viernes, 3 de junio de 2016

Crítica: “Hermanos de armas”, de Lois McMaster Bujold



Entretenidas aventuras espaciales en la Tierra, con Miles un poco esquizofrénico.

DATOS GENERALES

Título original: Brothers in Arms
Subgénero: ciencia ficción

Fecha de publicación original en inglés: enero de 1989

Parte de una serie: #5 de la Saga Miles Vorkosigan (por fecha de publicación) #7 cronología interna


Edición en español: Hermanos de armas
Traductor: Rafael Marín Trechera
Edición: 1.ª edición, 1.ª imp. 09/1999
Publicación: B (Ediciones B)
Colección: Nova ciencia ficción, 126



Sinopsis de Brothers in Arms, según su contraportada:

La paz ha estallado por todo el planeta…
Lo que hace bastante difícil ser un capitán de mercenarios. Si sus enemigos lo dejaran solo, Miles Naismith decidió amargamente, la flota de mercenarios libros de Dendarii se desharía por sí misma.
Pero los enemigos de Miles traman una caída más letal.
Por alguna razón inexplicable, la paga de los Dendarii ha desaparecido y las órdenes del comando imperial barrayarano están retrasadas por el superior de Miles, el capitán Galeni. ¿Qué relación hay, de todas formas, entre el impecable e insufrible capitán Galeni y los expatriados rebeldes de Komarr que se han refugiado en la Tierra? Pero la cuestión más peligrosa de todas que se le plantea a Miles es personal: ¿están las dos identidades de Miles, el almirante Naismith de los Dendarii y el teniente Lord Vorkosigan de Barrayar, rompiéndose a lo largo de las líneas de lealtades divididas? Y, ¿quién está intentando matar a qué versión del mismo?
Cuando Miles descubre las respuestas es justo cuando las complicaciones empiezan.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
No, porque NO es novela romántica. Pero a este libro, como el resto de la serie, he llegado a través de las páginas web de novela romántica. Así, All About Romance considera que toda la serie en su conjunto es merecedora de ser considerada DIK A, es decir, libros que te llevarías a una isla desierta. Además, aquí hay una cierta subtrama romántica en el interés que muestra Miles por la comandante Elli Quinn.

CRÍTICA

Llegados a este punto de la serie, tenemos a Miles, un niño pijo hijo del todopoderoso hombre fuerte de Barrayar, una sociedad militarista muy tradicional, aparentemente encantado con sus dos caracterizaciones. Por un lado, es Lord Vorkosigan, teniente del Seguridad Imperial. Pero, por otro, como de jovenzuelo montó la flota de mercenarios libres Dendarii, es el almirante Naismith. Dos personajes que interpreta según convenga a las circunstancias. A veces está como noble militar en su planeta natal, otras como almirante mercenario en otro extremo de la galaxia.

En realidad, la paga de los mercenarios viene también de la Seguridad Imperial, pues él siempre está al servicio de su emperador, aunque los mercenarios no sean conscientes de ello.

Si recordamos el relato que cronológicamente es justo anterior, “Las fronteras del infinito”, Miles consiguió una huida de prisioneros multitudinaria de un campo cetagandiano en Dagooda IV. Los cetagandianos los persiguen y Miles acaba yendo a la Tierra para reparaciones y porque al parecer también eso le conviene a Seguridad Imperial.

Así que por primera vez, Miles y su alter ego el almirante Naismith, están en el mismo planeta. Sí, es un poco enloquecedor verle cambiar de traje: ahora soy fulanito, ahora menganito. La cosa acaba siendo tan delirante que Miles, en una de sus ocurrencias, se inventa, para distraer a una periodista, la historia de que el almirante mercenario es en realidad un clon del estirado militar Lord Vorkosigan.

Al llegar a la Tierra descubre sorprendido que la paga de los mercenarios no ha llegado, lo cual puede ser un auténtico peligro para la continuidad de las operaciones además de que, ¿dónde están esos millones de marcos imperiales? ¿Se los ha metido alguien en el bolsillo?

En esas están cuando alguien contrata al almirante mercenario Naismith para que secuestre al noble barrayarano Vorkosigan. O sea, que se secuestre él a sí mismo. Lógicamente, es una trampa irresistible para este culo inquieto, tiene que saber qué hay detrás de semejante disparate. Y lo que encuentra es, lógicamente, más de lo que espera.

Aparte de las aventuras de tiroteos, secuestros, y problemas políticos, encontramos con que Miles pone de manifiesto sus sentimientos (correspondidos, por cierto) por Elli Quinn. Aunque hay que tener en cuenta que son muy diferentes: ella sería la pareja ideal para un mercenario, pero es imposible que asuma ser la pareja de Lord Vorkosigan: una mujer libre, que ha nacido y vivido en el espacio la mayor parte de su vida, una oficial con mando en plazo, no puede aceptar un papel de ciudadana de segunda en Barrayar.

El comienzo, como me suele ocurrir con otras de la serie, se me hizo lento. Pero entrando en faena, acaba siendo fantástica, aventura tras aventura: no puedes dejar de leer hasta ver a dónde va a parar tanto desdoblamiento de personalidad, suplantaciones varias, conspiraciones políticas buscando, como tantas veces, atacar al padre de Miles y al emperador a través suyo.

Tampoco voy a destripar más, porque si alguien está leyendo esta serie por primera vez, como yo, lo mejor es descubrir las cosas uno mismo,… si es posible.

Interesante es el personaje del capitán Galeni, nativo de Komarr. Si lo recordáis, a Aral Vorkosigan, el padre de Miles, le llaman (de forma no del todo justificada) “el carnicero de Komarr”, por lo que si hay un planeta donde el apellido Vorkosigan sea particularmente es precisamente este, de donde proviene Galeni, el superior de Lord Vorkosigan en la embajada barrayarana en la Tierra. Averiguar qué tipo de persona es este capitán Galeni -otro de lealtades divididas-, ha sido para mí uno de los extremos más interesantes de la novela.

La he leído en inglés, porque en español o no están, o los precios de segunda mano que he encontrado son astronómicos. Después de adquirir este en papel en inglés vi que la habían publicado en kindle este enero de 2016, a 5,22 euros.

Valoración personal: muy entretenida, 3

Se la recomendaría a: todos los aficionados a la ciencia ficción.

Otras críticas de la novela:

Como es un clásico, Hermanos de armas, tiene página en la wikipedia. En “Sitio de Ciencia-ficción” le dan una puntuación media de 3 y dice: “Lo malo de la Bujold es que con ella sucede como con Asimov: realmente no hay nada que comentar”.

En inglés, dejo sólo la crítica de Rosario's Reading Journal, que le da un B+.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada