jueves, 31 de octubre de 2019

Treinta años de…“Corazón audaz”, de Marsha Canham


Histórica mazacote de las de antes

DATOS GENERALES

Título original: The blood of roses
Subgénero: histórica / 1745
Fecha de publicación original en inglés: 10/1989
Parte de una serie: Highlands (Trilogía Escocesa) #2

1.ª Edición en España
Traductora: Roser Batalla Barrachina
Fecha: 5/2001
Publicación: Urano

SINOPSIS (según la Casa del Libro)

Los Highlands se están movilizando para la rebelión. Alexander Cameron es un intrépido guerrero dispuesto a dar la vida por su tierra. Pero los sentimientos de Alexander están en conflicto. En Inglaterra espera impaciente Catherine, la otra gran causa en el corazón de Alexander, una mujer para la cual la única patria que importa es el hombre al que ama y que no está dispuesta a sacrificar por una guerra.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Sí, entró en mi lista de las mil mejores novelas románticas, en el puesto 594.  Tuvo crítica de DIK A en All About Romance. Romantic Times la incluyó como una de esas «favoritas de todos los tiempos», y un Top Pick! En la lista Top 1000 de Book Binge aparecía nada menos que la 10. Para Lynn, de All About Romance, es una de sus favoritas. En A la cama con… un libro tuvo lo máximo, 5 Gandys. No es de extrañar, pues, que algún lector la tenga entre sus favoritas.

CRÍTICA
Justo este mes de octubre se cumplen nada menos que treinta años desde que se publicó esta novela, una de esas que han perdurado en la memoria de los lectores de romántica e incluso han ido consiguiendo nuevos lectores entre las generaciones más modernas.
De vez en cuando, Amazon ofrece novelas románticas reducidas de precio, en papel. Me entero por la página web El rincón de la novela romántica. No miro mucho de qué van, solo compruebo con mi base de datos si están entre las mejores. Salvo que sean de algún género o autor que ya sé que no me gusta, las compro básicamente a ciegas.
Sí, lo sé, el «montón de libros pendiente para leer» es como el michelín, hay que trabajárselo.
De esa forma llegó a mis baldas esta novela, que adquirí hace años. Aproveché la efemérides de que hacía treinta años de su publicación para ponerme a su lectura.
Y tardé poco en darme cuenta de que era la segunda de una serie, sin haber leído la primera. En muchas historias, esto da lo mismo, porque cada libro se dedica a una pareja.
El problema aquí es que, en la primera de la serie, Orgullo de casta (The pride of lions, 1988), que ganó el Premio RT al mejor Swahbuckling Romance, es cuando los protagonistas, la mimada inglesa de ojos violetas (sí, otra) Catherine Augustine Ashbrooke, y el muchachote de las Tierras Altas, Alexander Cameron, se conocen, se odian, se aman y se casan.
En este segundo libro de la serie los esposos se encuentran separados. Alexander no quiere que Catherine corra riesgos mientras él se dedica a guerrear en el levantamiento jacobita de 1745. Mientras están separados, cada uno añora al otro. Cuando logran estar juntos, saltan chispas apasionadas. Estos dos se quieren, y ya está.
La novela es, principalmente, histórica, reviviendo con bastante interés y detalle aquel momento histórico en el que los Estuardo intentaron recuperar para su dinastía el trono de Escocia y, de paso, el de Inglaterra.
Si te gusta esa época de la historia, o te apasionan las historias de las Tierras Altas y sus fogosos guerreros, esta novela es estupenda y seguro que te gustará. Creo que, mejor, si te lees la primera antes.
Es uno de esos casos en los que sé que objetivamente la novela es muy buena y, sin embargo, por culpa mía, por mis gustos personales y mi momento lector, no he conectado con ella.
Mira que lo lamento.
Si tengo que explicar mi experiencia personal, pues no, no puedo mentir, no la disfruté.
La parte romántica era inexistente. Estos dos se quieren y ya está, de principio a fin. Luego, las rebeliones jacobitas, como en general la historia de las islas Británicas, pues no me interesan demasiado. Tampoco encuentro particularmente atractivos a los highlanders, ni les veo el romanticismo; hace años, igual,... pero ahora, más bien, no. Sí que soy aficionada a la historia de Eurasia, pero puestos a buscar guerreros, batallas e historias bélicas, encuentro muchísimo más interesantes y decisivas otras de tiempos y lugares diferentes.
Hay quien la relaciona o vincula esta novela con Outlander, de Diana Gabaldon. A ver, Corazón audaz esta es anterior y –para mi gusto personal–, mejor novela histórica que la única que he leído de Gabaldon, que es la primera. Canham se toma en serio la historia y procura reconstruir las batallas, los movimientos, las dudas estratégicas y tácticas que se plantean durante una guerra. Se nota, creo yo, que es canadiense y no estadounidense, porque pilla un poquito mejor la realidad de la guerra, las complejidades bélicas y diplomáticas.
Como romance, y –repito, en mi experiencia–, los personajes de Canham son más atractivos, de los que les coges cariño. Y no le veo el toque magufo de la Gabaldon. Ojo, ya digo que a la Gabaldon la juzgo por un solo libro, el primero de su serie, porque no he leído más.
Dicho esto, sí, creo que tienen razón los que creen que, si te ha gustado Outlander, esta serie Escocesa también puede gustarte.
Valoración personal: mñé, 2
Dell, 7/1990

Se la recomendaría a: los fans de las Tierras Altas.

