domingo, 17 de junio de 2018

Crítica: “Un canalla siempre es un canalla”, de Sarah MacLean


Entretenida, sin nada especial



DATOS GENERALES

Título original: A rogue by any other name
Subgénero: histórica / años 1830

Fecha de publicación original en inglés: 2012
Parte de una serie: Rules of Scoundrels (Las reglas de los canallas) #1

En España
Traductora: María José Losada Rey
Fecha: 2014
Editorial: Versátil

Un canalla consigue lo que busca...
Hace una década, el marqués de Bourne fue repudiado de la sociedad con el único privilegio de su título. Ahora que es socio del más exclusivo club de juego de Londres, el frío y despiadado Bourne hará lo que sea necesario para recuperar lo que le pertenece, incluso si eso conlleva casarse con la perfecta Lady Penelope Marbury.
Un compromiso roto y años de decepcionante noviazgo han dejado a Penélope sin interés alguno más allá de un tranquilo y cómodo matrimonio. Suerte que con su nuevo marido tiene acceso a un inexplorado mundo de placeres.
Bourne puede ser el príncipe de los bajos fondos de Londres, pero jura mantener a Penélope alejada de su maldad, todo un reto para él, ya que Lady Penelope descubrirá sus propios deseos, y su voluntad de no apostar nada en ellos, ni siquiera su corazón.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?

Sí, la incluí en el puesto 337 de mi lista de Las mil mejores novelas románticas. Tuvo en su momento críticas estupendas: Five Hearts Keepers en The Romance Reader, una A en Smart Bitches Trashy Books, en Fiction Vixen, en The Good, the Bad and the Unread,… 5 rosas en Addicted to Romance y 5 corazones en I heart romance & YA. En Romantic Times le pusieron 4 ½ estrellas y calificaron esta novela como un Top Pick! No es por eso extraño que ganase el premio RITA en la categoría Romance histórico. Cuando se tradujo al español, en 2014, apareció entre las mejores novelas del año, tanto en El rincón de la novela romántica, como en Pasajes románticos. Tiene en cierto sentido el tópico «de amigos a amantes» y es una de las razones por las que gusta tanto a los lectores. No hay que extrañarse, pues, que la incluyeran en el Top 100 de All About Romance del año 2018.

CRÍTICA
En mi repaso de las novelas del Top 100 que no había leído aún, di a parar con esta de Sarah MacLean. Lo único que había leído de esta autora fue Nueve reglas que romper para conquistar a un granuja, a la que le di un cuatro, pero tampoco me interesó como para repetir.
Esta me parece más o menos igual que aquellas Nueve reglas…, aunque con alguna lectura más, con lo que se me queda en un 3 estrellas sobre 4.
Básicamente tenemos al héroe, tu prototípico caballero en busca de venganza. Quedó huérfano muy joven, heredero de un título. Recién llegado a la mayoría de edad, lo perdió todo en favor de la persona que había sido más o menor su tutor.
Ahora, años después, se ha enriquecido con un club de juego que tiene con unos amigos. Ese club de juego es el centro en torno al cual gira la serie, y está claro que te va presentando a futuros protagonistas.
Es curioso, pero el gran giro de la serie, el personaje de Chase, ya lo descubrí en una entrevista que Sarah Wendell le hizo a Sarah MacLean, y ahora leo el libro atenta, a ver si había forma de entrever o de adivinar, o si hay algún error de traducción,… Y no, encaja perfectamente, al menos este primer libro, con la sorpresa que se revela al final.
Por cierto, que ya que hablaba de traducción, mira que Losada Rey no me suele gustar, pues mira, aquí me parece que cumple perfectamente. Impecable.
¿Por dónde iba? Ah, sí un aristócrata en su momento arruinado, ahora rico y que ha estado esperando, durante años, a que llegue el momento de vengarse.
Tuvo una amiga de la infancia, su vecina Penelope. Cuando le sacudieron las desgracias fue él, más que ella, quien se distanció. Ahora resulta que, por esas cosas de la vida, ella es la clave para poder recuperar sus bienes.
Pensaba que estaría casada desde hace años. Al fin y al cabo, es simpática, e buena familia,… Lo que no sabe es que Penelope rompió un compromiso con un duque. Por una buena razón: él estaba enamorado de otra, con la que se casó inmediatamente después. Eso ha hecho que Penelope esté un poquito perseguida por la mala fama.
Es verdad que luego le hicieron más ofertas de matrimonio. Incluso ahora, que recibe una que posiblemente sea la última oportunidad,… Y sigue dudando si sí o si no.
Cuando Michael, o Bourne como prefiere que lo llamen, y Penelope se reencuentran, toda la dulzura y alegría de ella se transformarán en decepción. A la primera de cambio, él la coge, le da un azote, se la carga como un saco y la coacciona para que se case con él.
Un tipo de escena que hace años no me llamaría la atención. Ahora, francamente, el que sometan a una mujer a un matrimonio forzado no me hace ni pizca de gracia.
Se casarán, se enamorarán, o descubrirán que lo estaban de antes, no sé, no me importó demasiado, y habrá algo de sexo entre ellos. Luego hay un poquito de elemento de juego, de apuesta, cosas que siempre me ponen bastante nerviosa, si he de ser sincera. Y bueno, colorín colorado.
No me entendáis más, estamos ante una novela amena, bien escrita, que se lee en un pispás, te deja satisfecha y sin la menor huella en el intelecto.
Es una de esas naderías para cuando tienes el encefalograma plano y no aspiras absolutamente a nada más que pasar un buen rato. Una perfecta novela de «mono con platillos» modo on. Pues bueno, pues vale.
Le pongo tres estrellas porque es buena, agradable, entretenida,… pero sin nada especial.  Es un libro autoconclusivo, aunque forme parte de una serie. ¿Seguiré leyendo las Reglas de los canallas...? Sí porque, muchas veces, es justo esto lo que agradeces.

Valoración personal: buena, 3

Se la recomendaría a: quienes busquen pasar un buen rato sin ningún compromiso emocional.

Otras críticas de la novela:

En español, tenemos varias críticas en El rincón de la novela romántica y a todas les ha encantado.
A Promesas de amor también le gustó. 
Pasajes románticos consideró que era una novela que lo tenía todo para los amantes del género.

Paso a las críticas en inglés, enlazando con las críticas de A en Smart Bitches Trashy Books, en Fiction Vixen y en The Good, the Bad and the Unread (una A-).

viernes, 15 de junio de 2018

Crítica: “Arrastrado por el mar”, de Nora Roberts


Me gustó muchísimo en su momento. 
Al releerla aún mantiene parte de su encanto
DeBols!llo, 2012

DATOS GENERALES

Título original: Sea swept
Subgénero: contemporánea
Parte de una serie: Chesapeake Bay Saga (Chesapeake) #1
Fecha de publicación original en inglés: 1998

Edición en España:
Título:  Arrastrado por el mar
Traductora: Almudena de la Mota Gómez-Acebo
Edición: 1ª ed., 1ª imp.
Fecha Edición: 03/2005
Publicación: Punto de Lectura
Colección: Romántica, 281/7


Cameron, Ethan y Phillip no comparten la misma sangre, pero todos ellos comparten un mismo padre al que le han hecho una última promesa...
Cameron siempre ha sido el más atrevido de los hermanos Quinn. Aventurero, temerario y seductor, le encantan los barcos rápidos y los amores rápidos. Sin embargo, ha tenido que regresar al pueblo donde se crio para despedirse de Ray, el único padre al que ha querido, y enfrentarse al mayor de los desafíos: hacerse cargo de Seth, el último chico al que acogió su padre.
Cameron está decidido a desvelar el secreto que esconde este delincuente infantil, y para hacerlo tendrá que lidiar con cierta trabajadora social dispuesta a encontrar el mejor hogar para Seth.
La atractiva Anna está llena de sorpresas y retos, pero Cameron hará lo imposible para cumplir la promesa.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Sí, ya visteis que estaba en el número 51 de mi lista de Las mil mejores novelas románticas. Ha estado en varias listas Top 100 de All About Romance: las de 1998 (n.º 35), 2000 (n.º 55), 2004 (n. º 10), 2007 (n.º 41) y 2010 (n.º 74); en la encuesta de 2013 no entró entre las cien mejores, pero sí estuvo entre «lo mejor del resto» en el puesto 113. Y ahora aparece de nuevo, en la Top 100 AAR de 2018.
En su día los lectores de esa página web la eligieron como como lo mejor del año 1998 en varias categorías: romance favorito del año, heroína favorita (Anna Spinelli) y mención honorífica al mejor contemporáneo. Cuando hicieron una mini-encuesta en 2008 sobre contemporáneas favoritas, allí estaba esta, la 5.ª
No puede faltar en cuantas listas haya por ahí. En 2015, NPR escogió los mejores 100 libros/series de romántica, y en esta lista estaba toda la saga de la bahía de Chesapeake, por lo tanto también este. RomanceNovels.Me la puso la 30 de sus mil mejores novelas románticas y por supuesto en la otra lista de mil mejores que manejo, que es una que apareció en Book Binge aunque nunca he sabido exactamente cuál es el origen, allí estaba la 698. En una que cogí en Amazon no recuerdo cuándo, estaba la 36.
Vamos a por las críticas: DIK A en All About Romance y A para Rosario (de Rosario’s Reading Journal). Es una de las favoritas de LinnieGayl, de AAR, y hay muchos lectores que la cuentan entre sus favoritas, y así lo he visto mencionado a lo largo de los años, como en la semi-difunta The Romance Reader.

