viernes, 18 de mayo de 2018

RETO RITA 2.0: AMANDA QUICK (4): «Escándalo»



Una histórica de la Regencia ligerita
DATOS GENERALES

Título original: Scandal
Subgénero: histórica/Regencia
Fecha de publicación original en inglés: 02/1991
Series: Bantam Fanfare (BF)

Edición en España
Título: Escándalo
Traducción: Ana Silvia Mazía
Fecha Edición: 2001
Punto de Lectura

SINOPSIS

Con su reputación manchada «para siempre» por una indiscreción de juventud, la encantadora Emily Faringdon se resigna a una vida de soltería, hasta que se ve envuelta en una insólita correspondencia y se descubre cayendo en las redes del amor.
Sensibles, inteligentes, elevadas y adictivas, las cartas de ese hombre parecen confirmar que es todo lo que Emily ha podido soñar. Sin embargo, Simon Augusto Traherne, el misterioso conde de Blade, no es en verdad lo que parece.
Guiado por oscuras y ardientes pasiones, y por un trágico secreto enterrado en lo más profundo de su alma, Blade ha conseguido seducir a todo Londres, pero no a Emily… nunca a ella. Sólo con él en la intimidad de la pasión, ella conocerá la verdadera razón de su conducta.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Sí, aparece en el puesto 141 en mi lista de Las mil mejores novelas románticas. En la encuesta Top 100 de All About Romance de 1998 estaba la n.º 28, y repitió en el 2000 con el n.º 95. Más listas, en una que hizo Dear Author consiguió ser la 55, en las Mil Mejores escogidas por RomanceNovels.Me, la 72, y cuando Book Binge publicó una lista con su Top 1000, aparecía la 640.
En RT Book Reviews ganó el premio al mejor romance histórico de la Regencia en 1990-91. Y la consideran una de esas «favoritas de todos los tiempos». Vi buenas críticas tanto en la desaparecida Romance Readers at Hearts de 2002, y cuando la muy exigente Mrs. Giggles la leyó, le dio 94/100, increíble.
Muchos lectores la incluyen entre sus favoritas. Seguramente porque tiene, entre otras cosas, ese toque «mejores enemigos» y también que es graciosa (favorite funnies).

CRÍTICA
Bueno, pues he querido estrenar algo de JAK, no solo releer algunas de las que tengo en casa, y he empezado por una de Amanda Quick, Escándalo.

Sigue tu típico modelo krentzeniano de héroe peligroso y misterioso, con su toque oriental, y heroína pizpireta tirando a intelectual.

Simon lleva veintitrés años esperando para vengarse, entre otros, de los Farington. Ha planeado meticulosamente su ataque, seduciendo a la hija de la familia. Como sabe que ella es una aficionada a la literatura, componiendo poemas de lo más ripiosos, lleva escribiéndole cartas desde hace meses fingiendo interesarse por el tema poético.

Para cuando llega al pueblecito donde ella vive, Emily está ya totalmente colada por él. Hasta tal punto que lo ve como ella quiere, con gafas color rosa, como alguien noble, poético, un héroe capaz de las mayores hazañas.

Ese romanticismo suyo tiñe toda su relación, de manera que se niega a ver que él planea una venganza de la que ella, su padre, y sus hermanos serán víctimas.

Simon simplemente alucina con el arrebato y la pasión de Emily, pero a poco de conocerla, sus planes de venganza toman otro rumbo, pues decide casarse con ella y dejarla a salvo de su familia.

Toda esta parte inicial la verdad es que es deliciosa, sonríes más de una vez por el contraste entre la realidad y cómo lo ve Emily, totalmente romántica, idealizada. Para ella todo tiene un sentido poético, hasta el sexo es como una forma de comunicación metafísica y sublime entre almas gemelas.

El toque orientalizante lo da aquí el hecho de que Simon haya vivido durante mucho tiempo en las Indias Orientales, de donde volvió con gran poder y fortuna. Cumple todos los tópicos exóticos. Si se publicara ahora estoy segura de que tendría furibundas críticas de esas que hablan de apropiación cultural, clichés, y demás. Como es de 1991, creo que la gente somos más tolerantes.

La venganza extendida a toda la familia de tu enemigo, por ejemplo, más de un personaje considera algo «oriental»; el ser implacable, retorcido, refinado sexualmente, etc. todo, todo, le viene a Simon de esos años fuera de la isla de Gran Bretaña. Se ve que los autóctonos pasan de esas cosas.

Emily está enamorada de él ya desde el principio, y aunque Simon le intenta abrir los ojos a la realidad, y que no lo idealice, los golpes no le hacen cambiar de opinión. Al principio siempre se queda como cortada, pero luego elabora su propia versión y fuerza a su ya marido para que tome otras decisiones diferentes.