Otras críticas de la novela:

Como siempre que no conecto con una novela universalmente amada y que, sin embargo, tengo la impresión de que es muy buena,... aconsejo leer otras opiniones más entusiastas.
Empiezo con las críticas en español. 5 Gandys como cinco soles le plantaron en A la cama con… un libro
Una crítica positiva le dan en El rincón de la novela romántica
Sweet Addiction Book Club comenta toda la trilogía en su conjunto. 
Paso a las críticas en inglés.
En All About Romance hicieron la crítica con la reedición de 2002, y consideraron que era un DIK A-. 
5 estrellas mereció para Aunt Rowena sez
En Good Reads tiene una puntuación, a día de hoy, de 4.10

martes, 29 de octubre de 2019

Crítica: “The right swipe”, de Alisha Rai


Entretenidilla
 
Avon, 8/2019
DATOS GENERALES

Título original: The right swipe
Subgénero: contemporánea
Fecha de publicación original en inglés: 8/2019
Parte de una serie: Modern Love #1

SINOPSIS (según Good Reads)
Rhiannon Hunter puede haber revolucionario el romance en el mundo digital, pero en la vida real, solo se centra en su carrera, y en algún ligue eventual. La cínica creadora de esta app de citas controla su vida amorosa con unas pocas reglas básicas:
- Fotos de desnudos solo por invitación
- Si alguien te planta, bloquéalo con prejuicio extremo
- Protege tu corazón
Solo que no hay normas que regulen la atracción de su más reciente emparejamiento, el antiguo jugador de fútbol americano Samson Lima. El sexy y aparentemente dulce macizo la seduce una noche mágica… y desaparece-
Rhi pensó que había superado lo herida que se sintió cuando Samson pasó de él, pero de repente aparece meses después, aún grandote, guapo –y unido a un negocio rival. Dice que no fastidiará una segunda oportunidad, pero ella duda. Una relación física temporal es una cosa, pero, ¿una fusión de corazones? Seguramente sea un riesgo demasiado alto.

NO TRADUCIDO AL ESPAÑOL

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
No estaría entre las mil mejores, pero sí entre las 10.000-20.000 o así, porque tuvo una crítica de A en Smart Bitches Trashy Books, y 5 estrellas en The Romance Dish, un blog que he descubierto recientemente.

CRÍTICA

Lo que he leído de Alisha Rai me gustó, así que me apunté esta novela, que es como un spin-off de Forbidden Hearts, pues la protagoniza Rhiannon, la hermana de Gabe, el protagonista de Hurts to love you
Después de acabarme esta novela tuve que releerme un poco esa novela, a ver si aparecía, y sí. Aunque, por supuesto, yo no recordaba nada de este personaje. 
Rhiannon es una mujer que ha triunfado con una app de ligoteo. En el pasado trabajó con otra empresa, acabó mal con problemas de acoso en el trabajo, pero como su madre le dijo una vez, «el triunfo es la mejor venganza».
Ahora quiere adquirir una empresa del mismo sector, pero algo más anticuada, pero que ha sobrevivido a lo largo de los años. Así busca encontrarse con una viejecita, Annabelle, que es la dueña.
Pero con quien se topa es con un tipo… de los míos, literal, un samoano dedicado al fútbol americano, o sea, grandote y alto como buen jugador de rugby. Samson viene de una familia de jugadores de fútbol americano, y era famoso, pero se largó en pleno partido enojado por la indiferencia del equipo hacia el bienestar de los jugadores con las conmociones cerebrales.
No sé cómo estará la cosa en el fútbol americano, pero en el rugby, que es parecido, es un tema que se toman muy en serio, porque suponen un peligro auténtico para los jugadores, se sigue un protocolo muy estricto.
Bueno, total, que este atleta retirado le está echando una ayuda a su tía Annabelle con su página web de ligue.
Cuando se encuentran, se quedan los dos helados. ¿Por qué? Porque tuvieron un rollo de una noche, algo apasionado y alucinante; quedaron para una segunda cita, pero una urgencia familiar impidió a Samson acudir. Rhi creyó que él le había dado plantón sin más, así que lo tiene tachado, y cuando se reencuentra le expresa todo su odio y su desprecio.
Claro que él se disculpa, le explica lo ocurrido y tienen una segunda oportunidad. Aprovechan además para colaborar en beneficio de sus respectivas empresas y acaban dándole alegría al cuerpo, que para ello están.
Ha sido una lectura, una novela contemporánea, muy amena, con unos protagonistas de esos que te caen bien. Entiendes perfectamente sus recelos, la falta de confianza, cómo van construyendo su relación poco a poco, y se plantean cosas respecto a su propia vida.
Respecto a otras novelas de Rai me ha parecido un poquito más floja. Cumple bien, pero tampoco le encuentro nada especial. Me pareció menos intensa sensualmente, con menos dramón y sexo que otras que leí de la misma autora.
No es que me enganchara particularmente, la dejaba y la cogía, iba leyéndola a ratos, a lo largo de varios días. Muy agradable, eso sí. Seguiré leyendo novelas de esta autora.
O sea, me ha gustado, lo he pasado bien, pero no ha despertado mi entusiasmo.
Valoración personal: buena, 3

Se la recomendaría a: quienes gusten de novelas contemporáneas con toques de cotidianidad.

Otras críticas de la novela:

Una A en Smart BitchesTrashy Books5 estrellas es lo que le ponen en The Romance Dish.
En Dear Author, B+Latte nights reviews le da 4 tazas de café. 
3,5 estrellas merece, según Book Binge. Y la crítica en Love in Panels!, es también positiva. 

domingo, 27 de octubre de 2019

Crítica: “Luna de agosto”, de Laura Kinsale


No es de lo mejor de Kinsale, pero da gusto leerla

DATOS GENERALES

Título original: Midsummer Moon
Subgénero: histórica / Regencia
Fecha de publicación original en inglés: 1987

Leída en español:
Plaza & Janés, 7/2012
Traductora: Pilar de la Peña Minguell

SINOPSIS (en la Casa del Libro)

Lord Ransom Falconer, duque de Damerell, acude a la casa de Merlín Lambourne en busca del prodigioso artilugio que este reputado inventor está construyendo. Su adquisición podría ser de vital importancia para ayudar a la Corona británica a derrotar a Napoleón. Lo que el aristócrata jamás habría imaginado es que bajo el nombre de Merlín Lambourne se esconde una mujer, una joven brillante y cautivadora que despertará en él una atracción imposible de reprimir.
Para Merlín Lambourne, la interrupción del duque de Damerell supone una gran contrariedad. Una vida dedicada a la ciencia no admite pausas ni intromisiones. Solo cuando el avance de las tropas francesas sea inminente, Merlín aceptará a regañadientes la protección brindada por Lord Falconer y se instalará en su finca en el campo para dedicarse plenamente a su invento. Pero el peligro seguirá sus pasos hasta la mansión, donde el duque de Damerell estará dispuesto a arriesgarlo todo, incluso su propia vida, a fin de salvar a la mujer que se ha apropiado de su corazón.
«La magia y la belleza fluyen de la pluma de Laura Kinsale.» Romantic Times

¿Entra dentro de «Lo mejor de la novela romántica»?
Sí, entró en mi lista de Las mil mejores novelas románticas, en el puesto 281. Aparece en otras listas Top 1000 como la de RomanceNovels.Me (la 935) y Book Binge (la 354). Tuvo crítica de DIK A en All About Romance, y también Rosario (en Rosario’s Reading Journal) la calificó con una A. Romance Readers at Heart la incluyó en sus Top Pick de 2008. No es de extrañar que sea la favorita de tantos lectores. Hay que añadir que una pequeñísima parte de la novela tiene ese tópico que a muchos nos resulta tan atractivo de la «amnesia».

CRÍTICA

En mi repaso de novelas amnésicas me ha dado por releer esta de Laura Kinsale. La verdad es que el capitulillo en que uno de los personajes pasa por una amnesia momentánea es muy breve, está casi al final y da un poco de vergüenza hasta incluirlo en ese tópico, pero bueno, siempre viene bien repasar una de Kinsale.
Esta la leí en 2013, por lo que veo en el comentario que dejé en la página web del Rincón de la Novela Romántica.
El duque de la historia, Ransom, acude a la casa de un inventor, porque ha recibido el aviso de que tiene cierta creación que posiblemente sea útil en el esfuerzo de guerra británico contra Napoleón.
No sabe muy bien cuál es el invento, y cree que va a encontrarse con un caballero. Pero resulta que no, que será una joven algo desaliñada, que vive en su mundo, concentrada en lo que a ella le interesa, que es la invención de una máquina de volar.
Por circunstancias un poco estrambóticas, esa misma noche acabarán teniendo sexo apasionado, después de lo cual el duque por supuesto que le ofrece matrimonio y ella lo rechaza.
Acabará llevándosela a su casoplón, a ver si puede trabajar en el invento que resulta útil para el Almirantazgo. Él insiste en el tema del matrimonio y ella en que no. Su sueño es elaborar una máquina que vuele, y él le cortaría las alas, en sentido literal y metafórico.
Allí conoceremos a otros personajes: Shelby, el golfo del hermano del duque, con su ex mujer Jaqueline y los tres niños; la hermana Blythe enteramente correcta que representa lo que debe ser una dama, su pretendiente un pomposo clérigo; un oficial irlandés que trabaja en inteligencia, la madre de Ransom,… en fin, un batiburrillo de personajes que aporta el contrapunto a esta extraña danza que se traen y llevan Ransom y Damerell.
Es una historia añeja, nada menos que del año 1987. Sería la cuarta de Kinsale, después de Seize the Fire (Una dulce llama, 10/1985), The Hidden Heart (El corazón escondido, 4/1986), y Uncertain Magic (Magia dudosa, 3/1987). Así que tenemos que situarla en el momento histórico de la novela romántica. Sería contemporánea de esos gruesos libracos históricos de Woodiwiss, y cuando se cultivaba aquel género llamado Regencia tradicional que seguía las huellas de Georgette Heyer.
Precisamente contaba Kinsale que ella intentó escribir un libro tipo Heyer, creo que se lo leí en una entrevista en la difunta página web The Romance Reader. Se nota que quiere poner ese tono de ligereza, humor sutil y demás, solo que no me parece que le saliera muy allá. Donde la inglesa te pone una ironía sin tomarse demasiado en serio a sus personajes, burlándose de las debilidades y vanidades humanas, Kinsale es demasiado densa, pesada, se los toma muy en serio.
Ella misma comentó que la comedia es algo demasiado duro y no lo volvería a intentar. Bueno, creo recordar que El profesor de francés tenía otra vez una de esas intentonas en la ligereza, pero realmente, a mí me parece que no es lo suyo.
Ni el humor, ni el ambiente de Regencia ni lo de un duque pagado de sí mismo y autoritario parece que sea el fuerte de Kinsale, así que le sale una novela densa, apretadita en sus diálogos y su argumento, que se deja leer pero que, en mi opinión, es de las más flojas de la autora.
El personaje de Merlin me gustó particularmente, y eso que creo que a mucha gente le puede parecer una petarda obsesionada con la estupidez de volar, ¡a principios del XIX! No son habituales las protagonistas intelectuales, y cuando aparecen como por ejemplo en todas esas novelas históricas que escribe Krentz con el alias de «Amanda Quick» suelen ser más bien del campo de las letras, apasionadas de la arqueología o las lenguas muertas, por así decirlo. Aunque también hay alguna proto-científica aficionada a los fósiles.
Kinsale tiene formación de ciencias, de hecho trabajó como geóloga, y para esta heroína suya prevé algo más bien ingenieril. Bajo la forma tópica de «sabio despistado», es cierto, pero bueno, alguien tan ajeno a los convencionalismos sociales como Merlin siempre es de agradecer, por lo inusual.
La dinámica entre ella y Damerell es un poco rara, porque son como el agua y el aceite, hasta el punto de que parece imposible que lleguen a entendimiento alguno. Ella tiene una pasión en su vida, volar, y él quiere frustrarlo de todos los modos posibles, por un miedo muy lógico a que ella se parta la crisma en sus saltos.
En su momento le di una valoración de 6 sobre 10 y no veo motivo para modificarlo. Es una novela que si me dices que se te ha hecho pesada te diré que vale, que sí, que es muy posible, a veces es lenta y espesota; pero que lo que es a mí, reconozco que mantiene el interés.
En la nota final observa Kinsale que aunque algunas cosas que hace Merlin se adelantan en un siglo a los inventos verdaderos, lo cierto es que a principios del siglo XIX sí que estaban ya las bases tecnológicas para ellos.
A mí lo que me dejó un poco perpleja es que al principio se diga que en un bote la sal aparece como «ClNa», cuando tengo entendido que ese tipo de notación o nomenclatura química no había aparecido aún en la fecha de la novela. De hecho, no fue hasta 1810 cuando Humphry Davy demostró que el cloro era un elemento y le dio ese nombre. Pero bueno, no lo sé seguro, la cosa es que es de esas menciones en una novela que me sacan un poco de la misma.
No obstante, lo dicho, a mí me ha entretenido, pese a todo.
 
Portada de una edición
ereads.com, 12/1999
Valoración personal: buena, 3

Se la recomendaría a: los fans de las heroínas despistadas y diferentes.

Otras críticas de la novela:
En español, tenemos cuatro críticas en El rincón de la novela romántica, que en general la consideran bien, divertida y con diálogos deliciosos, llega a decir una. 
En Revista Krítica también les gustó. 
Lo que quiera leer hoy se quedó con una sensación agridulce, no acabó de cuajarle el libro; le pasa un poco como a mí: «me quedo con la sensación de que se mueve mejor en tramas más serias y profundas que en aquellas más frescas». 
Paso a lo que se ve en inglés.
En All About Romance, DIK A en una crítica del año 1999
Rosario le pone una A, ella sí la encontró divertida y deliciosa
En Dear Author, una B+ y Recommended Read

viernes, 25 de octubre de 2019

Crítica: “Best friends are forever”, de Reese Ryan



Entretenida

No suelo aceptar regalos de esos que ves que te dan para que tú los comentes. No colaboro con ninguna editorial ni nada parecido. 

El leer lo que yo he escogido y he pagado de mi bolsillo me da más comodidad (¡y libertad!) a la hora de comentar las cosas. Es un producto que he adquirido y por lo tanto, puedo perfectamente compartir mi experiencia sobre si era lo esperado o no. Mi experiencia como consumidora, en una palabra.

Pero hay algunas raras excepciones, y esta es una de ellas. No me viene directamente de la autora, sino a través de la newsletter de Talia Hibbert. Ha reunido a un grupo de otras autoras para que, durante los próximos seis meses, consigas al menos un ebook gratis.

Así que me pude descargar gratis y legalmente este libro de una autora que yo no conocía, pero cuya portada y título me gustaban. Algo que te hable de «mejores amigos» ya me tiene medio ganada.
Se resumía en ¿Puede su amistar soportar darle una segunda oportunidad al romance?
Pues eso.

De jovencitos, Mackenzie Chamberlain y Donavan West fueron amigos. A él lo criaron sus abuelos, y por eso la familia de ella se convirtió en la suya, postiza. Fueron buenos amigos, ella quiso más, entonces se enrollaron y empezaron a salir juntos.
Pero ay, eso fue justo antes de irse a la universidad. Cada uno acabó en un lado del país, así que su amorío juvenil terminó. Y no de buena manera.
Años después, se reencuentran gracias a Facebook.
Mackenzie se da cuenta de que sigue queriéndolo. Que es un tipo estupendo para recuperar como amigo y, si fuera posible algo más, mejor que mejor.
El problema es que,… bueno, Donavan ha contactado con ella justo cuando se va a casar con otra. Así que no le queda otra que hacer de tripas corazón y conformarse con ser su amiga.
Cuando conoce a la novia, esta resulta un bicho egocéntrico que todos ven que no es apta para él. Aún así, Donavan sigue adelante.
Con ese planteamiento, como podéis comprender, lógicamente el que estos dos tengan su final feliz pasa por que ese compromiso matrimonial se rompa, ellos intimen, el sexo siga siendo fantástico una década después y reconozcan sus sentimientos amorosos.
Seguirán siendo los mejores amigos del mundo, y algo más.

Ha sido una novelita breve, entretenida, de estas que te agradan mucho aunque a los cinco minutos ya no te acuerdes ni de cómo se llaman los protagonistas.
Tiene dos cosas que me encantan: el friends to lovers y la second chance at love.
Fueron amigos, son amigos, y seguirán siéndolo después de casados. Cada uno tiene sentimientos románticos por el otro, pero no se lo confiesan fácilmente, debido a que hace años no les salió bien.
En el tema de la segunda oportunidad, tiene que ser creíble aquella rotura y ahora superarlo con realismo. Creo que eso lo sabe resolver bien la autora. Eran demasiado jóvenes cuando empezaron a salir juntos y es lógico que acabaran separándose el uno del otro. Ahora, en otro momento de su vida más maduro, más asentados, pueden plantearse realmente convertir lo suyo en algo estable.
Lo que menos me gustó es lo cliché que resulta la novia de él. Una modelo de ropa interior que cree que el mundo gira en torno a su ombligo. Tiene todos los tópicos de la «mujer mala»: preciosa pero fría, falsa, que no quiere hijos sino centrarse en su carrera, cuando, claro, la felicidad de Donavan tiene que pasar por una relación convencional, con matrimonio y niños.
Es como si el hecho de no ser madre o tener la ambición de triunfar en su profesión la hiciera no merecedora de un final feliz.
Ya digo que es amena y entretenida, pero nada más.

No lo sé seguro, pero creo que esta novela la fue publicando por entregas a sus seguidores a lo largo de 2018. El © desde luego es de 2018. No veo este título ni en Good Reads, ni en Amazon ni tampoco en Fiction Data Base.
Así que no puedo daros ni una sinopsis ni tampoco enlace a otras críticas, porque no las he encontrado.

No conocía a la autora, y solo tengo apuntada en mi base de datos otra novela suya como destacada, Billionaire’s Legacy (2018) una contemporánea genérica que fue elegida entre las 80 Black Romance Novels of 2018.
Escribe novelas genéricas de esas de poco más de 200 páginas para Silhouette Desire, y antes publicó en Harlequin Kimani.

Kimani es una de las cinco líneas que Harlequin cerró en 2017 por razones económicas. Se caracterizaba por tener heroínas negras, aunque el héroe podía ser de cualquier tono del Pantone. Al parecer, era una buena forma de tener un mercado fijo de lectoras. Pero también era una manera de segregar, así que era la típica situación con ventajas e inconvenientes.
Espero que las autoras de esa línea puedan seguir publicando en las otras líneas. No por el color de la piel de los protagonistas, que eso, como el color de los ojos o si son zurdos, me la refanfinfla. Pero siempre es de agradecer diversidad cultural, ver gente con otras costumbres a la prototípica wasp
La pluralidad siempre enriquece el panorama.

miércoles, 23 de octubre de 2019

Crítica: “Cautivos del destino”, de Mary Jo Putney


Una medieval que no pude parar de leer
Versión kindle, 2013

DATOS GENERALES

Título original: Uncommon vows
Subgénero: histórica / Medieval
Fecha de publicación original en inglés: 1991
Parte de una serie: #0.5 de la Bride Trilogy (Novias)

1.ª edición en español:
Plaza & Janés, 5/2007
Traductoras: Concepción Rodríguez González, María del Mar Rodríguez Barrena y Ana Isabel Domínguez Palomo
Colección: Narrativa femenina

SINOPSIS (en Amazon.es)

En la oscura y mística Edad Media nace un amor sujeto a los vaivenes del destino y a las promesas incumplidas...
Lady Meriel de Vere ha conseguido engañar a Adrian, conde de Shropshire. En un claro del bosque del rey, con un halcón posado en el puño, se ha presentado ante este señor poderoso y guerrero implacable -un ángel y un demonio al mismo tiempo- como una plebeya galesa, ocultándole que en realidad es una noble normanda. Ambos pertenecen a bandos enfrentados desde hace una década en una lucha fratricida que ha sumido al reino de Inglaterra en la anarquía.
Pero cuando Meriel cree que podrá escapar, lord Adrian, cediendo a un impulso irrefrenable, decide llevarla cautiva a su castillo para intentar conquistar a esa joven de espíritu indomable. Sin que ninguno de los dos sea consciente, el destino ha vuelto a enlazar sus pasos.

