domingo, 25 de febrero de 2018

Crítica: “Him”, de Sarina Bowen & Elle Kennedy



Una gay de amigos a amantes, todo muy romántico e ideal.
Rennie Road Books

DATOS GENERALES

Título original: Him
Subgénero: NA/ LGBT

Fecha de publicación original en inglés: agosto de 2015
Parte de una serie: Him #1

NO TRADUCIDA AL ESPAÑOL

SINOPSIS (según Good Reads)

No juegan en el mismo equipo, ¿o sí?
Jamie Canning nunca ha conseguido saber cómo perdió a su mejor amigo. Hace cuatro años este ingenioso, tatuado y transgresor compañero de habitación cortó con él sin explicaciones. ¿Qué importa si las cosas se salieron de madre la última noche del campamento de hockey el verano en que tenían dieciocho años? Era sólo un poco de tontería alcohólica. Nadie murió.
Lo que más lamenta Ryan Wesley es haber convencido a su muy hetero amigo a que aceptara una apuesta que forzó los límites de su relación. Ahora, con los equipos universitarios enfrentados en el campeonato nacional, finalmente tendrá la oportunidad de disculparse. Pero basta una ojeada a este tipo del que lleva mucho tiempo enamorado, y el dolor es más fuerte que nunca.
Jamie ha esperado mucho tiempo para tener respuestas, pero se marcha sólo con más preguntas, ¿puede una noche de sexo arruinar una amistad? Si no, ¿qué tal otras seis semanas de ello? Cuando Wesley aparece para entrenar junto con Jamie durante otro cálido verano en el campamento, Jamie tiene unas cuantas cosas que descubrir sobre su viejo amigo,… y una bastante grande sobre él mismo.
Advertencia: contiene situaciones sexuales, baños en bolas, travesuras en un deportivo y la prueba de que salir del armario delante de tu familia en las redes sociales te coloca en una posición peligrosa.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica?
En mi lista de Las mil mejores novelas está en el puesto 544. Ganó el premio RITA 2016 al mejor romance contemporáneo de longitud media. En la encuesta realizada entre los lectores de All About Romance, ganó en la categoría Mejor LGBTQ+, empatado con A Seditious Affair (que me gustó muchísimo más, dónde vamos a parar, no hay color). En Smexy Books tuvo una crítica de A. Para Bab’s, que escribe críticas en All About Romance, fue una de las mejores novelas del año 2015 y, finalmente, contiene el tópico que gusta a tantos de Friends-to-lovers.


CRÍTICA

Este libro es una mezcla, para mí, de tres géneros. Primero, narra una historia de amor gay, así que es «LGBT» (o LGBTQ+ que se dice ahora). Luego, se cuenta en primera persona, alternativamente, por Wes y Jamie, asumiendo el estilo narrativo propio del «NA» (New Adult). Por último, hay tantas escenas sexis y tan explícitas, que suena a novela erótica.

Ryan Wesley, conocido como Wes, ama dos cosas en este mundo: el hockey y a Jamie Canning. Pero como Jamie es claramente hetero, jamás le confesó sus sentimientos. En los veranos coincidían en un campamento de hockey sobre hielo, y luego seguían sus vidas en lugares separados del país, estudiando y esforzándose para convertirse en profesionales.

A los dieciocho años, en una noche de verano algo regada con alcohol, ocurre algo sexual entre ellos. Es el sueño de Wes, pero se horroriza ante la posibilidad de haber abusado de él, de haberle engañado en cierto sentido por conseguir tener sexo con él. Así que, a pesar de estar enamorado de Jamie, decide cortar por lo sano y no responder a sus mensajes ni volver a ese campamento.

Años después, se reencuentran en el campeonato nacional de hockey aficionado o universitario. En equipos contrarios. Es la oportunidad perfecta para que Wes se disculpe con Jamie y éste entienda por qué su mejor amigo lo dejó de lado.

Jamie es de los que disfruta de sus muchas follamigas. Californiano medio hippy, se lleva bien con todo el mundo, sin compromisos emocionales con nadie. Su familia, numerosa, es estupenda, y pasará al hockey profesional, pues como portero resulta estupendo, aunque sin que le vaya la vida en ello. Querría recuperar la amistad de Wes, porque siempre disfrutó de su compañía y simplemente no entiende por qué una noche de borrachera tuvo que acabar con esa amistad.

Wes va camino de ser una estrella del hockey profesional. Su familia es más bien fría e indiferente hacia él, así que toda su vida es el deporte. No niega que es gay, no finge ser lo que no es, pero tampoco va alardeando por ahí. Sus compañeros de equipo lo saben, y no le dan importancia. Lo importante es que el centro de su vida es, apasionadamente, el hockey.

