lunes, 12 de agosto de 2019

Crítica: “Demon angel”, de Meljean Brook


Antes de irme de vacaciones, os dejo con esta crítica de una novela que lei hace unos meses y que ya comenté en inglés.

Una especie de ángel y una especie de demonio, más o menos


DATOS GENERALES

Título original: Demon Angel
Subgénero: paranormal
Fecha de publicación original en inglés: 2007
Parte de una serie: The Guardians #1

SINOPSIS (según Fiction Data Base)
Durante dos mil años, Lilith ha llevado la venganza sobre los perversos y los condenados, atrapando almas para los ejércitos de su padre Abajo y probando su lealtad a su señor del Inframundo. Mitad demonio, mitad humana, atada por un trato con el demonio, y teniendo prohibido sentir placer, recurre a sus poderes oscuros y a su serpentina gracia para llevar a los hombres a la tentación. Esto es, hasta que se enfrenta a su mayor tentación, Sir Hugh Castleford, auténtico hijo del Cielo…
En el pasado fue un caballero, y ahora es un guardián. Hugh pasó siglos combatiendo a demonios, y a los malditos nosferatu bebedores de sangre. Su propósito ha sido siempre desbaratar los planes de la demoniaca Lilith, incluso al mismo tiempo en que lucha contra su traidora hambre por ella. Pero cuando una mortal alianza desata un peligro tanto para los humanos como para los guardianes del San Francisco actual, el ángel y el demonio deben luchar juntos contra un mal impío, y contra un deseo que ha sido negado durante demasiado tiempo.

NO TRADUCIDO AL ESPAÑOL

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Sería una de esas novelas apreciadas a las que puede darse una oportunidad. No está dentro de las mil ni dos mil mejores novelas, pero sí estaría fácilmente entre las cinco mil mejores. Tuvo buenas críticas, fue un Five Hearts Keeper en The Romance Reader y una A- mereció para Rosario (Rosario’s Reading Journal).