¿Entra dentro de «Lo mejor de la novela romántica»?
Sí, entró en mi lista de Las mil mejores novelas románticas, en el puesto 279. Romantic Times la consideró una de esas novelas favoritas de todos los tiempos; también cuando All About Romance hizo algo parecido en 1997 (All-Time Reader Favorites) estaba, como la núm. 36. Aparece en otras listas Top 100 como la de RomanceNovels.Me (la 200) y Book Binge (la 613). Tuvo crítica de DIK A en All About Romance, y también Rosario (en Rosario’s Reading Journal) la calificó con una A. No es de extrañar que sea la favorita de tantos lectores. Hay que añadir que una parte de la novela tiene ese tópico que a muchos nos resulta tan atractivo de la «amnesia».

CRÍTICA

No es tan habitual hoy en día ambientar una romántica histórica en la Edad Media. Pero hace treinta años, sí, y les salían historias tan buenas como esta.
Tenemos a Meriel de Vere, una muchacha de la baja nobleza normanda, que iba para monja, pero al final se salió del convento. Vive feliz ayudando a su hermano, segundón sin muchos medios, a administrar y consolidar su pequeño patrimonio.
Por otro lado, está Adrian, otro noble, este ya de mayor rango, que como hijo cuarto estaba –también él– destinado al convento. Estaba en la abadía formándose para monje cuando una brutal matanza de sus familiares lo convertirá en heredero.
Estamos en la época de las luchas por el trono entre la emperatriz Matilde y el rey Esteban. Lo menciono porque en alguna crítica he leído que es una novela de luchas entre «sajones y normandos». No es así. En 1066, el normando Guillermo conquistó la parte meridional de la isla de Gran Bretaña. Estos normandos eran vikingos que se asentaron en lo que hoy es Francia, del mismo modo que hubo otros que conquistaron Sicilia. El hijo de Guillermo, normando, solo dejó una heredera legítima, Matilde, que había sido emperatriz del Sacro Imperio; pero los barones ingleses no estaban por la labor de que ella reinase, así que escogieron a otro rey, Esteban de Blois. Y se tiraron básicamente todo el reinado de este en guerra civil por el trono. Guerra civil entre normandos.
Una de las cosas que hacían estos dos era nombrar condes rivales para el mismo trozo de tierra, de manera que conquistaran el país por ellos.
Adrian ha sido nombrado conde de Shropshire por Matilde. Es un feroz guerrero, dividido entre su formación muy cristiana como hombre de iglesia, y sus tendencias vikingas que hacen que se le vaya la olla (eso que en inglés se llama beserk) en la furia del combate.
La familia de Meriel, en cambio, es feudataria de un señor que va con el bando contrario, el del rey Esteban.
Así se explica que, cuando estos dos se encuentran en mitad del campo, él a caballo y ella con pinta de campesina galesa, ella no se atreva a decir que en realidad es una dama normanda. Tiene miedo de que Adrian se apodere del territorio de su hermano, por pertenecer al bando contrario en la guerra.
Adrian se obsesiona por Meriel y se la lleva a su castillo. Pretende hacerla suya, como su amante o lo que sea, pero no quiere violarla, sino seducirla. Meriel, una mujer muy digna y piadosa, defenderá su virtud como haga falta, despreciando a aquel hombre que la secuestra y la amenaza. No, en serio, lo de esta mujer, siguiendo ejemplos de las santas mártires de la iglesia católica, llegará al heroísmo.
Lo bueno de la historia es que Putney sabe convertir a Adrian en un personaje atractivo, al que no puedes odiar tanto como Meriel lo odia porque eres testigo de su lucha interior. A diferencia de otros machos alfa violadores de la época, este sabe que lo que hace está mal, que es una obsesión insana, que debería liberarla, lucha contra la firme voluntad de ella tanto como contra su propia conciencia.
Hay en él esa dualidad de hombre de iglesia, destinado a la contención, a la introspección, la oración y la lucha por la salvación de su alma,… frente al otro, al guerrero vikingo despiadado, que buscará su venganza frente al malo malote que asesinó a toda su familia y, de paso, a todos los hombres, mujeres y niños del lugar.
Vamos, que este tipo de ojos claros y cabello rubio, ángel o demonio –tal como lo ve Meriel– es el prototípico héroe torturado de tantas novelas románticas. Creo que todo aficionado a la romántica se enamorará un poco (un mucho) de este Adrian.
En un determinado momento, uno de los dos personajes pasa por un episodio de amnesia. Pero, como ocurre más allá del primer tercio del libro, no voy a entrar en detalles por no destripar el asunto.
Precisamente me puse a leer esta novela por ese tópico de la «amnesia», que me apetecía mucho seguir leyendo después de Ángel o demonio de Lisa Kleypas
¿Qué puedo decir? Me ha parecido una novela estupenda, de esas que te reconcilian con el género.
Los personajes son muy atractivos y la autora sabe darles ese toque medieval de personas auténticamente creyentes, obsesionados por sus pecados, por el bien y el mal que hacen en la vida. Ambos estaban destinados al claustro, así que son un poco más cultos que la media, y piensan bastante más.
Ya he hablado de Adrian, pero no he mencionado a Meriel, un personaje que puede dividir más al personal. A mí, sin embargo, me pareció una mujer inteligente, con recursos interiores para sobrevivir a los momentos malos, a los reveses; demuestra ser capaz de ternura y compasión, al mismo tiempo que se mantiene en sus convicciones. Su forma de reaccionar a cada momento es perfectamente lógica en el contexto de la época, y dentro de lo que es la línea argumental de la historia.
La ambientación, en medio de un mundo dominado por la constante guerra civil, me pareció muy lograda. La inseguridad de las vidas, lo vulnerables que eran los pequeños en manos de los grandes del reino,… Consigue lo que, a mi modo de ver, es más difícil en cualquier novela histórica, reproducir la mentalidad de la época.
El argumento es de los que no decae en ningún momento: ahora pasa esto, luego lo otro, más tarde aparece el malote,… Tiene suficiente miga como para que, en los momentos en que no estaba leyendo, le diera vueltas a la cabeza, a ver cómo iba a continuar el enredo.
Putney es una de esas autoras que, suelo decir, resulta muy competente, sabe desarrollar la intriga y presenta protagonistas completamente humanos, con sus virtudes y sus defectos, de intensos sentimientos que no siempre son correctos, y sus conciencias lo saben, que intentan contenerlos aunque no siempre lo logren.
Como siempre, una novela notable que merece la pena si quieres algo medieval, escrita en serio, con personajes que te encantarán y un argumento que es un placer ir leyendo.
Si no le doy lo máximo es por esa cosa rara de no dejarme resacosa.
Esta novela es una precuela a su trilogía de las Novias. Hay personajes que ves que merecerían tener su novela propia, pero no miréis la bibliografía de Putney, porque esas novelas románticas medievales fantásticas que se te ocurren que podrían seguir a esta,… bueno, esas, no las ha escrito.
 
