miércoles, 2 de mayo de 2018

RETO RITA 2.0: JAYNE ANN KRENTZ (1): «Socios y amantes»


Mi época grunge / Nueva Era
El Reto Rita2.0, me lleva este mes a una autora que fue de mis favoritas en los años noventa.

Si Kathleen Woodiwiss y análogas fueron mi experiencia de novela romántica en los ochenta (como ya conté aquí) los años noventa fueron para mi Jayne Ann Krentz – Nora Roberts – Sandra Brown.
Aquí, una parte de mis baldas... Era antes del kindle 

De todas ellas, sólo Sandra Brown sigue estando entre mis favoritas.
Jayne Ann Krentz me gustaba porque era contemporánea con la que yo me podía sentir identificada. Muchas se ambientaban en Seattle, en plena época de expansión del grunge, Nirvana, novedades tecnológicas y tal. Cielos lluviosos, una ciudad moderna, el mar enfrente y montañas cerca,… Mi ambiente casi ideal.
Sus heroínas tiran a intelectuales, visten un poco torpes y predican el buen rollo (nada que ver con las controladas y elegantes heroínas de Sandra Brown o las airadas con el mundo de Nora Roberts). Sus héroes, hombres poderosos, inteligentes, que acaban rendidos al encanto y simpatía de las heroínas.
Todo ello, contado con un sutil humor que te hacía sonreír de vez en cuando.
Leí unas cuantas de sus históricas, bajo el seudónimo de Amanda Quick, y seguía el mismo modelo de héroe/heroína, con el mismo estilo humoroso. Ligeritas y graciosas, recuerdan un poco a las de Loretta Chase.

Pero a mí las que me gustaban de verdad eran sus novelas contemporáneas.
Disfruté de unas cuantas de sus obras antes de irme alejando poco a poco. El toque Nueva Era, que parecía algo simpático al principio, acabó resultando cargante con detalles paranormales. Algo parecido me ocurrió con Nora Roberts, que tiende a meter magufadas en sus novelas contemporáneas.
Pero mientras duró, fue bonito, y sus mejores libros pueden releerse con gusto hoy. No pude elegir una sola de sus novelas para releer, porque de repente me apetecía releer aquellas de las que guardo mejor recuerdo. 
Así que más que una crítica, este será el mes de JAK en mi blog.

DATOS GENERALES


Título original: Perfect Partners
Subgénero: contemporánea
Fecha de publicación original en inglés: 04/1992

Edición en España
Título: Socios y amantes
Fecha Edición: 1993
Ediciones B, colección Vergara

SINOPSIS

Leticia Thornquist, bibliotecaria de una pequeña universidad de Indiana, hereda de su tío Charlie una importante empresa de artículos deportivos. Al hacerse cargo de la misma conoce a Joel Blackstone, artífice del éxito económico obtenido por el negocio de su tío, y quien realmente debería haber heredado la presidencia de la empresa.
Haciendo a un lado su orgullo y su despecho, Joel ayudará a Letty a dirigir la empresa, aunque con muy mala voluntad. Sin embargo pronto se sentirá poderosamente atraído por las sensuales curvas de Letty y los besos ardientes de él convencerán a al joven de que su vida ha cambiado. Aunque no comprende cuán experto es Joel en el arte de amar, Letty percibirá el peligro que corre entre sus brazos.
El amor sólo florecerá si pueden convertirse en socios perfectos de 9 a 5… y en verdaderos amantes desde la medianoche hasta el amanecer.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Sí, entró en el puesto 945 en mi lista de Las mil mejores novelas románticas, aunque ahora posiblemente ya no estuviera entre ellas. En la encuesta para hacer un Top 100 en el año 1998, los lectores de All About Romance la pusieron la 46. Cuando RomanceNovels.Me eligió sus mil mejores novelas románticas, estaba la 964. Además, más de un lector la considera como su novela favorita.

CRÍTICA
Empiezo mi relectura de algunas de las mejores novelas de Jayne Ann Krentz, JAK para los amigos (sí, ya sé que la gente dice más JACK, pero para mí es JAK), con este Socios y amantes que leí en su versión original, Perfect partners, así que no sé cómo estará la traducción.

