martes, 23 de enero de 2018

Crítica: “Pétalos en la tormenta”, de Mary Jo Putney

Otro episodio más de esta estupenda serie de la Regencia.

DATOS GENERALES

Título original: Petals in the storm
Subgénero: histórica / Regencia
Fecha de publicación original en inglés: 1993
Parte de una serie: 3.º de Fallen Angels (Ángeles caídos)

1.ª edición en español:
Urano, 09/1999
Traductora: Amelia Brito

SINOPSIS (de la contraportada)

Tras la derrota de Napoleón en Waterloo, la paz aún está en peligro; el riesgo de una guerra que devastaría Europa es cada vez más real. Por ello es imprescindible que María Bergen, la condesa Janos, siga utilizando sus encantos e informe de sus descubrimientos a Londres.
Pero en realidad, ¿es una condesa húngara, una lady inglesa o una princesa italiana? Lo cierto es que ni siquiera sus superiores en el Foreign Office lo saben. Como tampoco saben si ha decidido abandonar su misión por “cansancio” o porque forma parte de la conjura y es una traidora.

¿Entra dentro de «Lo mejor de la novela romántica»?
No está entre las mil ni dos mil mejores, pero sí que está, como la mayoría de la serie Ángeles caídos, dentro de las cuatro mil o cinco mil mejores novelas de romántica.
Tiene un par de tópicos de esos que son frecuentes en la novela romántica y que hay algunos que apreciamos mucho. En primer lugar, la «amistad entre personas del mismo sexo», en este caso los Ángeles caídos del título, pues son un grupo de amigos que se conocieron en el colegio y siguieron juntos ya de mayores. En segundo lugar, aquí tenemos una «amistad platónica» de lo más interesante entre la protagonista y Robin, un atractivo miembro de la legación británica.

CRÍTICA

La tercera entrega de los Ángeles caídos lo protagoniza Rafael («Rafe» para sus amigos) Whitbourne, duque de Candover. Un duque noble, un ligón que gusta de las mujeres casadas, que no le exigen nada. Y que se entretiene ayudando como espía aficionado a su amigo Lucien.
Después de los Cien días de Napoleón y la batalla de Waterloo, las potencias europeas se reúnen en París, para continuar los tratos diplomáticos posteriores al Congreso de Viena.
Lo que ocurre es que las negociaciones de paz serán puestas en peligro si se lleva a cabo una conspiración para asesinar a alguien.
No se sabe quién quiere matar a quién, sólo que existe esto. Para fraseando a Gila… 
Alguien va a matar a alguien…
Lucien encarga a su amigo Rafe que haga averiguaciones sobre una mujer que, con el apodo de «Maggie» ha estado trabajando para los ingleses durante años. Es la misteriosa María Bergen, la condesa húngara Janos. Sólo que igual no es húngara ni condesa, ya que el monárquico francés está seguro de que es francesa, el prusiano dice que es berlinesa, y el italiano está dispuesto a jurar por la tumba de su santa madre que es de Florencia.
Maggie quiere retirarse y abandonar París. Será misión de Rafe persuadirla para que cambie de opinión y siga al menos hasta la conferencia diplomática termine. No puede recurrir a la delegación británica, porque resulta que hay un topo que filtra información.
Así que aquí tenemos ya tres misiones para Rafe en París, sobre las cuales girará la trama:
1) quién es la condesa Janos y convencerla para que siga con su trabajo;
2) la conspiración para matar a alguien poniendo en peligro la paz;
3) quién es el traidor a los servicios secretos británicos.
El secreto de la condesa Janos se desvela bien pronto en la novela, en cuanto Rafe la encuentra en París y le recuerda a otra persona que él conoció. La besa, y sus dudas se desvanecen. Esta es una historia de esas de reencuentros y segundas oportunidades que tanto me gustan a mí.
Ya se sabe que funcionan siempre que los motivos por los que se separaron los amantes fueran serios y ahora, en la segunda oportunidad, dichos obstáculos se venzan de manera creíble.
Lo que tiene de especial esta novela es que son dos personas ya fogueados por la vida, maduros a sus treinta y pocos años, han aprendido de sus errores y logran su final feliz después de mucha peripecia y aventura.
Como es propio de la época, tiene contadas escenas sensuales, pero que encajan perfectamente en la historia, porque son un episodio más que sirve para hacer avanzar el argumento.
Esta es una novela entretenida, yo creo que sobre todo por el suspense. Estás todo el rato preguntándote quién es el traidor que está con los franceses. Sospechas sobre todo de dos protagonistas secundarios. Andas dudando todo el rato, ¿será éste, aquel, o una tercera persona en la que no he pensado? Y lo mismo respecto al intento de asesinato, ¿a quién quieren matar, y quién será el responsable, un francés, un prusiano, quién?
Ha aguantado bien una relectura, y tiene ese puntito especial de que los protagonistas no son un par de jovencitos inexpertos, sino dos personas adultas, con sus experiencias vitales, sentimentales y sexuales también.
Te explicas un poco cómo es Rafe, tu típico aristócrata inglés, frío y arrogante, pero muy amigo de sus amigos.
Para mí, quien sobresale es Maggie. Creo que en esto no soy especialmente original, porque nadie que lea la novela se olvida de ella. Estamos ante una mujer fuerte, que ha pasado por episodios terribles en su vida y ha sabido rehacerse. Tiene una preciosa amistad con Robin, que fue su amante, y ahora su cómplice, se ayudan el uno al otro de todas las formas posibles. Me parece fantástico que aparezca que un hombre y una mujer puedan ser amigos. Creo que me gustará mucho leer su historia, que sé que es uno de los libros de la serie.
Mary Jo Putney es una escritora muy competente, que sabe llevar muy bien la intriga y además presenta protagonistas completamente humanos, con sus virtudes y sus defectos, de intensos sentimientos que no siempre se pueden confesar.
Me ha gustado la recreación del mundillo diplomático, de cómo quienes estaban configurando la Europa del siglo XIX para que no volviera a repetirse una guerra tan extensa que devastara todo el continente. Hablaban, negociaban, pero también se dedicaban a sus bailes, ligoteos y paseos.
Por cierto que consiguieron arreglar el continente –a gusto de los británicos, sí, pero sin demasiado disgusto de los demás–, hasta el punto de que no hubo grandes conflagraciones durante un siglo, hasta la Primera Guerra Mundial.
Una novela bastante buena que merece la pena si quieres algo histórico, entretenido, con personajes maduros y que tienen cosas serias por las que preocuparse, al tiempo que valoran si se dan o no otra nueva oportunidad.

Valoración personal: buena, 3

Se la recomendaría a: los aficionados a las novelas históricas con algo de chicha.

Otras críticas de la novela:
En español, tenemos críticas en El rincón de la novela romántica, una breve opinión en Ciao!  y para Mundo de letras es una de las que más hondo me han calado por el pasado de ambos.
Paso a lo que se ve en inglés.
En Dear Author la calificaron con una C- destaca que Maggie es una mujer fuerte, con un pasado, que es lo mejor de la novela, a lo que se ve.
Myrna le dió cuatro estrellas.
Para Romancing Myself es merecedora de cuatro estrellas, y aquí me entero de que esta también es una historia de las que escribió como Regencia tradicional y después reescribió para hacer una novela romántica histórica larga:
En 1989 Mary Jo publicó «The Controversial Countess», en 1993 el título lo cambió a «Petals in the Storm». Me encantaría coger el título original. Quizá un día lo encontraré. Aunque sólo sea por tener las dos. También quiero ver lo que cambió.
Era un Signet Regency Romance (SRR), y no es la única novelita que reescribió más adelante. Aprovecho y os traduzco la sinopsis que en Fiction Data Base hacen de aquel Regencia tradicional, para que veáis que sí, que es la misma historia:
Ella tenía París a sus pies – y un guapo Lord que la sigue el rastro
La deslumbradoramente hermosa condesa Magda Janos era la estrella de París y el centro de todo un séquito de pretendientes. ¿Pero quién es esta espléndida criatura?Dos hombres sabían la verdad sobre ella. El atractivo y encantador Robert Anderson, la oveja negra de sangre azul, era su aliado íntimo en su vida de engaño cegador. El otro era el devastadoramente guapo duque de Candover, quien llega desde el Londres de la Regencia para exigir que la controvertida condesa se haga pasar por su amante en un peligroso juego de intriga. Lo que presenta a esta misteriosa dama con un par de peligros, pues se arriesga a ser desenmascarada por el dominante duque, y también a que el amor acabe con ella.
O sea, la misma historia pero enfocada de otra forma, ¿no? Casi que también a mí me dan ganas de hacerme con ella, pero está de segunda mano por 26 euros. 
Vaya, tengo curiosidad pero no tanta.

2 comentarios:

  1. Hola!
    Me gustan mucho los romances históricos pero los leo poco porque suelen tener cierto parecido, me da la sensación de que esta historia tiene sus diferencias, voy a ver si encuentro esta serie :)
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola a ti. Pues sí, este es un poquito diferente, porque son personas ya con experiencia en la vida, y se ambienta en unas negociaciones de paz en París. A ver si te gusta, Mary Jo Putney es casi siempre estupenda.

      Eliminar