CRÍTICA

En los años noventa, La Nora era una de mis favoritas y me leía todo lo suyo a lo que podía echarle el guante. Este libro lo compré en la librería Ojanguren de Oviedo, que tenía estas cosas en su catálogo. Para mí, internet fue todo un descubrimiento en este punto de poder adquirir libros en inglés y que me llegaban por correo.
Me gustaron sobre todo los dos primeros libros de esta saga. De hecho creo que el segundo, Cuando sube la marea, es el mejor. En el Top 100 de 2013 era esa novela, y no esta, la que entró en la selección.
En la bahía de Chesapeake, en la costa Este de Estados Unidos, una pediatra y un profesor adoptaron a niños problemáticos. Los quisieron y educaron así que ahora llevan vidas productivas, a pesar de los abusos que sufrieron en el pasado.
La muerte del padre reúne a los tres hermanos Quinn de nuevo. Su padre tenía previsto adoptar a otro bala perdida, el adolescente Seth, pero no le dio tiempo a hacerlo por culpa de un accidente de tráfico.
Los hermanos le prometen cuidar de Seth como un Quinn más. Tendrán que reorganizar sus vidas.
Cameron, el protagonista, lleva una vida muy cosmopolita, principalmente en Europa, dedicándose a carreras de todo tipo. Lo mismo se dedica a los coches veloces que a los barcos: si se mueve, lo llevará a la meta antes que nadie.
Todo eso se acaba cuando tiene que volver a casa para cuidar a un adolescente malhumorado. Como se lo prometió a su padre, no hay duda en su cabeza de que Seth se ha convertido en el cuarto hermano Quinn de hecho, aunque no lo sea aún de derecho.
La asistente social del caso, Anna Spinelli, es una heroína de armas tomar. Decidida, brusca, sincera con él y con ella misma. Reconoce la existencia de atracción entre los dos, y se esfuerza en mantenerlo separado de sus obligaciones profesionales, porque el bienestar del crío es lo primero para ello.
Cam y Anna tienen ambos un carácter fuerte: chocan, se pelean, se besan, tienen sexo con entusiasmo, y si hace falta que ella le tire cosas a la cabeza, lo hará. Todo muy intenso de manera que agradeces que llegue el final y por fin estén juntos y –más o menos– tranquilos.
Los personajes son de esos que se te quedan grabados en la cabeza. No solo los protas, sino también el resto de los hermanos: Ethan, el pescador sombrío y taciturno, Phillip, el ejecutivo sofisticado, Seth, el adolescente inseguro y a la defensiva.
Es uno de esos libros sobre gente bastante normal y corriente, que tienen sus vidas cotidianas y te quedas con la impresión de que tienen que existir, de verdad, en algún lugar.
Es un poco de película de sobremesa sobre dramas familiares. La muerte del padre, el niño problemático. El pasado lleno de abusos que han sufrido prácticamente todos los personajes,… Advierto que algunos de los misterios que se plantean no se resuelven.
Para mí, de lo mejor de Nora Roberts, que ha aguantado muy bien el paso del tiempo. Estoy segura de que cualquiera que descubra estos libros hoy en día, los disfrutará. Siempre que aceptes la intensidad emocional y que no todo en la vida es de color de rosa.
En su momento, este libro me encantó, aunque me incomodaba esa manía de Roberts de meter cosas paranormales que para mí no vienen a cuento. Aquí, el fantasma del padre muerto se le aparece a Cam. Francamente, a mi esos detalles me sobran y directamente impiden que sea una lectura redonda.
Pero de esta novela me he estado acordando mucho a lo largo de los años. Hay un par de escenas que me dejaron una impresión duradera.
«Cam y el calcetín rojo». Una de ellas es Cam, que se intenta adaptar a vivir en la casa y a ser quien se encarga principalmente de las tareas domésticas, y cómo saca una colada y todo lo blanco es de un bonito tono rosado. Entre toda la ropa se le coló un calcetín rojo de su hermano Phillip.
Me resultó tan cotidiana, y transmite tan bien que Cam lo está intentando, aunque no le salga perfecto… Luego está el hecho de que eso me ha pasado a mí más de una vez. Tonos rosados o tonos grises en la ropa blanca por culpa de no lavarla separadamente,… y mira que lo sé.
«Anna ante el tribunal». Como asistente social aconseja, en un caso, que unos niños sean apartados de sus padres. El marido es un hombre violento, y la esposa se niega a abandonarlo, a pesar de que la maltrata. Ante el juez, argumentan que ellos necesitan a sus hijos, que están resolviendo sus problemas, que reciben asesoramiento profesional,… Y tú como lectora te puedes sentir inclinada a dar una oportunidad a esa pobre madre que aparte de sufrir el maltrato de su marido, ahora los servicios sociales se niegan a devolverle los hijos…
Anna, sin embargo, tiene carácter, inteligencia, y es totalmente profesional. A ella esas actuaciones sentimentales no la influyen. Es firme a la hora de proteger a los niños, que no pueden volver a una casa violenta. Lo siente mucho por la madre, pero que su principal interés son los niños. Si la madre quiere seguir con un maltratador, es su problema, pero que aún hay esperanza para los niños…
Por supuesto, como se demuestra de forma inmediata, Anna tiene razón.
Es una escena que he recordado a lo largo de los años, una y otra vez. Es una advertencia de que las cosas complicadas hay que pensarlas bien, no dejarse llevar por las interpretaciones lacrimógenas que haga nadie. Las víctimas inocentes deben ser la primera preocupación de todos los implicados.
En resumen, si aún no lo has probado, dale una oportunidad a esta novela.
La leí en inglés, así que no sé cómo estará la traducción al español.
Valoración personal: notable, 4