El viejo Charlie Thornquist tenía –hace años– una pequeña tienda de artículos deportivos, antes de contratar a Joel Blackstone. Este hombre consiguió transformar el negocio en toda una cadena de equipación deportiva de la que él es CEO (director ejecutivo). Mientras, el bueno de Charlie se dedicaba a pescar, su verdadera pasión.

El plan era que Charlie le vendiera el negocio a Joel, pero fallece antes de hacerlo.

Así empieza la novela, con el funeral de Charlie,… una ceremonia no exactamente… lacrimógena, sino con un cura alegremente dedicado a rememorar lo buen pescador que era el difunto Charlie.

La única persona que llora es la heredera, su sobrina-nieta Leticia, a la que llaman Letty. Una emocional bibliotecaria de una universidad del Medio Oeste. Un chiste repetido a lo largo de la novela es que Joel siempre se confunde cuando menciona uno de esos estados cuadrados de dónde viene ella ¿Kansas, Illinois, Iowa…? No, es Indiana, pero da lo mismo.

Joel confía en que el acuerdo que tuvo con Charlie siga en pie con Letty. Esta mujer con gafas y llena de curvas le entra instantáneamente por el ojo. La mayor sorpresa es enterarse que Letty ha decidido trasladarse a Seattle, y pretende ser una auténtica presidenta de la empresa.

Joel y Letty chocan en su manejo diario. Él quiere tenerla aislada, y ella implicarse. Él ha hecho y deshecho a su antojo durante diez años, ella aspira a tener voz en las decisiones del negocio.

Cuando se entera de que Joel trama echar el cierre a una empresa de una pequeña localidad costera,… entonces se queda más intrigada. Lo que no sabe es que Joel, además de haber dedicado años a construir un imperio comercial, ha estado tramando una venganza.

Así que tenemos:
a)    choque de trenes ejecutivo;
b)    una venganza, y
c)    Letty y Joel no pudiendo quitarse el ojo (y las manos) de encima.

Esto último es una auténtica delicia. A pesar de que hace años que no releía esta novela, todavía me acordaba de frases enteras, de cosas que pensaban o decían… Sobre todo aquello de que cierta parte de Letty no funcionaba conforme a instrucciones,… Todo el mundo se empeña en que ella tiene que ir a terapia,… Y resulta que no, que solo le hacía falta dar con el tipo –o el momento– adecuado.

¡Me encanta Joel Blackstone! Es un héroe estupendo, vestido informal con vaqueros y sudadera, algo que a la muy convencional Letty le parece fatal en un director ejecutivo. ¿Dónde están el traje y la corbata?

El hecho de que a ella el traje le quede más bien tirando a mal y siempre acabe desaliñada no importa. ¡Hay una imagen empresarial que mantener!

Di tú que estos detalles a Joel se la traen al pairo. Prefiere ser él mismo y hacer su trabajo como sabe, de manera muy competente. En cuanto se da cuenta de lo que siente por Letty, no se engaña, ni lucha como pez fuera del agua. Es un hombre en busca de una venganza, cierto, pero lo uno no quita lo otro.

Si tiene que pararse a escuchar a ver qué tiene que decir Letty, lo hace. Aunque no coincida con su opinión.

Muchas cosas de esta novela me podían cabrear, y en parte a veces lo hace, sobre todo Letty, que sin tener la menor idea de los negocios, empieza a discutir con Joel desde el minuto uno.

Sin embargo, la mayor parte del tiempo simplemente me dejé llevar por ese humor suave que brota casi en cada página, por el realismo de sus atractivos protagonistas y ese romance sin prisa pero sin pausa, con momentos sexis muy bien traídos a cuento.

Así que me parece una novela ideal en el desarrollo del tema romántico-erótico-festivo.

JAK es fenomenal cuando se pone humorística. Hay momentos verdaderamente de chiste. Destacaría a Phillip, el exprometido de Letty, un pomposo profesor universitario absolutamente incapaz de pararse a escuchar a Letty; cómo lo maneja Joel origina algunos de los momentos más graciosos del libro.

