lunes, 30 de noviembre de 2015

Cambio de foto: La Bella Otero (Reutlinger)



Cambio la foto que puse en la pestaña M&MB, el Retrato de María Guerrero en Doña Inés (1891) es sustituido esta vez por una foto, aunque no la mía. No consigo que media naranja me haga una que quede bonita, creo que debería darme por vencida, en fin. Por contrastar con la sra. Guerrero, pongo la de una actriz de otro tipo, la Bella Otero esa muchacha gallega de familia humilde, a la que agredieron sexualmente de pequeñita y que se tuvo que ganar la vida con lo que tenía: su cuerpo, su belleza, su ingenio, en el París finisecular.

Actriz y bailarina, posiblemente no tuviera demasiado talento, pero desde luego fascinaba a los hombres y ganó millones. Redondeaba sus ingresos teatrales siendo lo que en la Belle Époque llamaban una "cortesana". Tuvo por amantes reyes y emperadores. Con estas bellezas oficiales siempre me pasa lo mismo: veo sus fotos y me pregunto qué le veían, porque no nos parecen guapas para el gusto de hoy. Tal vez sean los ropajes viejunos en plan exótico. He escogido una foto que, por su sencillez, quizá sea la que más me gusta de ella.


Living la vida loca, toda la pasta que ganó se lo fundió luego en el juego. Así que quedó en la ruina. Pero me entero por la wikipedia que el Casino de Montecarlo, en agradecimiento por los millones de francos que les hizo ganar, la mantuvo al final de sus días, dándole una pensión. Eso es de bien agradecidos.



Murió en Niza, el 10 de abril de 1965.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada