viernes, 17 de mayo de 2024

Crítica: “Amor, acaríciame”, de Rebecca Brandewyne



Apasionada viejunez


DATOS GENERALES

 

Título original: Love, cherish me

Subgénero: histórica / Oeste

Fecha de publicación original en inglés: 1985

Editorial: Warner

Serie: Aguilar’s Fate #1

Páginas: 576

ISBN13: 9780446300391

 

En español

ISBN: 9501512770

Traductora: Edith Zilli

Buenos Aires, 1993

Páginas: 410

 

SINOPSIS (según la contraportada)

 

Storm era su nombre… y la tormenta su destino.

Había nacido en una noche de tormenta, iluminada solamente por la luz de los relámpagos, y cuando cumplió dieciséis años, la promesa de su nombre se transformó en el destino de su vida.

Nacida en la riqueza, sería luego ganada en una apuesta por un ranchero a su libertino tío. En su camino hacia Texas para casarse con Gabriel North, sería capturada y nuevamente ganada en una apuesta por un generoso cazador de ojos azules y piel oscura, llamado El Lobo.

Un hombre capaz de matar a sangre fría, y también de poseerla con pasión y ternura, mientras ella le susurraba: Amor, acaríciame…


¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?

Sí, entró en mi lista de las mil mejores novelas románticas, versión de 2017, en el puesto 874; sin embargo, ya no pasa el corte. Es una novela que en Romantic Times consideraban una de esas favoritas de todos los tiempos. En el Top 1000 de Book Binge, aparecía la 5, nada menos, y en RomanceNovels.Me, la 112. Regan Walker la considera uno de los mejores Westerns históricos, mejores romances históricos bodice ripper y tiene uno de sus héroes favoritos, El Lobo (Wolf). En Romance Readers at Heart apareció, en el año 2005, como una favorita del lector. Y en Sweet Savage Flame, que se dedica a estas cosas antiguas, le dan cinco estrellas.


CRÍTICA

Novela histórica ambientada en la Texas de mediados del siglo XIX.

Empieza en 1866, con una escena de amorosa vida familiar, Storm con su marido y sus hijos, y cómo va al pueblo, y su mirada se cruza con la de otra señora. Se saludan, se respetan, aunque entre ellas no habrá nunca cariño.

Entonces la historia da un salto y regresa a tiempo atrás, cuando Storm es una jovencita de dieciséis años, en Nueva Orleans, enamorada de su primo André. Re cuentan entonces todo lo que ha pasado hasta llegar a ese punto.

A la hermosa criolla Storm Aimée Lesconflair (16) su tío la compromete con un rico ranchero tejano. Se siente traicionada por su familia, especialmente por su primo André, por los tiernos sentimientos de ella hacia él

Resignada, emprende el camino de su nuevo hogar. Va en una diligencia, con su Mami negra (sí, bueno, totalmente retratada en plan Hattie McDaniel en Lo que el viento se llevó), cuando los asaltan unos ladrones asesinos y... allá por la página 60 su camino se cruza con el de un pistolero letal al que llaman El Lobo y consideran mestizo. 

Los bandoleros no la tratan nada bien. Storm acaba pasando a manos de este pistolero quien, en realidad, no tiene el menor interés de llevarla consigo a ninguna parte.

Pero ella, sola, en mitad de ese mundo salvaje y desconocido, ¿Cómo se va a ganar la vida? ¿Cómo sobrevivir? La mejor opción es pegarse como una lapa a este tipo sombrío y callado. En aquella región tan salvaje, él puede conseguir que ella viva un día más, hasta salir adelante.

El Lobo es, en realidad, Rafael Bautista Delgados y Aguilar (27), hispano-tejano-mejicano-comanche de adopción. Tiene una historia trágica de pérdidas de sus padres, su herencia, la vida dura entre los comanches… La de desgracias que le pueden haber pasado en su corta vida. No es de extrañar que no quiera encargarse de una muchacha que sabe poco de la vida.

Esto es una histórica de las antiguas, de las de amor y aventuras. Son cuatrocientas páginas de idas y venidas por Tejas y otros sitios en los que a la pobrecita Storm la están intentando violar cada dos por tres.

Sí, de verdad, casi parece un chiste. Varón que le pone los ojos encima, varón que desea beneficiársela. No por nada estamos en pleno bodicerippismo. Storm se resiste heroicamente, no creáis, pues buena es ella,… salvo en el caso de El Lobo, claro. Ahí sí que se entrega alegremente a la cosa. Aunque es verdad que también él pasa bastante del tema consentimiento.

Ocurre aquí de todo, hay mucha violencia, tragedias que dejan al lector acongojado… Pasan tantas barbaridades que si la publicaran hoy, los trigger warnings ocuparían página y media. Por supuesto, hace cuarenta años no se les pasaba por la azotea advertir de nada.

Como escribí en otro sitio, se ve que los lectores de entonces éramos más recios. No hacía falta que nos advirtieran que en las novelas para adultos podían pasar cosas desagradables.

No es la primera vez que lo digo, ni será la última, que estas escritoras de antes me maravillan por el esfuerzo que hacían para dar una visión creíble del pasado, rica en detalles. ¡Qué bien escribían! Se nota incluso con una traducción tirando a ramplona, como la de este libro. Aquí Brandewyne pone la carne en el asador para reconstruir con realismo aquella forma de vida en la frontera, en particular la cultura comanche.

Las autoras de antes construían personajes con personalidad. No andaban rellenando casillas de identidades. Storm y El Lobo, como he dicho en otras ocasiones hablando de personajes de otras novelas de aquella época, no representaban nada más que seres humanos individuales, con sus defectos y sus virtudes, personas que suenan de verdad, de carne y hueso, de esas que tienes la impresión que pudieron existir, en alguna parte.

Es de esos libros que tienes que leer poco a poco, sabiendo que te van a contar una historia de amor ambientada en otro mundo, en otra época. Es lógico que hablen mucho de cómo eran las cosas antaño.

Por cierto que yo siempre pensé que esto del sexo oral lo empezaron a meter en las novelas románticas en los noventa. Va a ser que no. Esta es de 1983 y tanto El Lobo como Storm son de lo más desprejuiciados cuando se dedican a sus pasiones bajo el ardiente sol tejano.

Es un libro largo, ya digo, más de cuatrocientas páginas. La historia se divide en cinco libros, y abarca desde 1848 hasta 1866, centrándose sobre todo en Tejas, pero con un inicio en Nueva Orleans y una parte en San Francisco. Así que nada de leer deprisa, es cosa de ir poco a poco, empapándose de la historia.

Si admites que es ese tipo de romance histórico, del que se hacía de antes, entonces puedes disfrutar la novela, como me pasó a mí. Agradezco mucho que lectoras de mi blog me señalaran a Rebecca Brandewyne como una autora de las antiguas que merece la pena. Y sí, lo confirmo. Leer esta novela ha sido como leer una de las buenas de Woodiwiss o de Lindsey.

¿Es apta para lectores nacidos en el siglo XXI? Pues claramente no. A las fans de las portadas colorinchis (y no miro a nadie) les daría un soponcio en cada página e irían apuntando todas y cada una de las actitudes, palabras y representaciones políticamente incorrectas, analizarían cuestiones de raza, género, imperialismo, colonialismo, etc. y más que una review, les saldría un paper de universidad estadounidense.

Cada uno se amarga la vida como quiere. A mí me molestan otras cosas; solo que espero ser menos plasta que ellos. Ya pasará, pues todo pasa en esta vida.

Me ha parecido una novela bien trabajada. Me ha entretenido. Me temo que, a estas alturas, es el único tipo de novela romántica histórica que me queda por leer y que pueda disfrutar, la viejuna.

Valoración personal: notable, 4

Se la recomendaría a: los aficionados a las historias clásicas.

Ya lo dije con La estación del arco iris, este es uno de esos libros a los que, mira, este es el warning que yo pondría:

Abstenerse, como siempre, ofendiditos anónimos. La vida fuera de vuestras burbujas es dura, así es hoy y más lo fue en el pasado. Y pese a todo, la gente conseguía ser feliz. Fíjate tú.