Se la recomendaría a: los que quieran una contemporánea emocionalmente intensa.

Otras críticas de la novela:

En español, tenemos crítica en El rincón de la novela romántica.
En el blog Libros que hacen volar a la Luna, le dan lo máximo, 5 lunas
El baúl de Penélope la califica con tres corazones

Vamos a por las críticas en inglés. En All About Romance hay dos críticas, una de invitado que es una DIK A y otra de B, escrita por Ellen Micheletti que subraya lo bien que sabe Nora Roberts crear héroes, lo auténticos que suenan.
Para Rosario (Rosario’s Reading Journal) es un libro de A y dice:
This one's probably Roberts' most consistently excellent trilogy. Both Sea Swept and Inner Harbor were amazing, each an A, and I remember Rising Tides as pretty excellent, too.
4 estrellas mereció para The Hope Chest Reviews, que destaca su condición de drama familiar, de hermanos que se quieren aunque no lleven la misma sangre, y que quizá encontró un poco escasa la parte romántica.

jueves, 14 de junio de 2018

Crítica: “The luckiest lady in London”, de Sherry Thomas


Sherry Thomas en su mejor forma: sutil, romántica, emocionalmente intensa,…

DATOS GENERALES

Título original: The Luckiest Lady in London
Subgénero: histórica / victoriana
Fecha de publicación original en inglés: 2013
Parte de una serie: 1.º de The London Trilogy

NO TRADUCIDA AL ESPAÑOL

SINOPSIS (según Fiction Data Base)

Felix Rivendale, el marqués de Wrenworth, es El caballero ideal, el hombre que todos quieren ser y al que todas las mujeres desean poseer. El propio Felix casi cree en su imagen dorada. Pero por debajo hay un alma dañada a la que sólo calma la adulación pública.
Louisa Cantwell necesita casarse bien para mantener a sus hermanas. No quiere a Lord Wrenworth, aunque él parece inexplicablemente interesado en ella. Louisa desconfía de su aparente perfección, y las alabanzas que le dan allá donde va. Aun así, cuando resulta que él es el único hombre que le hace una propuesta al final de la temporada londinense, ella, a regañadientes, acepta.
Louisa no entiende los misteriosos propósitos de su esposo, pero no puede negar el placer que su cuerpo obtiene cada vez que él la toca. Ni puede negar la atracción que este magnético hombre ejerce sobre ella. Pero, ¿se atreverá ella a enamorarse de un hombre con tantos secretos oscuros, cualquiera de los cuales podría devastarla, si ella fuera a intimar más con él?

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Sí, apareció en mi lista de Las mil mejores novelas románticas en el puesto 75. Ha entrado en el Top 100 de All About Romance en 2018.
En la encuesta de aquel año de All About Romance fue elegida como el mejor romance de 2013, el mejor romance histórico ambientado en el Reino Unido, las mejores escenas de amor (en un romance mainstream, o sea, no específicamente erótico) y mejor pareja romántica (Louisa Cantwell & Felix Rivendale, pero creo que aquí empatados). Unas cuantas blogueras la consideraron de lo mejor del año: Romance Novels For Feminists, Feminist Fairytales reviews, varias críticas de All About Romance (Caz, Heather y Alexandra) y Rosario (de Rosario’s Reading Journal).
 Cuando la publicaron, allá por el año 2000, tuvo críticas estupendas. Tengo anotado un FHK (Five Hearts Keeper) en The Romance Reader y una crítica DIK A en All About Romance y una A en Smart Bitches Trashy Books. Otras críticas estupendas fueron las de Romantic Historical Reviews (5 estrellas).
Y tiene un par de tópicos de esos que gustan mucho: «mejores enemigos» y «amor & amistad entre el héroe y la heroína». Sí, parecen contradictorias, pero luego en el libro te lo explicas… hasta cierto punto.

CRÍTICA

Para el TBR Challenge de junio de 2017 tenía que leer una novela dedicada a tópico favorito y elegí esta novela de Sherry Thomas precisamente porque, aparentemente, era una de «mejores enemigos» y «amor & amistad entre el héroe y la heroína».
Como ha sido incluida en el Top 100 de All About Romance, decidí traducir aquella crítica que publiqué en inglés.
Simplemente: Sherry Thomas en su mejor forma.
The luckiest lady in London estaba en mi kindle porque Sherry Thomas es una de mis autoras favoritas y estoy intentando leer toda su bibliografía. Pero al mismo tiempo, su estilo es tan detallado, tan sutil, en las palabras, y en los gestos de los personajes, que sólo puedo disfrutarla si estoy preparada para leer despacio. De esa manera, con paciencia y tranquilidad, puedo descubrir cada pequeño detalle.
Y no siempre estoy con el mismo ánimo lector: a veces quiero una lectura rápida y otras veces estoy preparada para una lectura lenta. Mi estado de ánimo óptimo llegó en mayo-junio del año pasado.
Felix Rivendale, marqués de Wrenworth, es conocido como El caballero ideal. Todo el mundo piensa bien de él y lo respetan. Noble, rico y, por supuesto, con una facha impresionante, sigue soltero. Se casará algún día, pero no tiene prisa. Siente que no merece en realidad esa adoración, o que la gente que lo admira no es del todo sincera.
Sus padres no lo querían demasiado, así que considera el amor como un sentimiento estúpido, inútil, algo que sólo puede llevar a la decepción y al dolor.
Louisa Cantwell es bastante anodina. No es especialmente bella, ni encantadora, ni dotada en ninguna de aquellas cosas (la pintura, la música, el bordado) que las jóvenes de buena familia debían cultivar. Como viene de buena familia, pero empobrecida, tiene que casarse bien para mantener a sus hermanas.
Durante años, ha estado dando vueltas a cómo lograrlo. Cuando marcha a Londres para su primera –y probablemente única– temporada, sabe que la mejor manera de obtener esposo pasa por ser encantadora y perfecta.
Cosecha pretendientes, pero no propuesta de matrimonio. Lord Wrenworth le echa el ojo y ella siente una poderosa atracción por él, pero intenta ignorarlo, porque sabe que él no es hombre para ella, no va a pedir su mano.
A Wrentworth le atrae precisamente que ella lo quiera de manera tan física, a él, no a su imagen dorada. Es la única que parece verlo tal como es. No lo halaga, porque no busca que él tenga una buena opinión de ella.
Felix se siente atraído tan intensamente que quiere convertirla en su amante, pero Louisa la rechaza. Si ningún noble la quiere como esposa, entonces empezará a buscar marido entre los carniceros o los abogados, o cualquier otro hombre del común que le dé respetabilidad y dinero, aunque con ello salga de la buena sociedad.
Porque ahora no es solo un tema de deseo físico y seguridad económica. Es que se ha enamorado totalmente de Felix. Y, como mujer enamorada, no se conformará con menos que el corazón de Félix, entregado totalmente, con una devoción servil.
Al final de la temporada, gracias a ciertos oscuros trucos por parte de Wrentworth, nadie hace una propuesta matrimonial a Louisa. Así que cuando Wrentworth le pide que se convierta en su esposa, ya que no quiere ser su amante, ella acepta, aunque no confíe en él.
Todo el mundo considera entonces que Louisa es «la mujer más afortunada de Londres» del título. Sin una gran belleza, ni una dote importante, ha conquistado a uno de los solteros más atractivos de la buena sociedad.
Pero Louisa no es tan feliz, y desconfía de su flamante esposo.
El resto del libro es cómo los protagonistas van descubriendo sus sentimientos poco a poco, los aceptan y los reconocen.
Es una historia de personajes, no de argumento. Es delicioso ver cómo se desarrollan los sentimientos de los personajes, y cómo los dos son sinceros… hasta cierto punto, porque cada uno desconfía del otro y de todo lo que hace.
En algunos momentos suenan como amigos, particularmente al principio de la historia, cuando ella intenta desesperadamente pillar marido y él dice o hace cosas que podrían ayudarla… o no.
Hay cierto humor en sus diálogos, me hicieron sonreír de vez en cuando. A veces, era todo tan sutil que tenía que pararme a pensar a ver si estaban diciendo realmente lo que yo creía que estaban diciendo.
También transpira cierta hostilidad entre ellos,… y desconfianza,… e insinceridad… Pero no los consideraría enemigos en el sentido estricto de la palabra. Creo que este libro no encaja exactamente en ese tópico que tanto me gusta «de enemigos a amantes».
¿Importa? ¡No! Está tan bellamente escrito... Hay unos cuantos momentos emocionalmente intensos y las escenas sensuales eran perfectas, del tipo que aportan cosas a la historia, no sólo son excitantes sino que tienen sentido dentro de la trama.
Louisa es bastante sincera respecto a sus deseos, Felix se mantiene más reservado. Por un lado la quiere como amante, pero por otro, hay momentos en que no quiere revelar cómo es de verdad, y por lo tanto intenta resistirse a esa tentación que es Louisa.
Si «solo» le doy 4 estrellas es porque yo califico un libro comparándola con otros libros de la misma autora. La obra maestra de Sherry Thomas es, para mí, Not quite a husband. Tenía todo lo que amo en una romántica y me dejó con una intensa resaca. Esta Luckiest lady es más como My beautiful enemy, Delicious, Ravishing the heiress... O His at night y Private arrangements, que son los otros dos libros en esta Trilogía de Londres.
Así que con eso taché otro libro de la bibliografía de Sherry Thomas. Queda tan pocas que aún no he leído, que me entristece, pues no estoy segura de que ella vuelva algún día a escribir este tipo de novela.
Valoración personal: notable, 4

Se la recomendaría a: los aficionados a las historias sutiles e intensas.

Otras críticas de la novela:
Sólo he encontrado críticas en inglés, así que como de costumbre, si hay alguna en español, invito a enlazar abajo.
Romantic Historical Reviews (5 star Top Pick).
Geeky Blogger, 4 estrellas.
Romance novels for feminists dedica a esta novela un artículo titulado «Explorando las posibilidades del prólogo».

lunes, 11 de junio de 2018

Crítica: “Ella es tan dulce”, de Susan Elizabeth Phillips


Una heroína inolvidable, Sugar Beth

Seda, 2005

DATOS GENERALES

Título original: Ain’t she sweet
Subgénero: contemporánea

Fecha de publicación original en inglés: 2004
Editorial: Avon
Páginas: 416

En España
Traductora: Ersi-Marina Samara Spiliotopulu
Edición: 1ª ed., 1ª imp.
Fecha Edición: 09/2005
Publicación: B (Ediciones B)
Colección: Seda

SINOPSIS (de la contraportada)

La chica que había logrado hacerse odiar por todos ha vuelto a Parrish, la pequeña ciudad que había jurado dejar para siempre. Como una princesa rica y malcriada, Sugar Beth Carey había destrozado corazones y arruinado amistades. Pero han pasado quince años, y la vida le ha enseñado unas cuantas lecciones. Ahora vuelve a casa… Sin dinero, desesperada y demasiado orgullosa para permitir que se note.
Los habitantes de Parrish no creen en el perdón y el olvido. Cuando sus viejas amigas encuentran la oportunidad de desquitarse no se lo piensan dos veces. Y Winnie Davis, la enemiga más enconada de Sugar Beth, está resuelta a infligirle las peores humillaciones.
También está Colin Byrne… quince años atrás Sugar Beth había intentado arruinar su carrera. Ahora él es rico, poderoso y propietario de la antigua casa de Sugar. Y lo que es peor, este príncipe oscuro de la modernidad planea exactamente el tipo de venganza que podría dejar de rodillas a una hermosa princesa.
Ninguno de ellos, sin embargo, cuenta con la fuerza inesperada de una mujer que ha aprendido las lecciones más duras de la supervivencia. Mientras el corazón maltrecho de Sugar Beth lucha por superar viejos errores, Colin debe elegir entre la venganza y el amor. ¿Merece una segunda oportunidad la chica más mala de la ciudad, o algunas cosas no se pueden perdonar nunca?

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?

Sí, la incluí en el puesto 124 de mi lista de Las mil mejores novelas románticas. Lógicamente aparece también entre las otras Top 1000 que manejo habitualmente, el de Book Binge (la 160) y RomanceNovels.Me (la 437). Ha estado en varios Top 100 de All About Romance: 2007 (n.º 97) y 2010 (n.º 87). No entró en los 100 de 2013 pero sí entre «Lo mejor del resto», la n.º 112.
Cuando hicieron encuesta entre sus lectoras el año de su publicación, Sugar Beth Carey obtuvo menciones honoríficas en dos categorías, la de heroína más fuerte y la mejor heroína. Heroes & Heartbreakers incluyó esta novela en dos de sus Top 10 de novelas que deberías leer: la 5 de novelas contemporáneas y la 6 de novelas románticas.
En el año 2010, estuvo entre las mejores del Rincón de la Novela Romántica, y estaba incluido en el ajuar de la lectora romántica. He leído críticas excelentes de esta novela: A+ en Gossamer Obsessions, A- en Rosario’s Reading Journal, 5 estrellas Harlequin Junkie, y es de las recomendadas por Lady Marian.
Y tiene uno de esos tópicos que tanto gustan de «Mejores enemigos».
No es de extrañar que sea favorito de los lectores, y ya se ve, porque al final ha vuelto  estar en el Top 100 de All About Romance, el de 2018.

CRÍTICA
Esta novela la leí por primera vez en mayo de 2012, y dejé comentario en El Rincón de la novela romántica. Al ver que ha aparecido en el Top 100 de AAR en 2018, tenía que releerla y hacer crítica.
Creo que cualquiera que haya leído este libro se acuerda sobre todo de Sugar Beth Carey, la protagonista. Empieza como tantas otras protagonistas de la Phillips: sin un duro, volviendo al pueblo del que se había ido sin intención de volver.
Pero Frances Elizabeth Carey, a la que todos conocen como Sugar Beth, tiene un toque especial. Fue un mal bicho en el instituto, y bastantes personas le guardan rencor. Hizo perrerías sobre todo a una chica llamada Winnie y a un joven profesor de literatura, Colin Byrne, al que logró que echaran acusándolo en falso.
Una tía suya le ha dejado una casa en herencia. Allí se cree que está escondido un cuadro valiosísimo, con el que piensa resolver sus problemas económicos.
Porque sí, después de ser la princesa de este rincón del Misisipí, y pasar por tres matrimonios, el último con un ricachón del petróleo, Sugar Beth ha acabado pobretona. Podría salir adelante por sí misma en cualquier lugar, tiene que conseguir pasta de consideración para mantener a una persona dependiente de ella.
Mientras busca el cuadro tiene que mantenerse, y acaba sufriendo más de una humillación al reencontrarse con todas esas personas con las que se portó tan mal en el pasado.
Entre ellas, Colin Byrne, el guapo profesor de inglés, que volvió al pueblo convertido en escritor, y que aprovecha la oportunidad, como todos, de humillar al caído.
Lo que ocurre es que la venganza no siempre es tan dulce como uno piensa. Sugar Beth ha cambiado un poco, ha vivido, ha madurado, ha visto mundo, y ahora es una mujer con su toque descacharrante a veces, pero buena persona, preocupada, compasiva… Se ha convertido en adulta. Y, a su lado, todos los que quedaron atrás parecen no haber superado el instituto.
Es de esas novelas que lees (o relees) de un tirón, de lo bien escrita que está, de lo intrigada que te quedas por saber cómo acabarán aceptando a esta mujer, dónde está el cuadro, y cómo lograrán ella y Colin ese futuro juntos.
Porque sí, empiezan claramente como enemigos, luego se convierten en amantes, porque se ve que Sugar Beth no puede resistirse a un tipo guapo, aunque le esté haciendo trastadas. Y luego, aunque se enamoran, y lo reconocen, no es tan fácil estar juntos.
Ella se ha casado tres veces y solo con el último marido tuvo una buena relación, no está dispuesta a arriesgarse a una cuarta relación, está en un momento de su vida en que aspira a un poco de estabilidad económica, tranquilidad y cultivar amistades femeninas.
Colin estuvo casado pero su mujer se suicidó. No acaba de confiar en Sugar Beth, porque ve que ha cambiado, pero no todas las piezas encajan,… hasta que lo hacen.
Y encima su segundo libro es un ensayo histórico (más o menos) sobre Parrish, Misisipí, en el que ella aparece como personaje y no sale bien parada, ni ella ni su madre.
El estilo es ágil, con más de un comentario sarcástico en sus diálogos que parece un peloteo de tenis, de cómo van haciéndose sangre uno a otro con las palabras,…
Hay momentos de risa, otros sentimentales (hasta de mojar la pestaña), otros sexis,… En fin que tiene todo lo que puedes esperar de una novela de Susan Elizabeth Phillips.
Ya digo que sobresale por su heroína, una mujer sexy y decidida. Sabe lo que quiere, después de vivir lo que ha vivido. Está bastante segura de sí misma, y de su poder. Tiene claro qué es lo que quiere, aunque estar en Parrish le descubrirá nuevas posibilidades, antes impensables, como llegar a tener una relación normal, cortés y educada con las mujeres a las que trató tan mal en el instituto.
Destaca además porque, si comparas al resto de los personajes con ella, te parecen unos inmaduros, obsesionados por lo ocurrido en el instituto hace años. Hará falta que Sugar Beth vuelva a la ciudad para que se sacudan un poco los cimientos de esas vidas acomodaticias y cambien más de una cosa.
Eso no quita que algunas historias secundarias sean particularmente tiernas, como la de Winnie y Ryan. Cuando eran jóvenes, Sugar Beth machacó inmisericorde a Winnie. Y a Ryan lo dejó en cuanto ella se marchó a la universidad. Acabaron juntos, pero su matrimonio no es tan perfecto como parece, y la llegada de Sugar Beth hace que afloren los problemas que ya tenían de antes.
Cuando la leí en 2012 la puntué 9/10. Eso sería 4 ½ estrellas, pero yo no doy medias estrellas. El 4 se queda corto para esta estupenda novela cuya heroína (y alguna escena) se te quedan en la memoria incluso años después de haberla leído. Pero el 5 me parece que es pasarse porque no me dejó resacosa, ni con ganas de que aparecieran más páginas, ni llega al nivelazo de lo que a mí me parece mejor de SEP
Así que lo dejo en un notabilísimo 4 por un par de detalles muy menores. En algún momento, esta novela me incomodó: algún episodio de lo que Sugar Beth hizo en el instituto y algún otro de la venganza posterior de los pueblerinos. Y luego el final, fue algo opresivo, con Colin presionando a Sugar Beth y el pueblo colaborando, casi obligándola a casarse con él.

Valoración personal: notable, 4

Se la recomendaría a: los aficionados a las novelas contemporáneas con humor y sentimentalismo.

Otras críticas de la novela:

En español, tenemos varias críticas en El rincón de la novela romántica, y todas la alaban; quienes la puntúan le dan 9 y 9,5.
Lady Marian también se puso hiperbólica a la hora de hablar de esta novela: « Por este tipo de libros vale la pena leer novelas románticas. Mi calificación es 10 (y si hubiera más que 10 también se lo pondría)». 
Butterfly Kisses (que a pesar de su título, es blog en español) le da lo máximo, 5 estrellas

A la cama con... un libro la premia con 4 Gandys.
Paso a las críticas en inglés. En Gossamer Obsessions le dieron una A+.
5 estrellas y Top Pick para Harlequin Junkie.