Onyx, 4/1991
Valoración personal: notable, 4

Se la recomendaría a: los que quieran pasarse por una Edad Media no demasiado romantizada.

Otras críticas de la novela:
En español, tenemos dos críticas en El rincón de la novela romántica, una le da un 7 y la otra la califica de «muy buena». 
En mil batallas la considera «espléndida». 
5 estrellitas le pone Alba Turunen en su crítica publicada en Good reads. 
Paso a lo que se ve en inglés.
En All About Romance, DIK A en una crítica del año 2002
Rosario le pone una A. 
En Smart Bitches, una B-, puntuación debida, sobre todo, a que Meriel le pareció insufrible, a pesar de que Adrian fuera un héroe romántico de los pies a la cabeza.

lunes, 21 de octubre de 2019

Crítica: “Meant to be married”, de Ruth Wind


Varios tópicos pero ¡tan bien contados…!
 
Silhouette (SSE-1194), 1998
DATOS GENERALES

Subgénero: contemporánea
Fecha de publicación: 1998
Series: Mills & Boon Special Edition #1217 / Silhouette Special Edition #1194
Páginas: 256

SINOPSIS (según Fiction Data Base)
Si solo se hubieran casado, hace tantos años…
Pero sus familias enfrentadas hicieron todo lo que estaba en su poder para mantener separados a Elias y Sarah, salvo lo de destruir su amor mutuo. Y muy pronto, los Santiago y los Greenwood lograron arrancar a la joven belleza de su oscuro, guapo –y prohibido– novio,…
Ahora Sarah ha vuelto a la ciudad, pero no está preparada para ver la amargura en los ojos de Elias, o el deseo que todavía ardía allí. Si por un momento pudieran olvidar el pasado, podrían tenerlo todo: el amor, la familia, el futuro que alguna vez soñaron…
HOMBRES DE LA TIERRA: ¡Tan salvajes como la tierra que aman, estos duros héroes son irresistibles!

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Sí, entró en mi lista de Las mil mejores novelas románticas, edición de 2019, en el puesto 884. Tuvo una crítica de DIK A en All About Romance. Ganó el premio RITA al mejor romance contemporáneo en 1999. Cuando The Hope Chest Review leyó esta novela, en 2010, le dio lo máximo (5 estrellas) y además lo consideró entre los mejores romances contemporáneos que había leído ese año. Aparte de eso tiene unos cuantos tópicos de esos que gustan a los aficionados de romántica: second chance at love, star-crossed lovers (o enemies to lovers, como lo veas), y, finalmente, romance intercultural.

CRÍTICA

Este es uno de esos harlequines largos que, pensados para estar quince días en la balda del kiosco y luego olvidarse, sin embargo, han perdurado a lo largo del tiempo.
¿A qué se debe? Pues a que Ruth Wind es una escritora estupenda con personajes auténticos que tienen problemas reales, y sabe escribir sus historias con un lenguaje efectivo y práctico, nada cursi, lo que no quita que a veces pueda tener momentos poéticos.
Tópico 1 - «Amantes desgraciados» o «malhadados», cuyo cruel destino es un amor imposible debido al enfrentamiento secular de sus familias.
Esta historia de Romeo y Julieta se ambienta en el Nuevo Méjico actual,… bueno, el de los años noventa, que es cuando se escribió.
Todo se remonta a mediados del siglo XIX, cuando los Santiago, familia rica, llevaban viviendo en esa zona antes de que se moviera la frontera y pasara a ser parte de EE. UU. Entonces empezaron a llegar los anglos desde el Este y la vida de los autóctonos se complicó. De aquella época viene la enemistad entre esta familia y los Greenwood. Y generación tras generación, el odio se transmitía.
Todo esto es algo que vas descubriendo después.
Lo que ocurre así, de primeras, es que Sarah Greenwood vuelve a su casa en Taos, porque su padre está enfermo y quiere echarle una mano a su madre. Hace doce años que no va por allí más que ocasionalmente.
A los dieciocho años de edad, ella y su novio Elías Santiago estaban dispuestos a casarse, con ella embarazada. La cosa se torció de forma terrible, él acabó en la cárcel y lo que le pasó a ella, mejor si quieres leerlo, no lo destripo. No volvieron a verse.
Ahora, que ella planea estar un poquito más de tiempo, es inevitable que se reencuentren. Eli arde de odio frente a ella por todo lo que ocurrió en el pasado. Ella se siente igualmente conmovida porque piensa que él la había traicionado.
Tópico 2 - «Segunda oportunidad en el amor»
Al reencontrarse, no tarda en esfumarse la animadversión entre Sarah y Eli. Descubrirán que, de adultos, también se atraen, se caen bien, se encuentran muy a gusto el uno con el otro.
Pero el problema que los separó en su momento, sigue vigente. Sus familias se odian. Es más, Eli es incapaz de perdonar al padre de Sarah, que es responsable de su estancia en el trullo. Al mismo tiempo, el padre no puede aceptar que su niña se relacione, en modo alguno, con ese indeseable, vamos que cuando lo descubre se le hincha la vena más que a la Patiño.
Tópico 3 - «Amor intercultural»
Elías Santiago es, como su propio nombre indica, hispano. Su lengua materna es el español. Ha conseguido rehacerse a sí mismo como un empresario de éxito, en una empresa en la que se implica toda la familia. Es una familia extensa, muy estrecha, que no puede perdonar a Sarah el sufrimiento que su noviazgo causó a Elías.
Hay muchos aspectos de esta vida familiar con la que podemos identificarnos más fácilmente que con un estadounidense medio, al fin y al cabo, prácticamente es nuestra misma cultura española. Entiendo mucho mejor a Elías y su familia que a los padres de Sarah.
Se nota hasta en detalles tan tontos como que ellos cocinan y comen comida de verdad, mientras que los anglos más bien… no. Vamos, que Sarah ni cocina. Lo dejo ahí.
Son unas personas estrechamente unidas entre sí, y a la tierra donde su familia ha estado durante tantos siglos.
Sarah en cambio es una mujer más cosmopolita, que ha trabajado como fotógrafa profesional en Nueva York y en Europa y que se ha olvidado dónde estaban sus raíces.
3⍆
Todos estos tópicos puedes ponerlos melodramáticos, y pasarte de rosca con cursilerías varias. Wind consigue evitar las trampas, creo yo, y acaba contándote la vida de dos personas que no son perfectas, que cometieron y cometen errores, que tienen que saber perdonar las crueldades ajenas y, sobre todo, deben empezar perdonándose a sí mismos por las pérdidas del pasado.
Las cosas podrían haber sido de una manera, fueron de otra y tienen que vivir con ello. Eso es lo duro, y es admirable que te sepa presentar a personas adultas capaces de superar las cosas y aceptar lo que tienen, aunque no fuera la vida ideal que creyeron posible con dieciocho años.
Está contado, además, de una manera, tan natural, tan suave, que francamente me resultaba difícil dejar de leer. Cuenta momentos emocionalmente duros, que te dejan sentimientos agridulces, incluso si eres un poco de lágrima fácil te puede pasar como a mí, que mojé la pestaña. 😭
Me sacó un poco de la historia el toque magufo de Sarah creyendo que hay medicinas «alternativas» que pueden hacer por su padre algo más que la científica; tampoco es que te digan nada realmente de qué es lo que le pasa al señor.
Igualmente me tocó un poco los ovarios la cerrazón del padre de Sarah, quien hizo lo peor de la historia, y no estoy segura de que llegue a ver lo perverso de su forma de actuar.
En conjunto, una de esas historias viejunas que merecen la pena. Creo que no está traducida, porque de Ruth Wind Harlequin Ibérica solo publicó tres novelas suyas allá por 2007, y no sé si alguna de ellas sería esta: Completamente seducidos, Envueltos en la pasión y Los peligros de la pasión; las tres novelas son de la colección Harlequín oro, núm. 160, 158 y 156.
Seguiré leyendo alguna otra novela de esta autora que venga recomendada. Creo que ahora escribe women’s fiction, con el nombre de Barbara O’Neal, y como Barbara Samuel tiene histórica y contemporánea.
Valoración personal: notable, 4

Se la recomendaría a: quienes gusten de historias contemporáneas realistas.

Otras críticas de la novela:
Solo he encontrado críticas en inglés.
Para All About Romance, como ya he dicho, mereció una crítica DIK A, en la que dice que «es la clase de libro que me gustaría que fueran todos los libros genéricos. Los personajes son reales, sus problemas son reales y no se disimulan. Sarah y Elias siempre tendrán alguna dificultad con algunos de sus familiares». 
5 estrellas le dan en la crítica de Library Things
5 estrellas le otorgó The Hope Chest Reviews
4 estrellas en Amazon.com.
Para Love in the Margins se quedó en una D porque no comprendía ese empeño de la heroína por reconciliarse con su sociopático padre. Hombre, algo de razón no le falta, porque lo de este tipo es imperdonable y, lo peor, es que ni siquiera parece llegar a arrepentirse de verdad. 
Y por ser políglota, aquí comentario en Good Reads te pone la sinopsis en un idioma que es… indonesio, según veo en traductor de Google,  y tiene puntuación media de 3.73.
On Romance Writing mencionan esta novela en un post titulado «The Theme of a Romance Novel».