?

    ResponderEliminar
  3. ... Y no tiene pinta de que se vayan a poner a traducirla. Para mi, es incomprensible, pero será que ahora se vende más otro tipo de novela, y estas de más calidad en español no interesa.
    Así que no te queda otra que mejorar el inglés, sorry!
    No me suena que aquí metiera ninguna historia secundaria, en la crítica no lo menciono así que, o bien no había historia secundaria, o bien palidece al lado de la intensa historia principal.

    ResponderEliminar