Otras críticas de la novela:

No es fácil encontrar críticas de cosas tan antiguas. Normalmente, lo que encuentro son muchas páginas en la que venden ejemplares de segunda mano, tanto en español como en inglés. Las críticas que he encontrado son pocas, pero agradecidas.

En español, crítica en El rincón de la novela romántica

Positiva también es la opinión de Romina Demicheli, en su blog Novelas Románticas

Y es gracioso, en ¡¡Ábrete libro!! solo hay un comentario, que leyó un poco y lo dejó porque está «en latino» (sic). 

En inglés también gusta:

Regan de Historical Romance Review, la recomienda. 

Sweet Savage Flame, 5 estrellas

Jacqueline Diaz Romance, 5 estrellas

7 comentarios:

  1. Pues mira que me habré cruzado con libros de esta autora en mi librería habitual de segunda mano cientos de veces y nunca he comprado uno de ella, pero todo lo que cuentas sobre esta novela me encanta. No voy a despreciar yo una novela de portada colorinchi, pero reconozco que este tipo de novelas, donde la experiencia lectora es completa y no solo se limita a la historia de amor sino a todo lo que les envuelve, es mi favorita. Esas novelas que, nada más empezarlas, ya sabes que no se parecen en nada a las que se escriben ahora (con sus cosas buenas y malas, claro) y que no tratan a la lectora como si fuera una cría.
    Me apunto el título ahora mismo!
    Mil gracias por la estupenda reseña, Bona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ha pasado lo mismo, que la veía por ahí pero no me llamaba. Es todo muy exagerado, muy bodice ripper, pero tiene una calidad distinta, una ambición sincera por reconstruir el pasado que se agradece. A mi las colorinchi ya me tienen saturada...

      Eliminar
  2. Hola!
    Me alegra ver que te ha gustado la Brandewyne. Quizás esta autora no fue en su momento tan reconocida por las lectoras pero, con sus más y sus menos, yo la disfrutaba más que las escritoras que indicas ahí arriba. Recuerdo que sus novelas del oeste eran muy duras por lo realistas. Me encantaban las ambientaciones y la imperfección de los personajes, tal como comentas en la reseña.
    Genial tus apreciaciones. Como leo romántica antigua con conocimiento y perspectiva, hay aspectos que procuro cuestionar lo menos posible. Bona, ahora se lleva leer relaciones tóxicas. Le dan la vuelta a todo y parece que gustan. Algo que respeto mucho. A cada uno lo suyo.
    Muy buena crítica.
    Un 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, gracias, es de esas que no me habría animado a leer si no hay una recomendación. Buscaré alguna otra más, siempre que las encuentre asequibles. Solo la he visto de segunda mano y a precios astronómicos.

      Eliminar
  3. He estado buscando una novela más o menos así. El príncipe o Rey, no recuerdo, tiene que conocer a su prometida por primera vez y la reunión se da en la casa de los padres de la chica. La prometida no está entusiasmada con la idea del matrimonio arreglado, por lo que su hermana mayor decide ayudarla a vestirse de una manera que probablemente causará una mala impresión. La elige un vestido revelar y tacones altos. Durante la cena, ella tropieza mientras baja las escaleras y maldice, lo que provoca que el príncipe le ordene cambiarse de ropa. Este evento marca el inicio de una relación compleja entre ellos. Además, el príncipe accede a la solicitud de la prometida de que su hermana los acompañe al castillo después del matrimonio. Si alguien sabe el título o donde puedo leerla se los agradecería mucho. Gracias por tomarte el tiempo de leer ☺️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No consigo identificar el libro al que te estás refiriendo. Pero que tengas suerte y ojalá alguien te lo sepa decir.

      Eliminar
  4. Hola!!
    Otra que no he leído... pero no sé si ahora tengo estómago para ciertas escenas y algo que me tira mucho para atrás es la protagonista a la que todos adoran... tan típica de la época, sí.
    No sé, en su momento seguro que la habría disfrutado muchísimo, pero ahora estas novelas se me resisten
    Quizás si me encuentro algo de la autora en alguna librería de segunda mano me anime ;)
    Un besote

    ResponderEliminar