Aunque también recuerdo a la madrastra de Letty, embarazada añosa, que toma todas clases más locas que se te puedan ocurrir en relación con los bebés. Sí, también esto da lugar a escenas hilarantes, aunque la preocupación de esta viejuna es sincera y acaba dando un poco de pena.

A pesar de que esta novela tiene ya sus años (notas que no hay móviles ni internet), se mantiene estupenda en lo que de verdad importa, que es el desarrollo del romance.

Las novelas de JAK formaron mi gusto por la novela romántica contemporánea. Me doy cuenta de que sigo favoreciendo la comedia romántica, con personajes actuales que hablan y se comportan sin ñoñerías, procurando un sano equilibrio entre el trabajo (en el que son serios y competentes) y su vida privada (tomada con su ración de pasión, amor y, sobre todo, humor).

Parte de estas características las mantiene en las novelas históricas que escribe como Amanda Quick. Sigue el mismo prototipo de protagonistas: ellas listas, ellos poderosos,… Con sus toques de humor y sexo. Sin llegar a tomarse todo demasiado en serio.

Me ha encantado reencontrarme con ella, y la seguiré releyendo (y puede que hasta lea alguna suya que me queda) a lo largo de este mes.

Valoración personal: estupenda, 5

Se la recomendaría a: los aficionados a la romántica contemporánea con su toque de humor.

Otras críticas de la novela:
No es fácil encontrar críticas de novelas tan viejunas, pero con algo de tesón, acabas dando con ellas. 
En español, tenemos la de El rincón de la novela romántica
Y, además, he encontrado la crítica de Diariode una pringadilla, que lo considera uno de sus libros favoritos. 
Pasamos al inglés, hay reseña en Publishers WeeklyCrítica y análisis en AllReaders.com.
En Goodreads tenía una valoración de 3.87 la última vez que lo miré. 
Rosario (de Rosario’s Reading Journal), que es (o era) una gran fan de la autora y es la persona a la que más críticas le he visto publicadas, le pone una A- a esta novela en concreto. 

8 comentarios:

  1. uh la leí hace muchísimo. La compré en papel y usada y recuerdo que me encantó. También me gustó "Un hombre de familia"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡También a mí me gustó...! Hablaré de Un hombre de familia en otra crítica. Este va a ser mi mes de Jayne Ann Krentz.

      Eliminar
  2. A esta autora la tenía abandonada yo también. Voy a rebuscar entre mis estanterías porque recuerdo que me gustaban mucho algunas de sus novelas. Después del rebuscamiento te diré mis favoritas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. OK, ya nos contarás cómo es eso de revisitarla.

      Eliminar
  3. Todavía soy fan :-) Aunque sus libros más recientes no me parecen tan buenos como los de su época de máximo esplendor, que para mí fueron los 90. Particularmente amo los de principios y mediados, aunque los de fines de la década todavía están muy buenos.

    Los que escribe ahora todavía los leo con bastante placer, pero creo que se está concentrando más en el suspense, y no es tan buena en eso como en el romance. Su suspense es una combinación rara de predecible (notaste que siempre, SIEMPRE! hay una escena en la que los protagonistas deciden registrar una casa donde no deberían entrar y encuentran un cuerpo?) y demasiado complicado (como 3 villanos diferentes actuando en paralelo).

    En fin, buenísima la idea de revisitar sus mejores libros. Por lo pronto, después de esta reseña me puse a releer Perfect Partners :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por responderme a la duda, no sabía si habías dejado de leerla. Para mí eres la «experta» en JAK, ¡creo que has comentado casi todos sus libros...!
      Me había dado cuenta de que repite mucho el tipo de personaje, no había caído en lo de repetir escenas y lo de varios malotes actuando en paralelo.
      Coincido totalmente contigo: sus mejores novelas son las de los 90.
      O igual es lo que me parece a mi porque después he dejado de leerla.
      Que disfrutes de tu relectura de Perfect Partners

      Eliminar
  4. la lei hace algun tiempo y me gusto mucho, claro que me encantan los libros de ella ya sea en contemporanea o en historica me parecen historias muy frescas y los protagonistas muy interesantes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, ya sabes, a leer o releer y participar en el Reto Rita, y así nos cuentas cuál es la novela que más te ha gustado ;-)

      Eliminar