CRÍTICA

En el mes de abril tuve que escoger, para el TBR Challenge, una novela que fuera «algo diferente (ambientación inusual, un subgénero que no leas durante todo el tiempo, etc.»).
Como normalmente no leo novelas paranormales, elegí un libro de este tipo para ese desafío, y ya hablé de él en inglés.
Me encantó la serie de los Iron Seas. Como suelo decir, sería una de esas que me gustaría tener en papel y tapa dura, porque es magnífica. Cuando la terminé con The Kraken King (2014/2015), quise probar algo más escrito por Brook. Además, había leído muchas buenas críticas sobre esta serie de los guardianes. Por eso compré varios libros de esta serie hace tiempo. Sin embargo, hasta este momento, no había leído ninguno.
¿Por qué? Pues porque me leí un relato, «Falling for Anthony» (Los guardianes n.º 0.5) en 2016 y le di solo dos estrellas (crítica, aquí). No me interesaba ese mundo, así que estas novelas que ya había comprado languidecieron en lo más profundo de mi montón de novelas pendientes de leer.
Así que en marzo de 2019 llegó el momento de leerlas, con tres años de retraso. El world building es fabuloso. En esta misma Tierra, hay criaturas mágicas: guardianes y demonios, vampiros y nosferatu, algunos buenos y otros perversos. El libro comienza en la Inglaterra medieval, con Hugh como un caballero virtuoso. Te narra cómo conoció a Lilith, una diablesa, cómo la tienta y lo que le ocurre a él para acabar transformado en un guardián, una especie de humano-ángel inmortal.
Este nuevo guardián y la diablesa se encontrarán repetidamente en los siguientes siglos, besándose y odiándose, e intentando –aunque no con mucho entusiasmo, la verdad– en destruirse el uno al otro, este siglo, y el otro,… hasta que tienen un encuentro terrible en Seattle a comienzo de los años noventa.
Cuando se vuelven a encontrar en San Francisco en mayo de 2007, ella aún es una diablesa, trabajando para el FBI. Él es solo un humano, un profesor en una universidad. Uno de sus alumnos desaparece, y otro es asesinado, y de alguna forma se encontrará siendo una persona a la que investigan por esos crímenes.
Lo que en realidad ocurre es que parte de los demonios se han aliado con los nosferatu, esas terribles criaturas lo peor de lo peor, vamos, como los dementores de Harry Potter, y tanto Lilith como Hugh, y los guardianes, y algún vampiro que añaden a la mezcla para darle diversidad, quieren detenerlos. Por eso se reencuentran, tienen que actuar juntos, más o menos, y quizá esta vez puedan salvarse el uno al otro.
¿Qué puedo deciros?
Lo que digo siempre, me repito más que el ajo: lo paranormal no es lo mío. Si es lo tuyo, creo que puedes amar este libro. Fácilmente.
Me gustaron los personajes, es una novela maravillosamente bien escrita, una sorprendente primera novela, de verdad, y la autora sabe cómo mantener lo de la tensión sexual no resuelta durante páginas y páginas, no, de verdad, ¡cientos de páginas!, el deseo frustrado se desborda en cada página, realmente. De vez en cuando salta la chispa de palabras muy románticas, que brillan en la oscuridad de la muerte y el sufrimiento.
Hay un momento en el que Lilith le pregunta por qué la ama con tanta facilidad, considerando las cosas que ella ha hecho:
Me maravillo de que aceptes tan fácilmente, sabiendo lo que he sido, lo que soy.
Y él contesta así:
— ¿Fácilmente? He necesitado ocho siglos, una multitud de besos regateados o robados, los dos muertos y resucitados, un manuscrito terriblemente mal traducido y miles de mentiras, para aceptarte.
Su voz era suave, divertida; pero ella notó la tensión en sus manos, vio en sus ojos cómo se burlaba de sí mismo.
—Sólo me maravilla que haya tardado tanto.
Lo cual, dicho sea de paso, resume su historia bastante bien.
Por lo tanto, pude disfrutar de este libro, más o menos, gracias a la ambientación, los personajes, y la forma en que estaba escrito.
A pesar de todo, la parte paranormal me importaba menos que nada. No le presté demasiada atención, así que al final había demasiadas cosas que simplemente no entendía. Más de una vez me preguntaba por qué él hacía esto o por qué ella actuaba de esa otra manera. No lo pillé. Más aún, al final, no me preocupaba qué pasaba, mientras Hugh y Lilith tuvieran su final feliz al cabo de 500 páginas.
Las escenas sexis, por cierto, son maravillosas, aunque con estas criaturas mágicas siempre acabo preguntándome qué hacen con las alas, y los cuernos, o los colmillos, y todos esos aditamentos añadidos a su anatomía. Creo que alguna respuesta sí que obtienes.
Así que digo lo mismo que con el libro de Nalini Singh Angels’ Blood, que comenté en el mes de abril, pues lo paranormal no es mi género. No puede decir que este libro fuera perfecto para mí. Sin embargo, lo disfruté bastante, así que lo recomiendo para cualquier fan de lo paranormal.
¿Voy a leer más novelas de guardianes? Me imagino que sí. Al menos tengo otras dos o tres por algún sitio de mi montón de libros pendientes para leer, e incluso con mi tibio disfrute de esta, me veo leyendo algo más de ese mundo, pues los personajes son bien poderosos y su vida sexual bastante… digamos que interesante.
Valoración personal: buena, 3

Se la recomendaría a: quienes disfruten de lo paranormal.

Otras críticas de la novela:
En español no he encontrado más que esta traducción de la sinopsis en Delirios de una Bookaholic
Así que realmente no he visto ninguna crítica en español, así que traigo algunas en inglés.
4 estrellas merece para Holly (Book Binge)
B+ tiene la crítica de Gossamer Obsessions
Con una B la calificaron en All About Romance
En Love Vampires le dan 3 estrellas
A Kat, de la web australiana Book Thingo, le entusiasmó y recomendó totalmente su lectura. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario