miércoles, 28 de octubre de 2020

Crítica: “Encadenada a un bárbaro”, de Carol Townend

 

Historia tipo yenka

 


DATOS GENERALES

 

Título original: Chained to the Barbarian

Subgénero: histórica / 1081

Parte de una serie: Palace Brides (Las bellezas de Bizancio) #2 / Harlequin Historical Subscription-333 / Mills & Boon Historical-1358

Fecha de publicación original: junio de 2012

Editorial: Harlequin

 

En español:

Editorial: Harlequin Ibérica

Colección: Internacional 530

Traductor: Juan Larrea Paguaga

Fecha Edición: 6/2013

Páginas: 320

 

SINOPSIS (según Harlequineras)

Las bellezas de Bizancio eran el sueño de cualquier guerrero…

Sir William Bradfer podía ser un hombre encadenado y esclavizado, pero conservaba el orgullo en aquel mercado de esclavos de Constantinopla. Era un guerrero y había aprendido a sobrevivir.

Anna de Heraclea era la dama de compañía de una princesa, tenía una situación privilegiada, pero estaba obligada a casarse contra su voluntad. Al ver al magnífico William, se le ocurrió un plan…

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?

No, la compré porque me gustó la primera de la serie.

CRÍTICA

Después de lo mucho que me gustó Atada a un bárbaro, me bajé un ómnibus con las otras dos de esta trilogía dedicada a las princesas de Bizancio.

La segunda tiene como protagonistas a William Bradfer y Anna de Heraclea. El problema en parte que tuve con esta novela es que todo el principio, el 10-20 % inicial, ya nos lo habían contado en la novela anterior.

Dos damas de la princesa Teodora de Bizancio, Anna y Katerina, acuden al mercado de esclavos. Allí adquieren dos niñas y, redondeando, un tipo alto y guapo algo malherido, que resulta ser un franco de Apulia.

Se lo llevan a palacio. Anna lo cuida con mucho amor, fascinada por ese cuerpo tan viril, aunque esté algo baqueteado. Luego habrá un momento en que Katerina y Anna estén en peligro, en pleno golpe de estado de Alejo Comneno contra Nicéforo III. A Anna la salva este guerrero franco.

Todo eso ya nos lo contaron en el primer libro. Podrías decir que no importa si te cuentan la misma historia desde distintas perspectivas. Hay narraciones así y resultan fascinantes. Por ejemplo, en el cine así me vienen a la cabeza dos películas que te cuentan varias versiones de la misma historia, Rashōmon o En honor a la verdad.

Pero no. Aquí yo juraría que te cuentan la misma escena desde idéntica perspectiva y hasta con las mismas palabras. Como leí una detrás de otra, era repetido, sin que esta segunda novela añada nada a lo ya visto.

Cuando la historia progresa un poco más, no me acabó de enganchar. Estamos todo el rato con William como esclavo, deseando huir, pero le para esto o lo otro. Y con Anna prometiéndole que sí, que lo va a manumitir, y sin llegar a liberarlo de una vez. Que si ella dice que sí, que vale, que es solo cosa de un papel… Y luego que no, que solo lo liberará si le hace un pequeñito favor…

Era como estar leyendo en círculos una y otra vez. Ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio..., por eso digo que es novela tipo yenka.

Tú estás deseando que William se largue de una vez, libre o no, y que Anna se aclare sobre qué es lo que quiere. Luego entramos en fase de tonto malentendido, porque no acaban de sincerarse el uno con el otro, hasta llegando a mentir de manera abierta.

Así que me resultó muy cansina toda esta historia. No acabé de cogerle el tranquillo, y eso que el planteamiento tenía su atractivo.

Le reconozco a Carol Townend que sí sabe crear tensión sexual entre dos desconocidos y luego las escenas sexis son muy competentes y explícitas para lo que uno se espera de un Harlequin. Entre eso y la ambientación bizantina, se gana dos estrellas en mi valoración.

También es verdad que me irrita un poquito las opciones de la traducción, como mantener el lord y lady del original inglés, y resulta de lo más chocante, cuando en realidad deberían ser señor, señora o sus equivalentes bizantinos.

Inmediatamente seguido leí la tercera novela de estas princesas de Bizancio, protagonizada por la princesa Teodora Ducaina y Nicolás de Larisa (aunque lo escriban de otra forma). Me gustó mucho más.

Pero esa toca comentarla el mes que viene.


Valoración personal
: prescindible, 2

Se la recomendaría a: quienes gusten de parejas cansinas.

Otras críticas de la novela:

Como suelo decir, no es fácil encontrar críticas sobre harlequines, ni en español ni en inglés. Si alguien sabe de páginas web especializadas en comentar las este tipo de novelitas, se lo agradecería.

En español tenemos una crítica en El rincón de la novela romántica, que la considera Buena

Y también en Good Reads, 3.58 estrellas

En Amazon UK tiene 3.3 estrellitas

Sinceramente, no he encontrado más, lo cual es un chasco, porque este es el tipo de harlequines que (entiendo yo) merece la pena probar.

domingo, 25 de octubre de 2020

Crítica: “Firestorm”, de Rachel Grant


Todo un descubrimiento del suspense militar


 

DATOS GENERALES

 

Título original: Firestorm

Fecha de publicación original en inglés: 2018

Subgénero: suspense militar

Parte de una serie: 3.ª de Flashpoint

Páginas: 280


SINOPSIS (según la Fiction Data Base)

La agente encubierta de la CIA Savannah James está recabando datos de inteligencia sobre un potencial golpe en la República Democrática del Congo, pero necesita un compañero que hable con fluidez el lingala. El sargento de primera clase Cassius Callahan es la elección perfecta, salvo que a él ella no le gusta demasiado. No confía en ella, tampoco, a pesar de las chispas que salgan entre ellos, feroces y ardientes. No obstante, acepta la misión aunque su tapadera exige que Savvy se haga pasar por su amante.

Entran en un Congo asolado por la guerra para exponer la financiación del golpe. Un rastro de cobalto, oro y diamantes los llevará al corazón de la jungla en la que todo el mundo está desesperado por encontrar el filón del que proceden minerales y gemas. La traición les persigue mientras siguen el dinero, pero Savvy no se detendrá en nada para acabar con el aspirante a dictador antes de que él pueda encender una tormenta de fuego que afectará a toda África.

En lo más profundo del sofocante bosque lluvioso, la espía y el boina verde forjan una relación más preciosa que los diamantes, pero Cal sabe que Savvy está deseando sacrificar cualquier cosa, o a cualquier persona, para cumplir con su misión. Conforme se aproximan al punto álgido, Cal tendrá que salvarla de la mayor amenaza de todas: ella misma.

 

NO TRADUCIDO AL ESPAÑOL


¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?

No entra en las mil mejores románticas por poquito. Actualmente la tengo en el puesto 1318, gracias a buenas críticas: fue DIK A en All About Romance y A para Kaetrin (de Kaetrin’s Musings) al audiolibro narrado por Greg Tremblay. Consecuentemente con ello, se acordaron de esta novela a la hora de escoger lo mejor del año, tanto Caz (de AAR) como Kaetrin (para AudioGals). Además, tiene ese planteamiento tan atractivo que es partners to lovers, o sea, de compañeros de trabajo a amantes.


CRÍTICA

Me dejó tan mal sabor de boca Undercover attraction, que pensé que era suspense y me salió dark romance, que me puse a buscar algo más thriller fetén.

Topé con esta novela, que es la que tengo en mi lista como la más apreciada de Rachel Grant y, ¡vaya descubrimiento!

El planteamiento inicial es un poquito enemigos a amantes por aquello que estos dos no se caen demasiado bien. Savannah (que en realidad no se llama así) es una agente de la CIA y Cassius (a quien todos llaman Cal), un boina verde, o sea de las fuerzas especiales del ejército estadounidense.

Se encuentran en un campamento militar estadounidense en Yibuti. El ficticio Camp Citron de esta historia es trasunto del auténtico Camp Lemonnier, la única base militar permanente de los Estados Unidos en África.

Cassius, hijo de madre congoleña y padre estadounidense, habla el idioma mayoritario en la República Democrática del Congo. Por eso resulta el colaborador perfecto de Savvy en su búsqueda de información en relación a un turbio ministro congoleño. Tendrán que fingir que son pareja para poder infiltrarse en un encuentro de malotes.

Hay entre ellos una gran desconfianza… y cierta hostilidad,… y una ardiente atracción física  suficiente para derretir todo el helo de la Antártica.

A la hora de trabajar, se compenetran a la perfección. Se respetan y se admiran muchísimo. Cuando las cosas se complican, acabarán haciendo mucho más que fingir una relación.

Tendrán diversas aventuras, correrán peligros, por el norte y el centro de la República Democrática del Congo. Demostrarán al lector lo inteligentes que son, lo bien que saben hacer las cosas, el ingenio y la capacidad de lucha… 

O sea, competence porn a tutiplén, que es algo que a mí, personalmente, me encanta.

El romance y la pasión sexual florecerán de una manera bastante tórrida, lo que pega bastante con el ambiente sofocante de la pluvisilva tropical del país más grande de África y uno de los mayores del mundo.

Aprovecho para decir que una de las cosas que hacen más atractiva a esta novela es precisamente la ambientación. Se describe de tal manera que realmente tienes la sensación de estar pasando unos días allí, en su inmensidad de más de dos millones de kilómetros cuadrados, el 11.º del mundo. Para que podáis comparar y haceros una idea, es cuatro veces más grande que el más extenso país de Europa, que es Francia, con 643.800 km2.

La RDC es riquísima en minerales diversos (el coltán, ¿os suena?), tanto que resulta una pieza muy golosa y disputada en el tablero de ajedrez internacional. En ello le va la desgracia, también, por las guerras que lo han azotado después de sufrir la brutal dictadura de Mobutu.

Dicen en la novela que es la Segunda Guerra del Congo (1998-2003) fue el conflicto más sangriento de los posteriores a la Segunda Guerra Mundial, entre 2 y 7 millones de muertos. Pensemos que en Vietnam, por ejemplo, murieron entre dos y cuatro millones. Y pasó hace dos días, ante nuestra indiferencia generalizada.

Para saber más sobre este país en un entorno de novela romántica, tenemos la segunda entrega de Caballo de Fuego de Florencia Bonelli, que ya comenté aquí. Otra historia fabulosa, por cierto.

Ese desarrollo de thriller internacional, novela de espías en África, me resultó un agradable cambio frente al planteamiento habitual del suspense estadounidense, que tira más de asesinos en serie.

A mí me recordó un poquito el suspense militar de Suzanne Brockmann, solo que hay cosas que Rachel Grant hace mucho mejor. Sus protagonistas no parecen adolescentes, sino que Savannah y Cassius son adultos, inteligentes, con mucho realismo a la hora de ver la política internacional. 

Brockmann acaba siendo un pelín políticamente ingenua, mientras que Grant explica mucho mejor las complejidades del mundo actual, económicas, sociales, políticas y de todo tipo, y el turbio papel de la CIA en más de una barbaridad, como el asesinato de Lumumba.

A cambio, la parte romántico-erótica está lograda, pero no veo yo tanta tensión como en las de Brockmann.

Me lo he pasado pipa siguiendo las aventuras de estos dos por el centro de África. Te mantiene en vilo, pero nunca es te ponen sobre la página cosas tan tremendas que lo pases realmente mal.

Me ha encantado conocer a estos protagonistas, por un lado Cassius, un tiarrón mazáo y muy listo, intercultural, fruto de un matrimonio entre dos personas de continentes distintos. Y, por otro, a Savannah (que ya digo que no es su nombre real), una mujer totalmente dedicada a su trabajo, tan distanciada de otros seres humanos que parece tener un corazón de hielo y que, sin embargo, se funde a una mirada ardiente de Cassius.

Pero no solo ellos, sino también a esa gente que los rodea y que, tengo la impresión, son protagonistas de otras novelas anteriores de la serie.

Para mí ha sido un auténtico descubrimiento que me ha llevado a mirar a ver cuántas novelas más ha escrito, y me las he apuntado, a ver si leo un poquito más de ella. Esto de empezar con su novela más apreciada es un poco riesgo. Creo que el romance entre estos dos debió cocinarse un poquito a fuego lento en las otras dos novelas anteriores de la serie.

Disfruto de este tipo de suspense romántico: equilibrando intriga y amor, con protagonistas bigger than life, su toque de complejidad en lo que se narra y más de una sorpresa por el camino.

Y cuando cierras el libro, ¿sientes que se han ganado su final feliz? Oh, sí, totalmente, después de pasar por tantas cosas, ves que son perfectos el uno para el otro. Se comprenden y están dispuestos a tener un futuro juntos, aunque este sea peligroso. Porque sí, ese es su trabajo, así es su vida, que merecerá la pena siempre que puedan seguir apoyándose.

Valoración personal: notable, 4

Se la recomendaría a: quienes gusten de las historias de espías.

Otras críticas de la novela:

No he visto críticas en español. Si alguien encuentra alguna, puede enlazarla abajo, por favor.

Reseña en Kaetrin’s Musings del audiolibro, en la que la califica con una A

All About Romance, DIK A

Reseña en Kirkus Reviews, que la califica de impecable

Y como no he encontrado nada más, os pongo la reseña de los tres libros de la serie en Kiss and Thrill

Hay una cuarta historia, una novela corta.

Y cierro con las páginas que nunca fallan:

Good Reads, 4.40 estrellas

Amazon, 4.6 estrellas

jueves, 22 de octubre de 2020

«Los polos opuestos se atraen»

 Este año he decidido comentar algunos tópicos de romántica. Estoy dando preferencia a los que a mí me gustan. Explicar un poco por qué creo yo que funcionan y luego poner ejemplos, por si os gustan.

 

Los estudios han desmentido este tópico una y otra vez (puedes verlo aquí, aquí, aquí y aquí) . Sin embargo, en comedias románticas y en romances literarios, se pretende lo contrario: que los opuestos se atraen.



La oposición puede venir de datos externos, como diferencias sociales, educativas o del origen cultural o nacional (en este sentido, puede relacionarse con este otro romance que yo llamo intercultural). 

Con frecuencia, se entiende más bien que la oposición es más bien interior. Así tenemos personajes con profundas diferencias ideológicas. Otros con personalidades que chocan, como alguien muy parlanchín con otro callado, o introvertido/extrovertido. 

Y también hay veces que, simplemente, se tienen gustos diametralmente opuestos: lo típico de alguien recogido y casero frente a un fiestero nato, o uno muy apegado al terruño mientras que el otro es un viajero infatigable.

A veces, esas diferencias de caracteres hacen que el planteamiento sea también de enemigos a amantes

 

¿Por qué funciona?

 

Toda narración tiene que tener una tensión interna, que te anime a seguir leyendo. Cuando pones a dos protagonistas muy diferentes, el contraste de las circunstancias sociales o mentales da el conflicto medio hecho.

Y el intríngulis radica en ver cómo van a reconciliar esas diferencias.

Son parejas de esas de las que nadie da un duro y lo que tiene que transmitir el autor es que sus personalidades tan diferentes más que alejarlos, consigue complementarlos. Así lo que puede ser una desventaja (el ser tan diferentes) le añade más interés a su vida juntos.

Añado que, en mi opinión, el tópico funciona mejor cuando se trata no solo de personas diferentes sino más bien opuestas: el rico frente al pobre, la mojigata frente al canalla, uno de izquierdas y otro de derechas, policía y delincuente, estirado y pizpireta… Así es más fácil que salten chispas.

Claro, el riesgo es que te pases y hagas la cosa tan extrema que no te creas el final feliz. Hace poco leí en una página web estadounidense que —vista la situación política actual que tienen— les resulta imposible suspender la incredulidad cuando se trata de una pareja republicano/demócrata. 

No les miremos por encima del hombro, intentad contar una historia de amor feliz entre alguien de Vox y un podemita. 

A ver, tiene su punto y merecería un premio la autora española que se atreva a escribir semejante historia.

En la realidad de la vida, al final las relaciones duraderas normalmente se dan entre personas afines y no opuestas. Y es que tiene lógica. Lo dicho antes, imaginaos a alguien casero y otro fiestero, a ver cómo resuelves que lleguen a un compromiso.

 

Por subgéneros

 

Se puede dar en cualquier género, pero yo creo que se da más en el histórico. En sociedades más rígidas, con una vida era más simple y marcada para todos, era difícil que hubiera contactos entre personas diversas, y más aún que pudieran establecer una pareja. De ahí que sea más creíble crear las tensiones propias de una narrativa romántica.

 


Mis preferidas de este tema

 

Unas cuantas de mis novelas favoritas encajarían en este tópico. Empiezo con Lisa Kleypas, que a menudo recurre a gentes de diferente estatus social: Dreaming of you (Sueño contigo, 1994) Gamblers of Craven’s #2, It happened one autumn (Sucedió en otoño, 2005) Las florero #2 y Devil in winter (El diablo en invierno, 2006) Las florero #3.

Luego tenemos a Loretta Chase, con sus heroínas de cabeza bien amueblada enfrentadas a héroes diferentes, un poco más canallas o más vivalavirgen: Lord of scoundrels (Abandonada a tus caricias, 1995) Scoundrels #3 y Mr. Impossible (Imposible, 2005) Hermanos Carsington #2.

También Laura Kinsale saca partido de gentes distintas y hasta opuestas, socialmente. Así ocurre en dos de sus novelas más apreciadas: The shadow and the star (Sombra y estrella, 1991) Corazones victorianos #2 y Flowers from the storm (Flores en latormenta, 1992).

 

Pero vamos, que hay muchas más, y os las voy a poner en orden cronológico:

·         Jane Austen: Pride and prejudice / Orgullo y prejuicio (1813, clásica) 

·         Georgette Heyer: The grand Sophy / La indomable Sophia (1950, Regencia) 

·         Linda Howard: MacKenzie’s mountain / Lecciones privadas (1989, contemporánea) SIM-281 / Los Mackenzie #1  

·         Karen Robards: One summer / Un solo verano (1993, contemporánea)

·         Susan Elizabeth Phillips: Heaven, Texas / Heaven, Texas (1995, contemporánea) Chicago Stars #2 

·         J. D. Robb: Naked in death / Desnuda ante la muerte (1995, futurista) In Death #1 

·         Robin Schone: The lady’s tutor/ El tutor (1999, erótica) 

·         Adele Ashworth: Winter garden/ Un hombre que promete (2000, histórica) Wentworth #1 

·         Suzanne Brockmann: Gone too far / Demasiado lejos (2003, suspense) Troubleshooters #6

·         Rachel Gibson: See Jane score / Jane juega y gana (2003, contemporánea) Chinooks #2 

·         Laura Lee Guhrke: And then he kissed her / Y entonces él la besó (2007, histórica) Girl-Bachelors #1 

·         Cecilia Grant: A lady awakened / El despertar de una dama (2011, histórica) Blackshear Family #1 

·         Penny Reid: Neanderthal seeks human (2013, contemporánea) Knitting in the City #1 

·         Elizabeth Hoyt: Sweetest scoundrel (2015, histórica) Maiden Lane #9 

·         KJ Charles: A seditious affair (2015, histórica/gay) A society of gentlemen #2

·         Elle Kennedy: The deal / Prohibido enamorarse (2015, NA) KissMe #1 

 




 

Otras muy apreciadas

 

Por si el tema os gusta, acá os dejo unas cuantas novelas con este planteamiento, por géneros.


Histórica



·         Judith McNaught: Something wonderful (Un amor maravilloso, 1988) Sequels #2

·         Amanda Quick: Ravished (Fascinación, 1992) 

·         Lisa Kleypas: Then came you (Cuando tú llegaste, 1993) Gamblers of Craven’s #1 

·         Mary Jo Putney: Thunder and roses (Tormenta de pasiones, 1993) Ángeles caídos #1

·         Lorraine Heath: Texas destiny (1997) Texas Trilogy #1

·         Judith Ivory: The proposition (1999)

·         Julia Quinn: The viscount who loved me (El vizconde que me amó, 2000) Los Bridgerton #2 

·         Judith Ivory: Untie my heart (2002)

·         Mary Balogh: Slightly dangerous (Ligeramente peligroso, 2004) Saga Bedwyn #6 

·         Elizabeth Hoyt

The raven prince (El príncipe cuervo, 2006) The Princes Trilogy #1 

Scandalous desires (2011) Maiden Lane #3 

Duke of sin (2016) Maiden Lane #10 

 

Si lo tuyo es más el estilo más tradicional, puedes probar estas:

 

·         Georgette Heyer: Devil’s cub (1932) 

·         Jill Barnett: Bewitching (1993) 

 

 

Contemporánea

 

Aquí pongo un par de Susan Elizabeth Phillips, no son mis favoritos de ella, pero aquí estoy en minoría:

·         Nobody’s baby but mine (Sólo mío, 1997) Chicago Stars #3 

·         This heart of mine (Este corazón mío, 2001) Chicago Stars #5 

 

 

Paranormal

 

·         Grace Draven: Radiance (2015, fantasía) 

·         Diana Gabaldon: Outlander / Forastera (1991, VT) 

 


 

Como es habitual, hay muchísimas novelas románticas que tratan este tópico. Aquí solo menciono algunas de las más valoradas o mencionadas al respecto.

Mi pregunta es, ¿es este uno de vuestros tópicos favoritos? ¿O no os hace tilín?

 

Y, como siempre, si hay alguna sugerencia que queráis hacer, de novelas que tratan a vuestro parecer particularmente bien este tópico, la zona de comentarios es toda vuestra.

 

Os dejo enlaces a diversas páginas web que contienen más sugerencias sobre este tópico:

Cazadoras del romance habla de «Polos opuestos».

En inglés a este tópico se le llama Opposites Attract y hay listas al respecto en varias páginas web románticas: All About RomanceAddicted to romanceSmart Bitches Trashy Books


Y con esto voy acabando la serie de tópicos de romántica. El de noviembre ya lo tengo pensado, pero el de diciembre me suscita dudas. Así que admito propuestas. ¿Qué tópico, o tipo de conflicto o de personaje podría tratar que aún no ha aparecido por estas páginas?