Es su forma de ser feliz y vivir la vida, reinterpretarla en su cabeza.

Al final, es una de esas historias en las que el héroe va cambiando, cediendo terreno ante ella, comportándose más como ella espera de él. Sigue el tópico del «varón domado por el amor de una buena mujer.».

Emily sigue siendo, de principio a fin, una romántica (en el sentido histórico del término). Lo único es que se libera de su familia, y se centra más en su relación con Simon.

Es una novela ligerita de la Regencia, con su toque de humor constante. La primera mitad me pareció deliciosa, la disfruté muchísimo. Lo que pasa es que se casan pronto y luego el conflicto es más bien ver cómo llegará Simon a reconocer que la ama y a aceptar que no puede llevar a cabo su venganza.

Así que para mí la segunda parte perdió algo de interés, porque me fueron pareciendo como episodios deshilachados para ir viendo cómo Emily va reconduciendo a Simon, transformándole en el marido que ella quiere.

Es una dinámica que me he dado cuenta que no me suele gustar mucho. Creo que prefiero las románticas que se centran más en el enamoramiento, en el cortejo, pero esto de que ya estén casados al poco de empezar la historia, no me interesa tanto.

Todo depende del tipo de narrativa que te guste en romántica, claro. No se entienda como una crítica a la autora o al libro. Es sólo que hay tipos de historias que te gustan más que otras.

Los personajes, como se ha visto, son los prototípicos de la autora: heroína idealista e intelectualoide y hombre misterioso y con poder. La ambientación es tu Regencia trilladita, sin nada especial. El estilo, el de siempre: ligero, humorístico y cierto buen rollo. Simon empieza como persona que se va a vengar terriblemente de todos aquellos que le fallaron, y muy especialmente la familia del que considera culpable de la muerte de su padre… Pero la sangre no llega al río, porque Emily, a veces conscientemente y otras veces sin serlo, le va frustrando sus planes.

Me pareció un poco irregular: fantástica en la primera mitad y aburriéndome un poco en la segunda. Le pongo tres estrellas pero no por mantener un nivel de interés a lo largo de todo el libro sino, como digo, porque hay una parte de 4-5 estrellas y otra de 2 estrellas.

Este libro fue publicado en el sello Fanfare, de la editorial Bantam (que hoy forma parte de la multinacional Random House). Entre los títulos que publicó estuvo The Warlord (El señor de la guerra, 1995) de Elizabeth Elliott. O la saga Texas! de Sandra Brown, alguna de Nora Roberts, y unas cuantas de Amanda Quick.

Valoración personal: buena, 3

Se la recomendaría a: quienes gusten de histórica ligerita y maridos a los que sus mujeres consiguen cambiar.

Otras críticas de la novela:
Empiezo por las críticas que he encontrado en español, a pesar de que sea una novela de 1991. Yo creo que es porque aquí se tradujo diez años después:
Teresa firma la crítica en El rincón de la novela romántica y la considera entretenidísima.
Hablan de esta novela en Foro de Literatura.
Trini, en «De amor, libro y otras historias», cuenta que es «un relato lleno de diálogos divertidos y una narrativa ágil e interesante, donde nunca falta algún que otro malo para darle más vida al argumento» y para ella es altamente recomendable.
Paso al inglés, empezando con la reseña que apareció en Publishers Weekly
Rosario (del Rosario’s Reading Journal) le dio una B+ al releerla.
Para la exigente Mrs. Giggles (y esto es lo que más me alucina), Scandal es uno de los mejores libros de Amanda Quick, y le da una puntuación de 94. A ella le pasa al revés que a mi: no le gustó el principio (para el que exige paciencia) y sí la parte en que los protagonistas están casados. Para gustos, los colores, es evidente una vez más.

3 comentarios:

  1. Hay una conversación entre Emily y Augustus en que, si la memoria sirve, él le critica que lo vea todo a través de lentes color rosa, y Emily le contesta que es la única defensa que ha tenido contra el abandono emocional de su padre y la necesidad de rescatar constantemente a sus hermanos y a su padre, mientras la dejan abandonada en el campo. Mi recuerdo de ese intercambio siempre me encoje el corazón un poquito, la verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué memoria tienes...! Admirable. Sí, parece totalmente un mecanismo mental para defenderse de una realidad que puede hacerle daño.

      Eliminar
    2. Ese es uno de los talentos de esta escritora, para mi, lo que me ha hecho leer tantos de sus títulos. En medio de lo entretenido, ligerito, y sin mayor substancia, te desliza esa escena o comentario que convierte a los personajes en gente a la que puedes entender y con los que puedes identificarte.

      Eliminar