Tiene numerosos rollos, pero no se compromete con nadie, porque para él solo hay un hombre: Jamie, su ex mejor amigo, a quien asume que no puede tener. Al reencontrarse con Jamie en el campeonato, se da cuenta de que sigue queriéndolo, como siempre, y decide pasar con él las últimas seis semanas antes de trasladarse a otro país a jugar al hockey profesional.

Resulta que Jamie ha seguido yendo al campamento veraniego de hockey, como entrenador. Y Wes decide acompañarlo este año, aceptando otro puesto de entrenador de futuras estrellas.

Wes pretende que la cosa sea puramente platónica. Amigos y nada más. No quiere que Jamie sepa que siempre ha estado enamorado de él. Y a Jamie le parece estupendo volver a pasar un verano divertido en Lake Placid junto al mejor amigo que ha tenido en su vida.

O sea, vamos a ser amigos, ¿no? Pues no, hijos, porque esto es romántica. Así que el grueso del libro son estos dos intimando más allá de la amistad. La evolución se da sobre todo en Jamie, un tipo que se creía perfectamente hetero, pero que descubre que también pueden excitarlo los hombres. Estrecha su relación con Wes, sin ser consciente de que éste lleva toda su vida enamorado de él. Jamie acabará dándose cuenta de que es sexualmente bi, pero emocionalmente sólo parece conectar con su amigo Wes. A veces suena un poco «gay por ti», un tópico del male/male romance que la verdad a mí no me gusta mucho,

Wes asume que Jamie sólo está experimentando, y que después volverá a sus chicas y acabará sentando la cabeza con alguna.

En este libro, debo confesarlo, todo es muy ideal. Es novela romántica pura y dura.

Los dos chicos, Ryan y Jamie, son guapos, cachas (atletas profesionales, nada menos), todo músculo, abdominales perfectos, bien dotados en todos los sentidos y con una energía sexual inagotable. A lo cual tienes que sumar que tienen su encanto, so divertidos,… o sea, la perfecta fantasía romántica.

El sexo es siempre fantástico, ya se sabe que en novela romántica el «mal sexo» no abunda. Las detalladas descripciones a veces acaban pareciendo un manual introductorio al sexo oral y anal. Ya digo que tiene tanto sexo como una novela erótica, sólo que aquí es más una exploración de los personajes, las escenas no son gratuitas, sino que tienen un sentido en la historia.

La tensión romántico-emocional viene de que el uno está enamorado del otro desde siempre, pero no se lo confiesa, mientras que el otro va descubriendo poco a poco sentimientos nuevos que también oculta.

Y aunque se topan con algún homófobo, en general todo el mundo los acepta tal como son. Cuentan las cosas como deberían ser, no como me temo que son para la mayoría de los gais.

Encontré la novela entretenida. Quizá se me hizo un poco larga la parte central, todas esas semanas en el campamento en Lake Placid, porque la relación evolucionaba a paso de caracol. Por eso –y por esa idealización a veces poco creíble- bajó mi calificación de 4 a 3 estrellas.

Aprovecho para decir que esa localización también es un elemento trascendente de la historia. Lake Placid fue ciudad olímpica de invierno, en 1932 y 1980. Se la recuerda sobre todo porque en esos últimos juegos, los estadounidenses, contra todo pronóstico, derrotaron al equipo de hockey de la URSS en semifinales.

Es la primera que leo de Sarina Bowen & Ellen Kennedy, y no será la última. No es para leerme todo lo que hayan escrito, pero sí las que vengan recomendadas.

Esta novela tiene una continuación, titulada Us, pero no me ha atraído mucho la sinopsis, así que no sé si llegaré a leerla.


Valoración personal: buena, 3

Se la recomendaría a: románticos sin prejuicios que gusten de mucho sexo y una historia de amigos a amantes.

Otras críticas de la novela:

Sabes que un libro es bueno cuando, a pesar de no haberse traducido, encuentras críticas en español.

En el blog Por los bigotes de Shakespare le da 5 estrellas y dice «¡lo amé!».

Así, tenemos crítica en El buhito lector. Le da 4 ½ buhitos y dice que le «encanta».

Isabel, en el blog Believe in Yourself que, a pesar del título, está en español, también disfrutó de la obra y dice que está deseando saber más de estos chicos, de los que se enamoró es lo bueno de la romántica gay, digo yo, que tienes dos héroes de los que enamorarte, y no sólo uno.

Pasemos a las críticas en inglés:

Ya dije que en Smexy Books le dieron una calificación máxima, A.

4.5 es la puntuación que alcanza en Joyfully Jay, mi página web favorita para romance LGBTQ+.

En All About Romance, BJ Jansen se queda con una B, por algunos reparos menores que le hace a, por ejemplo, la idealización física de los protagonistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario